11 ago. 2008

Asesinado un jóven de Vigo en su casa.


Era un chico muy conocido en su barrio, fue vilmente asesinado en su propio domicilio por una chica que convivió varios días con el cadáver, algo inaudito, es un caso más de la terrible violencia que padecemos, un sabio clásico decia: " tenemos que hacer pocas leyes buenas y que se cumplan, no muchas malas y que no se cumplan", nuestra sociedad actual falla desde el inicio, y muy especialmente en las familias, los ejemplos vicarios que damos a nuestros descendientes los preparan para el fracaso y un ejemplo claro lo tenemos en las escuelas , donde la profesión de docente ya está situada entre una profesión de alto riesgo.
Se debe hacer un análisis ecosistémico para llegar a un diagnóstico, y reparar lo mal hecho, pero es muy difícil evaluar para reparar con los ejemplos que vemos a diario,--nuestra Televisión , nuestra clase política etc-- la escuela fomenta la pasividad y no el esfuerzo, el fracaso escolar supera cuotas del treinta por ciento, nuestros dirigentes políticos no se enteran o se enteran de ser personajes privilegiados, con grandes sueltos, seguridad social privada, escoltas, visa oro etc. los docentes muy mal retribuidos, las fuerzas de seguridad del estado mal pagas , y apartadas de lo que entiende llegando a existir unidades donde la mayoría de los Guardias Civiles están de baja psicológica y ya no quiero hablar de nuestros tribunales llamados de justicia.
La realidad está a la vuelta de la esquina, y para muestra un botón, la violencia e inseguridad es cada día mayor, las leyes se hacen para aplicárselas a los más desfavorecidos, y si nos referimos a la inmigración descontrolada España va a la cabeza, se emiten órdenes de expulsiones que no se ejecutan o se llevan a la práctica, existiendo inmigrantes con numerosas órdenes escritas y firmes de expulsión que son puestos en la calle con una copia del pasaporte, vulnerando nuestro derecho positivo, para de este modo alimentar la inseguridad, no se les deporta, no se cumple la ley y se les deja en territorio nacional sin poder trabajar para comer etc. este es el país de los señoritos del Congreso y del Senado, que sólo saben salir en televisión para vender su producto a unos clientes que no se ocupan de pedir calidad y responsabilidad, de todos modos debemos influir con el mayor esfuerzo para expulsar de la cosa pública a estos irresponsables que nuevamente vuelven a hundir nuestra sociedad y nuestro país, no podemos quedar impasibles viendo como nos hundimos.


HOMICIDIO Detenida una mujer por la muerte a puñaladas de un joven en Vigo
Jesús Fernando Benavides, de 26 años, fue encontrado en la cocina de su casa con cuatro cuchilladas

Autor: Luis Carlos Llera
11/8/2008
La Policía Nacional detuvo anoche a una joven como supuesta autora de la muerte a puñaladas de un joven en Vigo, que apareció tirado en el suelo de la cocina de su casa, en el número 38 de la avenida de Castelao, con cuatro puñaladas en el cuerpo. La detención se produjo a las once y media de la noche de ayer, en el domicilio de la víctima, que había sido visto por última vez en compañía de la chica en la madrugada del pasado viernes.
Al parecer, José Fernando Benavides Rioboo, de 26 años, entabló amistad con la mujer en el bar Acuario, de la calle Hospitalidad, cerca de varios locales de alterne. Sus amigos manifestaron ayer que nunca antes lo habían visto con ella. A las ocho y media de la tarde de ayer la Policía Local de Vigo recibió una llamada de una persona preocupada porque el joven no respondía al teléfono. Los agentes dieron aviso a los bomberos, quienes entraron por la ventana de la vivienda, un primero, y se encontraron en la cocina con el cuerpo sin vida de José Fernando con una puñalada en el abdomen y tres en la espalda.
Escondida
Varios agentes de la Policía Nacional se presentaron en la vivienda y pudieron comprobar que la casa estaba muy revuelta. Después de un registro, encontraron a la joven ahora detenida, que al parecer intentaba pasar desapercibida. El joven asesinado, conocido por Choche, era apreciado en el barrio y no se le conocía «ningún enemigo», según manifestaron anoche algunos vecinos, quienes subrayaron que «se trataba de una persona formal y muy afable». Solía parar con sus amigos en una cafetería próxima, Santa Mónica, y trabajaba de disyóquey en el pub La Ruina, en la Gran Vía. Al parecer, había tenido algún conflicto en el trabajo. Antes de este trabajo, había sido reponedor en Alcampo y en Indugasa.
La joven detenida, que fue acompañada al coche esposada y custodiada por dos agentes, fue increpada en el portal de la casa: «¡Ojalá te mueras. Yo llamé el sábado y no me abriste la puerta, y ya lo habías matado!», gritaba una persona, a la que acompañaban otras que llamaron «asesina» a la mujer, morena y vestida con una chaqueta de color azul oscura, y que llevaba la mano derecha vendada.
Uno de los familiares de José Fernando tuvo que ser atendido de una crisis tras conocer el trágico desenlace. Al cierre de esta edición la policía científica continuaba tomando muestras en la vivienda y aún no se había producido el levantamiento del cadáver.