19 abr. 2009

Una poesía desde el Corazón de un poeta amigo: JOSMAN

NUESTROS GUARDIAS REPRESALIADOS.

Excmo. Sr. Presidente del Gobierno, si dejamos una sola argolla de la cadena del pasado, estaremos condenados a recordarla de por vida. La memoria histórica de España, prenderá de una escarpia, donde los errores del ayer, serán un presente en nuestras retinas y en nuestras almas, y es que don José Luis, no hay historia sin verdad, y verdad sin historia.

Los poetas estamos obligados, a buscarla y a retratarla con la palabra escrita, por que no podemos escribir de rosas, sabiendo que atrás dejamos tanta espina…


Estos nuestros guardias represaliados,
hoy siguen esperando Zapatero
un volver, por verte justiciero,
al sacarlos del glaciar por congelados.

Soñaban libres, y fueron apartados
por sentir real este sendero
asociativo, por duradero,
que hoy, es gozo doble ilusionado. (1)

Esperan José Luis de ti un gesto,
en esta España de memoria alada,
no lances la esperanza al cesto

de la memoria fría, olvidada.
no entierres este error en lo funesto
rompe ésta injusticia encadenada.

Leganés, 19 de abril de 2009-04-19

José Manuel García García (JOSMAN)

Una poesía desde el Corazón de un poeta amigo: JOSMAN

NUESTROS GUARDIAS REPRESALIADOS.

Excmo. Sr. Presidente del Gobierno, si dejamos una sola argolla de la cadena del pasado, estaremos condenados a recordarla de por vida. La memoria histórica de España, prenderá de una escarpia, donde los errores del ayer, serán un presente en nuestras retinas y en nuestras almas, y es que don José Luis, no hay historia sin verdad, y verdad sin historia.

Los poetas estamos obligados, a buscarla y a retratarla con la palabra escrita, por que no podemos escribir de rosas, sabiendo que atrás dejamos tanta espina…


Estos nuestros guardias represaliados,
hoy siguen esperando Zapatero
un volver, por verte justiciero,
al sacarlos del glaciar por congelados.

Soñaban libres, y fueron apartados
por sentir real este sendero
asociativo, por duradero,
que hoy, es gozo doble ilusionado. (1)

Esperan José Luis de ti un gesto,
en esta España de memoria alada,
no lances la esperanza al cesto

de la memoria fría, olvidada.
no entierres este error en lo funesto
rompe ésta injusticia encadenada.

Leganés, 19 de abril de 2009-04-19

José Manuel García García (JOSMAN)

El nuevo delegado del Gobierno de Galicia un político con la habilidad de escucha y cercano al pueblo


Antón Louro «A Delegación do Goberno precisa capacidade política, técnica e interlocución»

Desaparecido desde que o seu nome se liga á Delegación do Goberno para substituír a Manuel Ameijeiras, Antón Louro (Carnota, 1952) acaba de regresar dunha viaxe privada.
-¿Como se atopa?
-Aproveitei moi ben estes días para facer unha viaxe que tiña prevista dende hai moito tempo e atender uns compromisos familiares que tiña pendentes.
-Bueno, vai ser vostede o próximo delegado do Goberno en Galicia.
-O que hai é a vontade e a proposta da dirección política do partido en Galicia e da dirección federal do partido en relación cun posible nomeamento que poda recaer na miña persoa. Comprenderá que tratándose do que se trata eu teño que ser moi cauto e moi prudente e esperar que as cousas sexan como teñan que ser. E non se pode, como se di, poñer o carro diante dos bois.
-O que se busca é darlle un peso máis político a un cargo destas características ¿A vostede apetécelle, ou prefire a xestión diaria na política?
-Eu creo que a política ten moito que ver coa xestión en todos os ámbitos. Non se pode facer política sen facer xestión. Isto de separar os políticos e os técnicos é algo que me gusta regular. Creo que un político ten que ter unha formación técnica importante. Cando careces dunha formación técnica tampouco podes levar adiante unha xestión en condicións. En todo caso a Delegación do Goberno ten uns cometidos regulados por lei: coordinar a acción política do Goberno no ámbito da comunidade autónoma de Galicia. E eu creo que esa é unha función política de primeiro nivel, e aí necesítase xente con capacidade política, técnica e capacidade de interlocución.
-¿Falta darlle un maior impulso político, unha maior visualización ao posto?
-Eu creo que todas esas cousas hai que velas no seu momento.
-Di o PP que o seu nomeamento é un paso previo para preparar a medio prazo o desembarco de José Blanco para optar á presidencia da Xunta de Galicia.
-Iso é unha opinión que eu respecto pero que non ten nada que ver coa práctica política que fai o PSOE.
-¿Apetecíalle vir a Galicia e deixar o Congreso?
-Eu son unha persoa á que lle gusta estar na política con moita intensidade e facelo coas necesidades e a vontade política do propio partido, ben no Congreso, ben en outra tarefa que se me encargue. voz de galicia

El PSOE entre Catalanes y Madrileños u otros

Ya comieza el baile en esta sala--mejor dicho ya había comenzado cuando le dieron a don josé blanco la vicesecretaría-- los catalanes no van a permitir que el PP de Madrid --CCAA --les quite el dinero ,y el PSOE corre el riesgo de que el PSC retire el apoyo de sus diputados; por otro lado la jugada de división en el seno del PP que pretende el cerebro de Palas, entre Aguirristas y los seguidores de Rajoi, no tiene visos de sequir al alza por mucho dinero que salga de fomento después de la pérdida de las elecciones gallegas, que genera un nuevo capítulo histórico de la Reconquista de España.
El cerebro de palas, trata de aguantar al igual que este gobierno de ZP, para volver a la confrontación cuando la crisis se solucione por si misma y tener garantías de éxito y una vez caído el cerebro recular en Galicia con todos los cuadros que a su alrededor se está granjeando a través de nombramientos de cargos públicos.
Ay Pepiño, no te das cuenta que te vigilamos de cerca y ten en cuenta qué: "Las cosas Grandes comienzan por cosas muy pequeñitas". Piensa luego existe, Qué hacer......

yo acuso, un ejemplo de emile Zola rompiendo conspiraciones

sentado en la quietud llega la primavera y la hierba crece sola.

J'accuse...!

De Wikipedia, la enciclopedia libre

El Yo acuso (en francés J'Accuse) de Émile Zola es un alegato en favor del capitán Alfred Dreyfus, en forma de carta abierta al presidente de Francia M. Félix Faure y publicado por el diario L'Aurore el 13 de enero de 1898 en su primera plana. Ese mismo título, fue usado en un discurso de Pablo Neruda, cuando era Senador del Congreso Nacional de Chile, tras la aprobación de la Ley Maldita.

Zola y el Caso Dreyfus [editar]

El artículo en L'Aurore
En 1894, el Caso Dreyfus sale a la luz, y se acusa al capitán Alfred Dreyfus, de treinta y cinco años, judío y alsaciano, de alta traición. Pese a las declaraciones de inocencia del acusado (declaraciones que no se hacen públicas), se lo condena a cumplir cadena perpetua en la isla del Diablo, en la Guayana francesa.
En marzo de 1896, el nuevo responsable del Service de Renseignements, el coronel Picquart, descubre un telegrama que no deja dudas de que este último no es el informador de los alemanes en Estado Mayor francés. Picquart informa a sus superiores y expresa su convicción de que fue un error atribuir el escrito a Dreyfus. No obstante el Estado Mayor destina a Picquart a la frontera del este y, posteriormente, a Túnez. Los tribunales militares se niegan a revisar el caso Dreyfus y tratan de sofocar el escándalo, pero no logran evitar que algunos rumores alerten a personalidades de la izquierda.
En 1897 -con la ayuda del periodista Bernard Lazare, del senador Scheurer-Kestner y del diputado Joseph Reinach-, Mathieu Dreyfus, hermano de Alfred, promueve una campaña en Le Figaro para exigir que se investigue a Esterhazy y se revise el juicio de 1894. Los conservadores reaccionan de inmediato. Indignado, Émile Zola, próximo a la izquierda radical y a grupos socialistas, entra en liza. La campaña de Le Figaro rompe la conspiración de silencio.
En diciembre de
1897, Esterhazy, cuya letra es idéntica a la de los facsimiles del escrito que la prensa ha reproducido, es inculpado y comparece ante un tribunal militar; los jueces lo absuelven en enero de 1898.
Zola, consciente de los riesgos que corre, plantea la cuestión ante la opinión pública en su célebre carta al presidente de la República, titulada «Yo acuso» (J'accuse) publicada el 13 de enero en L'Aurore. Ese mismo día, la policía detiene al teniente coronel Picquart. La polémica enardece al país y se desencadenan las hostilidades entre la derecha militarista y la izquierda socialista o radical.