30 ago. 2007

El Ministro de Defensa un gran hombre empeñado en que nada cambie al servicio de España .


Criticaban en la era de la dictadura las actitudes y el poder de los Generales, y ahora se disculpan con ellos -que no tienen poder ni influencia política- para no reparar la gravedad de los hechos y afrentas cometidos con los Guardias Civiles democráticos, una nueva barbaridad; este gobierno ha sido el primer gobierno de la democracia que ha sido condenado por el TEDH de Estrasburgo por vulnerar gravemente los derechos humanos de los Guardias Civiles y defensa sigue sin querer reparar los graves daños a tenor de la sentencia publicada en Noviembre del 2006; otro gran disparate, y la culpa nuestros queridos Generales; sin duda el titular de defensa demuestra una gran cobardía, dicen: el valor se le supone, y en el presente caso ni lo conoce, es hora de la memoria histórica para aquellos que han sido separados del servicio por demócratas.

La Historia de vida y de trabajo de Don José Blanco servidor público que ha vivido siempre para y de la política


A don José la va muy bien la vida, se lo merece al igual que a los compañeros de clase política que cada día viven mejor, pero lo tienen muy merecido por sus desvelos y trabajos en pro de los intereses.. de todos, a nuestro gran sacrificado don Pepe para seguir con sus desvelos lo hemos desplazado a una nueva casa a las Rozas, de Galicia al cielo, perdón digo Madrid, hago reflejo de su trayectoria de aquel que en la Universidad de Santiago ere conocido por "Lupe"

Nació en Palas de Rei (Lugo), el 6 de febrero de 1962. Está casado y tiene dos hijos. Inició estudios de Derecho en Santiago de Compostela.Ingresó en el PSOE en 1978. Fue Secretario General de Xuventudes Socialistas de Galicia y miembro de la Ejecutiva Gallega del PSdeG-PSOE. Secretario General del PsdeG-PSOE de Lugo. Es miembro del Comité Nacional gallego y del Comité Federal.

Después dicen que los políticos no trabajan, fijaros si lo hacen que con su única y exclusiva dedicación a la política ha logrado lo que la mayoría de los trabajadores españoles no son capaces de conseguir en toda su vida, otra vez enhorabuena.

Sobre el Estado del Bienestar y las representaciones políticas.


Como he comentado en artículos anteriores respecto a la "clase política" que gobierna este país -espero que no me vengan a buscar para ingresar en la cárcel por opinar, como ya hicieron en otra época por solicitar el derecho de asociación para los Guardias civiles- son una clase que cada día aumenta más su riqueza y su renta -ver sus salarios y su vida después de dejar la política- y que son un mal ejemplo para todos los ciudadanos; Yo siempre digo: el problema no está en los sujetos sino en los aprendizajes, y los aprendizajes a los que nos someten los políticos son las causas del fracaso escolar, la exclusión y la inadaptación, me averguenzo de las personas responsables de este país, Gobierno y Oposición, todos juntos no valen un denario.

En las campañas electorales se acercan y prometen para a los pocos días incumplir, no se acuerdan de sus palabras y mucho menos del juego democrático que obliga, al consenso, al respeto a las libertades públicas, a la proximidad social - la tenían cuando pedían el voto- a la formación e información y a un mando responsable, mal va este país, con este gobierno y con esta oposición, algo hay que hacer para terminar con estos tipos.

Riflin, dijo en 1996, "Para el creciente número de personas que no tendrán puesto de trabajo alguno en el sector del mercado, los gobiernos tendrán dos posibilidades: financiar políticas de protección o construir un mayor número de prisiones para encarcelar a cada vez mayor número de criminales o finaciar formas alternativas de trabajo en el sector de voluntarios", en una palabra estos impresentables llevan al país al desastre sólo ven por sus propios intereses que cada día arruinan más las arcas públicas, y al lado pensiones miserables, no tienen valores y mucho menos conocen la Justicia, están llegando al límite de la legitimidad, que se lo pregunten al pensionista que cobra trescientos euros al mes, que escasamente les llegan para tomar un café o comprar una barra de pan, por ahora, en fin, un despropósicto propio de gobernantes incalificables.......