28 sept. 2010

No nos olvidaremos nunca de este Reyezuelo sin corona -Felipe González--, ha sido el personaje que mejor supo venderse, mientras en la parte de atrás de su reinado se cocían los peores escándalos que un país democrático pueda consentir, supo igualarse a los nazis en su época de gloria . Ahora en el Mundo se comienzan a publicar y a conocer graves acciones delictuales que desde el PSOE y gente sin escrúpulos organizaban y pagaban con dinero público o de comisiones, o vayan a saber ustedes de donde venían. Que los responsables de graves actos no han pagado, eso era un secreto a voces. Le han echado toda la culpa a Roldán y siempre supimos que éste era solamente un despiste para aplacar y no llegar a los verdaderos responsables. Hoy después de muchos años se sabe o comienza a conocerse lo que todos sabíamos, pero hay que preguntarse: ¿Qué hizo el estado de derecho, la justicia, las Fuerzas de Seguridad del Estado?, aquí es donde se halla el centro de la cuestión, ¿qué pasa con las garantías de un estado de derecho ?, ¿qué posibilidad tiene el más pequeño de los españoles de ver garantizados sus derechos si no pertenece al PSOE o una familia de bien?. Todavía resuenan en mi cabeza las reuniones que mantuve en Ferraz con Benegas, militante destacado del PSOE, y buen cocinero con arte culinario para hacer cualquier plato de comida, --íntimo de sus escoltas que pasaron a ser sus personas de confianza--, reuniones que son para alegrar el día de cualquiera; han usado el estado como si fuera su propia casa y al que se opusiera legítimamente lo arrojaban a los leones sin el menor rubor. Así pasó con los Guardias Civiles democráticos que nos opusimos a que se utilizara con fines privados la Institución, --aún recuerdo cuando se me ofreció montar la promoción Pablo Iglesias en la Guardia Civil a lo que por supuesto me negué--que sirviera sólo a unos pocos en detrimento de los Españoles, e inmediatamente cientos de Guardias Civiles anónimos fueron encarceladas, sin garantías algunas, nuestro lider, amigo y compañero el Cabo Manuel Rosa Recuerda torturado, encarcelado por nueve años y medio y asaltada su casa y su familia en medio de la noche, al igual que la mía y la de otros muchos compañeros. Y por qué, simplemente por que nos atrevimos a ejercer el derecho constitucional de asociación al amparo del veintidós del vigente texto constitucional, solicitar poder solicitar de manera pacífica el crear y pertenecer a una asociación democrática, dichas acciones llevó una persecución sin límites y a que las propias sentencias favorables del Tribunal Constitucional y del TEDH, que nos dieron la razón siguen en el día de hoy sin ejecutar, España con el PSOE se convirtió en un gran campo de concentración nazi, donde la democracia fue secuestrada y permitida sólo para unos pocos: los del PSOE y sus amigos; y cuando lo decimos tan alto y tan claro es porque podemos demostrarlo con nuestro testimonio y con los documentos y hechos que lo acreditan, los muertos , nuestros muertos Guardias Civiles desde sus tumbas al igual que los vivos, exigen justicia.