5 sept. 2008

Si el caso de Villa PSOE sucediera en EEUU estaríamos hablando de un Watergate

Publicado en Periodista Digital el 04.09.2008
José Piñeiro: "Si el caso de Villa PSOE sucediera en EEUU estaríamos hablando de un Watergate"
Luis Balcarce y Miguel Pato (PD)-. En la Isla de Arosa, levantado en un pinar y a pocos metros del mar, se levantará una villa propiedad del dirigente socialista Pepe Blanco. Es más, cuando hace año y medio se iniciaron las obras sobre todas las casas de la zona existía un expediente abierto y la imputación de una multa. Pero de la noche a la mañana toda la zona ha sido declarada legal para construir. Eso ha soliviantados a los vecinos que agrupados en la Confederación de Afectados por Estafas Inmobiliarias-CAFINES, han puesto el grito en el cielo. Hablamos con uno de los asesores de esta organización, José Piñeiro González.
Ustedes han denunciado que José Blanco se está construyendo un inmueble a menos de 100 metros del litoral en una flagrante vulneración de la Ley de Costas. ¿Podría explicarnos brevemente este caso?
Ya se está terminando una obra napoleónica en plena playa donde tendrán su excelsa residencia de verano el dirigente socialista José Blanco y otros insignes jefes del mismo partido llamado obrero y español.
¿Cafines ha aportado documentación sobre esta denuncia?
Cafines ha presentado más de 600 folios en varios volúmenes ante la Fiscalía con una serie de lo que considera irregularidades para que se abran las pertinentes diligencias.
¿Debería derribarse ese inmueble por estar en una ubicación ilegal?
Está a límite cero de la servidumbre pública e invadiendo, desde nuestro punto de vida, el paso público.Lo curioso y grave es que en su día la Xunta y el departamento de Costas abrieron expediente e, incluso, obligaron a pagar multas a las viviendas que están detrás de la construcción que nos ocupa.Pero de la noche a la mañana el ayuntamiento de la Isla de Arosa (segregado de Vilagarcía de Arosa) declaró legales todas las casas de la zona. Hay que tener en cuenta que cuando hace año y medio se iniciaron las obras de “Villa PSOE” toda la zona se encontraba en manifiesta ilegalidad.Por eso Cafines sospecha de que en este caso hay algo raro. Es decir, las construcciones de la zona, de repente, son legales. Estimamos que detrás de todo ello se esconde un concurso de delitos de extrema gravedad. Máxime cuando de altos representantes públicos tienen ahí dos viviendas.
¿José Blanco se ha pronunciado sobre este tema?
El señorito José Blanco lo único que ha hecho es seguir de vacaciones. Que por cierto, antes lo veían por el supermercado todos los días. Ahora no aparece por allí. Sabemos que estuvo en la isla pero no se ha pronunciado porque está por encima del bien y del mal. En lugar de salir al paso y aclarar lo que haya que aclarar o rendir responsabilidades públicas se calla y acrecenta más las dudas.Desde nuestro punto de vista, los representantes públicos actuales se dedican a cobrar suntuosos salarios a finales de mes y a pasar de los problemas que tienen los ciudadanos, sobre todo en estos tiempos de crisis.
¿Es la Isla de Arosa un territorio al margen de la ley?
Lo que parece ser es, sin duda, un territorio privilegiado para los que no tienen crisis. Estos políticos que tienen que dar ejemplo y más en tiempos de crisis no pasan por ninguna crisis, muy al contrario. Se permiten el lujo de invertir y de pasar unas vacaciones en una zona privilegiada que pagamos todos.
¿Han solicitado documentación alguna a la Administración Pública?
Eso es lo grave del asunto. El Ayuntamiento de la Isla de Arosa, con su alcalde y concejal de urbanismo al frente, ante los requerimientos efectuados solicitando diversa documentación para saber si era cierto lo que Cafines dice, hasta el día de hoy no hemos recibido respuesta.Hay un silencio administrativo que desde nuestro punto de vista oculta alguna irregularidad. Porque a los archivos públicos municipales tiene que tener acceso cualquier ciudadano.Por poco que se investigara saldrían a la luz muchas irregularidades. Si esto sucediera en EEUU estaríamos hablando de un Watergate.Es hora de quitarle la patente de corso que tienen nuestros representantes políticos. Es vergonzoso ver con la impunidad con la actúan amparándose en las soberanía nacional, en las votaciones… para enriquecerse.