25 dic. 2009

Los UMEDOS de la Guardia Civil veinte años después ganaremos la guerra contra el estado nazi instaurado por Felipe González.

Los que sufrimos las maniobras delictuales nazis del estado dirigido por el Rey Sol, Felipe González no nos olvidaremos nunca de lo que es vivir en una democracia ausente sin respeto para los derechos humanos y constitucionales; ni la sentencia del TEDH que condenó a España y a su Gobierno han sido capaces hasta el día de hoy de corregir sus graves hechos , los cuales entre otros llevó a la cárcel más de nueve años a nuestro querido compañero y amigo El Cabo Manuel Rosa Recuerda, simplemente por peticionar poder peticionar una asociación cultural y deportiva, curiosamente ganó el recurso de amparo en el TC en el año 1993 y la administración no ha ejecutado y cumplido la sentencia emitida por el alto tribunal, curioso pero real , un estado donde los grupos políticos hablan de la ley, de su cumplimiento y hace añicos los derechos de sus ciudadanos, lo mismo que con el alto tribunal Europeo de derechos humanos.

Ayoze García. Las Palmas de Gran Canaria



Portada de uno de los documentos relativos a la 'operación Columna'. / Canariasaldia.com

Unos de los afectados por la 'operación Columna', que se inició hace 20 años para sofocar el asociacionismo en el seno de la Guardia Civil, cuenta su experiencia para Canariasaldia.com.


A finales del pasado mes de septiembre, se aprobaba una Proposición No de Ley (PNL) presentada por Unión, Progreso y Democracia (UPYD), cuyo texto definitivo es el siguiente: "El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a revisar de manera individualizada los casos de guardias civiles expedientados por reivindicar sus derechos constitucionales, anulando a todos sus efectos aquellas sanciones manifiestamente injustas".

José Piñeiro es uno de esos agentes "represaliados" y que ahora esperan un reconocimiento. Según declara a Canariasaldia.com el también presidente del Sindicato Unificado de la Guardia Civil (SUGC), esta iniciativa parlamentaria supone el primer paso para cerrar el que podría considerarse uno de los episodios más oscuros y desconocidos de la historia reciente de España: la operación Columna, que se habría puesto en marcha a finales de 1989, hace justo 20 años, para sofocar el llamado "movimiento sindicalista clandestino" dentro del Cuerpo.



Intervención de Rosa Díez en defensa de la PNL para la readmisión de guardias civiles expulsados.

"Se nos atribuyeron delitos con pruebas y antecedentes penales falsos, y se detrajeron recursos de otros asuntos como la lucha antiterrorista", asegura Piñeiro, quien cifra en unas 80.000 las personas afectadas por esta operación supuestamente orquestada desde la propia cúpula de la Guardia Civil que en aquel momento dirigía Luis Roldán.

"Montaron mi detención con pruebas falsas, a través de un periodista", relata José Piñeiro, que en la actualidad no ejerce como guardia civil. Episodios como el suyo aparecen reflejados en un dossier al que ha tenido acceso este periódico con 100 páginas de documentos sobre la operación Columna, que en su mayor parte aparecen clasificados como secretos y fechados entre 1988 y 1991.

Entrevista 'amañada'

En concreto, un informe de 12 de julio de 1990 y donde figura el encabezado del Servicio Central de Información de la Dirección General de la Guardia Civil da cuenta sobre las acciones para la "desarticulación del comité del SUGC de Vigo".

"Provocar algún hecho para obtener una prueba"



La documentación sobre la operación Columna contemplaba la posibilidad de "provocar algún hecho para obtener una prueba", siempre y cuando se solicitara antes a los superiores.

Sigue leyendo...

Antecedentes en Canarias



Una nota deja entrever asimismo que ya en 1985 había preocupación por las "conductas atípicas" que a juicio de los superiores se pudieran presentar entre los guardias civiles canarios.

Sigue leyendo...

Siguiendo instrucciones de un juez togado para "completar las pruebas que se deducen de la intervención telefónica en curso", el autor de informe expone la necesidad de "que el guardia segundo José Piñeiro González, objetivo número 13 de la 'operación Columna', conceda y celebre una entrevista a cualquier representante de un medio de comunicación social", así como de que "la entrevista sea publicada" y que "se recoja en las escuchas la concesión de la entrevista y comentarios sobre la publicación de la misma".

Según este mismo informe, "a través de un colaborador del Servicio, relacionado con los medios de comunicación social, la entrevista fue concedida y celebrada". Se deja constancia, por último, de que "la concesión de la entrevista y, posteriormente, su contenido han quedado reflejados en las escuchas telefónicas a las que está sometido el objetivo".

Consecuencias

Escuchas telefónicas a familiares y amigos de los agentes, fabricación de pruebas... "y miles de compañeros que han sido ingresados en psiquiátricos", asegura Piñeiro. No es la primera vez que un medio de comunicación se hace eco de estos supuestos hechos relacionados con la operación Columna.

Sin embargo, el presidente del SUGC se muestra moderadamente optimista ante los últimos acontecimientos: "Queremos que se nos meta en la memoria histórica a los guardias civiles que hemos sido represaliados. Hubo unanimidad en el Congreso el 30 de septiembre respecto a la Proposición No de Ley presentada por Rosa Díez, y el Gobierno la está tramitando para reingresar a todos los guardias civiles que fuimos separados del servicio por solicitar una asociación cultural y deportiva".

José Carlos Piñeiro considera además que "el ministro Rubalcaba está cumpliendo su palabra, y lo que hemos pedido es una investigación profunda, aunque sea callada, y que se depuren responsabilidades".

Y aunque el presidente del SUGC afirma tajantemente que "la operación Columna sigue en marcha", y que es "de tal calibre" que afecta a otros aspectos como la lucha contra el terrorismo, concluye: "Estamos dispuestos a cerrar todas las heridas, siempre y cuando se garantice el respeto a los derechos humanos".


El PSOE llevó a cabo bajo la dirección de Felipe González actos ilegales y muy graves sóloo admisibles en un gobierno Nazi.

OPERACIÓN COLUMNA, OPERACION CONTRA LOS DERECHOS HUMANOS Y CONSTITUCIONALES EMPRENDIDA POR FELIPE GONZALEZ - EL REY SOL-- CONDENADO POR EL TEDH EN NOVIEMBRE DEL AÑO 2006, ESTE HECHO LO DEBERÍA INHABILITAR PARA TODO TIPO DE RESPONSABILIDADES Y EXIGIR RESPONSABILIDADES POLÍTICAS Y PENALES.
En 1989 comenzaba la operación Columna, supuestamente orquestada desde la cúpula de la Guardia Civil para combatir el asociacionismo dentro del Cuerpo. Según se desprende de documentación a la que ha tenido acceso Canariasaldia.com y ha confirmado el actual presidente del Sindicato Unificado de la Guardia Civil (SUGC) y uno de los objetivos de la operación, José Piñeiro, las acciones se llevaron a cabo en "todo" el territorio nacional, incluida Canarias.En los prolegómenos de la operación, según figura en el anexo de un documento de la Dirección General de la Guardia Civil con fecha de agosto de 1989, se incluye dentro del "personal de las distintas zonas sobre el que se poseen pruebas informativas de su pertenencia al movimiento sindical clandestino" a un guardia en Tenerife. Y en otro informe, al dar cuenta del transcurso de las actuaciones contra el SUGC, se menciona que "se están formando comités en Palma de Mallorca y Las Palmas de Gran Canaria que, hasta el momento, no ofrecen preocupación".Una "nota informativa" también de la Dirección General del Cuerpo deja entrever asimismo que ya en 1985 había preocupación por las "conductas atípicas" que a juicio de los superiores pudieran presentar los guardias civiles en el Archipiélago. Con fecha de noviembre de 1985, el documento se dirige a la "línea del Puerto de la Luz", en concreto al personal de los puestos de los muelles Santa Catalina y Reina Sofía.Dice la nota: "Se tiene conocimiento esporádicamente en este Servicio que personal del Cuerpo bien en ocasiones del Servicio, bien en su vida familiar o relaciones con sus compañeros, desarrolla conductas atípicas, que en algunos casos no siendo merecedoras de correctivo, sí puede resultar aconsejable una terapia de conducta dentro de una labor preventiva, tanto para salvaguardar el prestigio del Cuerpo, como para prestar el apoyo necesario a este personal"."Como quiera que este conocimiento llega al Servicio de Psicología y Psicotenia de forma casual y siempre a destiempo", prosigue el documento, "es necesario tener noticias de tales conductas por lo que se considera conveniente que los mandos de las distintas unidades, remitiesen a dicho Servicio informe o nota informativa sobre la conducta anómala observada en sus subordinados, así como las bajas producidas por padecer enfermedad mental".Cabe destacar por último que en otros documentos internos de la Guardia Civil (por ejemplo uno de la Comandancia de Vizcaya con fecha 18 de abril de 1989) se incluyen entre los "comportamientos atípicos" los "intentos de constituir asociaciones sindicales".

España necesita una reforma estructural de su Justicia, con parámetros anglosajones y con acceso universa del ciudadano a ella.

EL JUEZ Y POLÍTICO SR. GARZON PIDIO MÁS DINERO AL SANTANDER
En la puerta de una universidad americana aparece el rótulo :
"Tendrás tanta Justicia como dinero tengas para pagarla"
Recordar que el Presidente del banco Santander estaba imputado por delito en el Juzgado que dirige este Juez y político.
Hechos como éstos demuestran cómo funciona nuestro país, donde todo vale y la ética y los valores no se conocen.
Si miramos para atrás y vemos la historia no nos sorprendemos, recuerdo --y me lo reconoció en su despacho de la AN en Madrid-- que a los Guardias Civiles Democráticos nos había fallado, que había olvidado sus promesas, muy simple, nos había engañado y traicionado.

Baltasar Garzón pidió al Banco Santander para financiar el ciclo de coloquios que dirigió en la Universidad de Nueva York entre 2005 y 2006 más dinero del que finalmente le concedió la entidad. El propio banco llegó a calificar de "ambiciosas" las pretensiones económicas del juez, que se dirigió personalmente a su presidente, Emilio Botín, para que patrocinara sus actividades académicas en Estados Unidos durante el insólito permiso de estudios que le concedió el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
El magistrado de la Audiencia Nacional sorprendió ayer a la judicatura en pleno al remitir un escrito al CGPJ en el que denuncia las "filtraciones interesadas" que, a su juicio, le dejan en "una situación de grave e irremisible indefensión". Garzón se refiere a la publicación por diversos medios -entre ellos El Confidencial- de la correspondencia que mantuvo con la cúpula del Santander para que financiase los coloquios que dirigió en el Centro Rey Juan Carlos I de la Universidad de Nueva York. La entidad financiera, finalmente, aceptó patrocinar sus actividades académicas con una donación de 302.000 dólares.
El 21 de abril de 2005, Garzón mantuvo un primer encuentro en Nueva York con Gonzalo de las Heras, por aquella época director general del Grupo Santander en Estados Unidos, para trasladarle su propuesta de ayuda económica. Al día siguiente, De las Heras remitió una carta a Botín para informarle de los detalles del almuerzo compartido la víspera con Garzón. En la misiva, a la que ha tenido acceso El Confidencial, el alto ejecutivo explicaba que se comprometió con el magistrado a "transmitir su propuesta a Madrid". Pero, a continuación, añadía con cautela: "Le dije que le ayudaríamos en la medida de nuestras fuerzas, pues los bancos siempre tienen que pensar en sus accionistas".
De las Heras advertía en su carta que la propuesta de Garzón para financiar el primer ciclo de coloquios -inicialmente titulado España al día y luego rebautizado por el propio juez como Diálogos transatlánticos- era "ambiciosa", aunque no detallaba las cantidades. Sin embargo, entre los documentos que el Santander remitió el pasado 21 de octubre al Tribunal Supremo -a los que también ha tenido acceso este periódico- sí se incluye el presupuesto que el Centro Rey Juan Carlos I de España envió a la entidad financiera para su aprobación. La cantidad reclamada para ese ciclo inaugural de coloquios era de 235.000 dólares, aunque finalmente el banco sólo entregó 169.000 dólares.
Para el segundo ciclo de conferencias, titulado Derechos humanos y seguridad jurídica en Iberoamérica, Garzón reclamó a la entidad financiera 125.000 dólares de patrocinio, pero sólo obtuvo 100.000 dólares.
La carta de De las Heras al presidente del Santander forma parte de la documentación que el banco remitió la semana pasada al Tribunal Supremo, después de que el alto tribunal le reclamase todos los detalles del patrocinio ofrecido a Garzón durante su estancia en Nueva York. La Sala de lo Penal deberá decidir en las próximas semanas si admite o no a trámite la querella presentada por los abogados José Luis Mazón y Antonio Panea contra Garzón por prevaricación y cohecho.
El confidencial.com