17 feb. 2012

José Blanco otorgó 28 millones de euros al constructor de 'Villa PSOE'Javier Carrera, promotor del Residencial Villa de Arousa, recibió, además, 30 millones del Ayuntamiento de Vigo, bajo el mandato del socialista Abel Caballero
 



Madrid.- El ex ministro de Fomento, José Blanco, y su mujer, Ana Isabel Mourenza García, compraron el 4 de mayo de 2009 un ático de 108 metros cuadrados con terraza, plaza de garaje y trastero en la Isla de Arosa (Pontevedra). Dicha edificación había sido construida por la promotora Residencial Illa de Arousa, también conocida como ‘Villa PSOE’, dirigida, entre otros, por Javier Carrera, quien recibió entre 2009 y 2011 28,46 millones de euros, en concepto de adjudicaciones y obras, según informa ‘El Mundo’. Durante los años en la que Blanco estuvo al frente de Fomento, Carrera también se benefició de varias adjudicaciones del Ayuntamiento de Vigo, durante el mandato del socialista Abel Caballero. Estas obras, ascendieron, de forma directa o indirecta, a 30,30 millones de euros.

‘Villa PSOE’, lugar de veraneo de destacados dirigentes socialista, se levantó a escasos 25 metros de la línea de costa, violando a todas luces la Ley de Costas. El Ayuntamiento de la Isla de Arosa, en manos del PSOE, no tuvo miramientos en recalificar los 34.000 kilómetros cuadrados, que posteriormente fueron adquiridos por la empresa de Javier Carrera en 2004. En 2006, la Xunta, gobernada por el también socialista Emilio Pérez Touriño, autorizó la tala de 280 pinos y dos años después la inmobiliaria Residencial Villa de Arousa empezó a construir 119 viviendas, que un año después ya eran 130.

En declaraciones a ‘El Mundo’, Carrera aseguró que “esos 28,46 millones de Fomento no son reales, porque todo lo relacionado con los puertos dependen de las respectivas autonomías, que son las que conceden o adjudican obra, y no Madrid”. Respecto al Residencial Villa de Arousa, aseguró que compraron los terrenos “cuando el tema legal ya estaba resuelto”. Carrera también negó que fuera amigo de Blanco y afirmó que “sólo me preocupan mis trabajadores y mi empresa”.

Sin embargo, Carrera es amigo de Luis Vilariño, máximo accionista de Antalsis y ex testaferro de ex ministro José Blanco, de acuerdo con el empresario Jorge Dorribo, imputado en la ‘Operación Campeón’.

Actualmente, Javier Carrera es presidente de la sociedad Movexvial, una de las más importantes empresas dedicadas a la obra pública. Movexvial, según datos de Fomento, durante los años 2009 y 2011, consiguió adjudicaciones, sola o en compañía de otras empresas, 28.461.831,69 euros procedentes del Ministerio.

Carrera, según el registro de empresas españolas, forma parte de más de 90 sociedades y en una de ellas aparece asociado o relacionado de forma directa con Luis Vilariño. En junio de 2010, Movexvial y la sociedad de Vilariño, Antalsis, se constituyeron en una Unión Temporal de Empresas (UTE).

Javier Carrera también se vio beneficiado de concesiones del Ayuntamiento de Vigo, gobernado por Abel Caballero. Carrera recibió 30,3 millones procedentes de la Corporación local procedentes de los Fondos Estatales de Inversión Local, también conocidos como Plan E. En total, durante los años 2009 y 2011, Carrera logró algo más de 58 millones de euros.

Veremos si el Campéon dos de Vigo, lo desconoce Feijoo y la diputación de Pontevedra etc, ya van depositados unos cuantos millones para las facturas falsas. La casta política es la única que no tiene crisis. Golfos
 

Guerra asegura que desconoce si alguien del Igape actuó de forma 'incorrecta'

PSdeG y BNG censuran la 'sucesión de escándalos' en el organismo
Javier Guerra recuerda que continúa el secreto de sumario en el caso
Acusa a socialistas y nacionalistas de actuar como 'fiscales'
Ante los duros reproches, Guerra reitera que se colabora con la justicia

Europa Press | Santiago de Compostela

El conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, ha defendido la acción del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) y ha advertido de que, como la 'operación Campeón' se mantiene "bajo secreto de sumario", se "desconoce" si alguien del organismo económico -con dos ex altos cargos imputados- "actuó de forma incorrecta".
Guerra ha defendido al "excelente" personal del Igape, su "transparencia" y sus "adecuados y suficientes" procedimientos de control, en respuesta a las duras críticas del diputado socialista José Luis Méndez Romeu y del parlamentario del BNG Fernando Branco, quienes han puesto el acento en los casos de "colisión de intereses" y de "presunta corrupción" que le han salpicado en los últimos meses.
Frente a ello, el conselleiro ha recordado que tras empezar la investigación sobre presuntos fraudes en la concesión de subvenciones en la 'operación Campeón', la Xunta apartó de sus funciones a Joaquín Varela y Carlos Silva, entonces director general y subdirector de Información Especializada del Igape.
Posteriormente, se volvió a destituir a Silva, que había ocupado el puesto de técnico responsable de Programas en A Coruña, después de trascender que empresas vinculadas a su mujer habían recibido ayudas del organismo económico.
En cualquier caso, Guerra ha defendido que "se desconoce si alguien actuó de forma incorrecta" o cuáles son "las imputaciones" contra ambos directivos. "A lo mejor ustedes lo saben", ha espetado a los portavoces de PSdeG y BNG en el debate, a quienes ha acusado de actuar "no como oposición, sino como fiscales", al tiempo que ha manifestado su deseo de que tengan que "arrepentirse de algunas declaraciones".
"La colaboración con la Justicia es total, por convencimiento y porque nos conviene", ha continuado, antes de afirmar que la Xunta es la primera interesada en que se aclare el asunto. Dicho esto, ha reiterado que el funcionamiento del Igape es "correcto" y que sus procesos de tramitación son "seguros" puesto que los expedientes se analizan "uno por uno" y con el máximo "rigor".
'Sucesión de escándalos'
Seguidamente, el conselleiro ha esgrimido una batería de cifras para avalar la utilidad de un organismo que, ha enfatizado, apuesta por la innovación y la internacionalización. "Ayudamos a mantener o a crear 50.000 puestos de trabajo; el Igape siempre está cuando es necesario y responde a las demandas del tejido empresarial", ha reivindicado Guerra, datos que Méndez Romeu y Branco han acogido con escepticismo.
De hecho, Méndez Romeu ha resumido la gestión de Guerra al frente de este organismo "en una sucesión de escándalos" y ha repasado tanto la 'operación Campeón' como la "curiosa situación" de las oficinas internacionales del Igape. También ha replicado al conselleiro que, pese a sus datos, la "realidad" es que la "capacidad de ayuda" a las firmas gallegas con la que cuenta este organismo a día de hoy "nada tiene que ver" con la de 2009.
Por otra parte, en respuesta a Guerra, que les acusó de ejercer de "fiscales", y al portavoz del PP en el debate, Pedro Arias, que les vinculó con la "inquisición", el parlamentario socialista ha replicado que son ellos los que "ponen nombres y apellidos a las conductas". Sobre los ceses en la Xunta, ha advertido de que no se produjeron hasta que asuntos vinculados con la "colisión de intereses y presunta corrupción" se hicieron públicos.
En cualquier caso, ha rechazado pretender "condenar" a los directivos de antemano, pero ha argumentado que, si bien las cuestiones "personales" se dirimen en los juzgados, el Parlamento está para abordar las cuestiones "políticas" sobre las que los responsables del Gobierno tienen que responder. "Y si no está preparado, ya sabe lo que tiene que hacer más pronto que tarde. Todo menos venir aquí a dar lecciones de moral", ha apostillado.
'Es usted mi ídolo'
En la misma línea que su compañero del PSdeG, el nacionalista Fernando Branco ha calificado de "heavy" la intervención de Guerra y su defensa del funcionamiento del Igape. No en vano, ha señalado que el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, somete a los gallegos "a una prueba de resistencia" al mantenerle como conselleiro "con la que está cayendo".
"¿Qué podemos salvar de esta consellería? Estoy convencido de que usted pinta la Catedral de blanco y Feijóo no le destituye", ha continaudo Branco, quien ha aludido a la situación del Igape, con cargos detenidos y "en algún caso destituidos dos veces", para erigirla en "el guinness del esperpento de un Gobierno".
Así las cosas, ha criticado que Guerra defienda el "correcto" funcionamiento del Igape y le ha instado a "definir qué es correcto y qué es incorrecto, como en Barrio Sésamo", para concluir con una irónica afirmación: "es usted mi ídolo".
Autoridad moral
Muy crítico con la intervención de Méndez Romeu y Branco, el popular Pedro Arias ha acusado a la oposición de tener un comportamiento "inquisidor" y ha censurado que hayan "condenado" a Varela que, ha lamentado, en su día "fue detenido preventivamente durante dos días".
"¿Por qué este nivel de maldad en el Parlamento?", ha preguntado Arias, al tiempo que ha censurado la intervención del portavoz del BNG en el debate para asegurar que echa de menos al ex diputado y ex titular de Industria en el bipartito Fernando Blanco, también imputado en la 'operación Campeón'. "Espero que salga inocente por su rigor y calidad como parlamentario", ha manifestado Arias.
A su vez, en su último turno, Javier Guerra ha rechazado "lecciones" de la oposición. Ha afirmado que tiene "más autoridad moral" y que no está dispuesto "a ponerse a su nivel", lo que provocó gritos de "¡intolerable!" desde las bancadas de la oposición.
"Algunos tenemos un comportamiento ético, serio y profesional", ha continuado el titular de Industria, para añadir que él acepta la "responsabilidad" de "no mirar para otro lado" como hicieron "otros" en 2007 al asegurar "que no había crisis". También se ha responsabilizado de "seguir gestionando mucho mejor" y de "dar la cara" ante las empresas, además de impulsar "los cambios estratégicos necesarios" para enfrentar la actual coyuntura económica.