12 may. 2012


La doctrina del shock


La doctrina del shock
 La doctrina del shock es muy conocida desde que Klein publicara su imprescindible libro. Esta doctrina ha sido aplicada de forma sistemática desde los años cincuenta para implementar las medidas económicas que la escuela de Chicago. Estas políticas económicas no respondían a ningún criterio racional, sino a la necesidad de favorecer las inversiones de las multinacionales y de los medios financieros de Wall Street.
El futuro que nos espera.
Las medidas que se aplicaron en los años setenta en los países citados arriba son: reducción del gasto público en Sanidad y Educación, que provoca un aumento del gasto en los sistemas privados entre la población que lo puede pagar. Disminución de los trabajadores públicos y la consiguiente reducción del empleo Eliminación de las trabas para la repatriación de capitales por parte de los inversores y protección de las inversiones especulativas. Movilización de los medios de comunicación para que defiendan las medidas adoptadas por gobiernos impuestos e indignos, si no directamente golpistas.
El resultado fue introducir sus economías en un bucle destructivo que les llevó a perder las pocas conquistas que habían adquirido, entre ellas cierta autonomía y una aceptable protección social. Esto mismo es lo que se está aplicando en Europa, en Grecia, Portugal, Italia y España, especialmente.
 
 
España, año 2012
 
El caso de España es especialmente sangrante. Los capitales internacionales, impulsados por los intereses del capital español, lanzaron una campaña perfectamente orquestada en 2008 para salvar su riqueza a costa del país entero.
 
Sabían muy bien que la población no aceptaría la cruda verdad de lo que se iba a realizar, de ahí que se hizo paso a paso. Lo primero fue convencer al anterior gobierno que había que rescatar a los bancos, medida que se realizó con la excusa del Bien común y que ya ha costado la friolera de 280 mil millones de euros, el 25% del PIB español. La deuda privada se convirtió en pública con la ayuda del Banco Central Europeo: los bancos toman el dinero al 1% y lo prestan a España a una media del 4%.
 
Con este procedimiento hemos pasado de tener una deuda del 36,9% del PIB (2008), la menor de Europa, a ser del 68,7% (2012) y con perspectiva del 79% a fin de año. La maquinaria mediática ha empezado la agresión contra la verdad, inculcando que la deuda es culpa de ZP y del Estado, que es un manirroto. Los datos están claros: el aumento de la deuda se debe en un 80% al rescate bancario y en un 20% a los efectos de la crisis. Ni es culpa solo de ZP, ni mucho menos del Estado social.
 
El último de los pasos de este shock contra el Estado social pasa por convencer a la población de que estas medidas nos sacarán de la crisis. Es una pura falacia, saben que España va camino de la quiebra absolutay este mentalidad es buscada para conseguir meter tanto miedo que nos quedemos paralizados, como ya hicieron en Argentina o Chile, en Indonesia o El Congo. La doctrina del shock se está aplicando contra los españoles de forma precisa y sistemática y nos va a costar el futuro de nuestros hijos. Nos dejan pocas salidas y ninguna buena, pero hacemos algo o esto nos llevará a una oscura caverna durante decenios.
 
Quizás sea esta la forma de crear otra vez la conciencia perdida. Pero a un precio demasiado alto. http://blogs.gamefilia.com/statux/

No hay comentarios: