28 ene. 2010

Una visión del mercado laboral que dice del futuro, Yo me atrevo a decir que del presente. No hay peor ciego del que no quiere ver

Así será el mercado laboral del futuro

Publicado el 22-01-2010 por Beatriz Elías y Tamara Vázquez. Madrid.

El escenario laboral de la próxima década debe afrontar desafíos como el paro, el envejecimiento de la población, un modelo productivo obsoleto y una tasa de temporalidad que no tiene visos de reducirse en el medio plazo. La tecnología permitirá configurar equipos de trabajo globales, en los que los profesionales 'freelance' y las políticas de movilidad internacional cobrarán protagonismo.

[foto de la noticia]

En los próximos diez años, el mercado de trabajo afrontará notables transformaciones, que no siempre se traducirán en un avance de las condiciones laborales. Para empezar, el escenario en materia de creación de empleo parte de una situación desoladora. En apenas tres años, el mercado nacional ha retrocedido hasta sus niveles de 1993, cuando la tasa de paro rondaba el 20%, y los pronósticos de los analistas para la próxima década son poco alentadores.

Por una parte, según un informe presentado esta semana por Caixa Catalunya, el empleo perdido desde el inicio de la crisis económica no se recuperará hasta entrado 2016. "Y esto en el mejor de los casos, es decir, si se consigue que a partir de 2011 se vuelvan a crear unos 300.000 puestos de trabajo por ejercicio", matizan sus autores. Además, la esperanza de acabar con la contratación temporal, que ha sido la principal -y casi única- vía de flexibilidad de las empresas para adaptarse a las necesidades de una economía globalizada y competitiva, parece una pretensión casi utópica, aunque existen varias propuestas encaminadas a paliar este tipo de contratación. Por ejemplo Sandalio Gómez, profesor del IESE, defiende la creación de un nuevo tipo de contrato estable, con una duración de entre cinco y diez años, y con una indemnización pactada previamente entre empresario y trabajador.

Claude Viala, consejero delegado de MOA BPI Group, cree, además, que en los próximos diez años el mercado de trabajo sufrirá una importante transformación. «La crisis actual ha mostrado los límites del modelo de desarrollo español, basado en industrias que requieren mucha mano de obra y en sectores tradicionales, como el de la construcción. Por eso, algunas zonas afectadas por la desvinculación industrial tendrán que reconvertirse para atraer negocios de mayor valor añadido».

Por otro lado, la población del planeta envejece a un ritmo imparable y en un "proceso sin precedentes en la historia de la humanidad", de acuerdo con las conclusiones del último informe de la división de población de Naciones Unidas. Una de cada nueve personas tiene hoy más de 60 años, y los investigadores del estudio esperan que esta situación afecte a uno de cada cinco habitantes en el año 2045.

En este contexto, los expertos defienden que la población inmigrante cobrará un nuevo protagonismo laboral. "Sin mano de obra extranjera, será imposible que España mantenga su nivel medio de PIB", advierte Krista Walochik, presidenta de Norman Broadbent. Almudena Corral, directora general adjunta de Ray Human Capital, coincide con este planteamiento y relaciona el nuevo papel del trabajador inmigrante con la escasez de talento: "La integración de los profesionales extranjeros cualificados en las organizaciones será absoluta y, sin duda, a medio plazo se convertirán en recursos imprescindibles y muy valorados", explica. En su opinión, "los cambios demográficos que se están produciendo en España van a requerir no sólo captar trabajadores procedentes de otros países, sino optimizar su retención". En concreto, España y el resto de países desarrollados verán como, en los próximos cinco años, Colombia, Brasil, India, Oriente Medio y China se convertirán en los grandes receptores de talento.

En consecuencia, la movilidad internacional resultará clave en los próximos años. Pablo Sánchez, director de Catenon, cree que las compañías tenderán a internacionalizarse cada vez con más intensidad, y apuesta por la dispersión geográfica de los equipos de trabajo: "Las herramientas de reuniones virtuales y las videoconferencias fomentarán que la empresa tenga profesionales en todo el mundo, aumentando su productividad a un menor coste".

Uno de estos perfiles que posibilitan la movilidad es el freelance. "Son personas experimentadas que trabajan para varias empresas a la vez en posiciones de línea o ejecutivas por un tiempo reducido", explica Walochik. No es una figura nueva porque se trata de un trabajador autónomo, pero va a despuntar en los próximos años, ya que ofrece mayor flexibilidad, más posibilidades de conciliación y permite aprovechar todo el bagaje profesional acumulado.

Además, el freelance encaja con el modelo de organización del futuro que Marta Romo, socia directora de Innopersonas, define como redarquía, "una estructura opuesta al tradicional modelo de jerarquía, que es capaz de abordar los conflictos de forma global y en la que todos los agentes involucrados forman parte del problema y de la solución". En este nuevo paradigma "lo importante no es la profesión, sino la carrera profesional, la trayectoria y tener un perfil más versátil para ser empleable", añade Romo.

Para las organizaciones, además, supone un ahorro, ya que estos trabajadores son más asequibles que la contratación en plantilla. Sin embargo, existen reticencias a declarar esta figura laboral como el trabajador del futuro: "Los profesionales freelance adquirirán un papel muy importante y, sin duda, serán recursos muy valorados y absolutamente necesarios, pero el pilar de los equipos de trabajo seguirán siendo los empleados que forman parte de las plantillas y que representan los valores de la organización. La implicación y la vinculación de un trabajador en nómina no es la misma que la del freelance, y esto es fundamental para garantizar el éxito en el desempeño", expone Almudena Corral.

Otro colectivo que reforzará su papel en el próximo decenio es el de la mujer. De hecho, a finales del año pasado, el paro masculino superaba ya al femenino.

Esto hará que el modo de trabajar varíe y que los valores de las féminas imperen en las empresas. "Las mujeres están siendo verdaderos agentes de cambio en el mercado laboral y en la sociedad. Están modificando el concepto milenario de los roles masculino y femenino. Ellas quieren flexibilidad en los horarios, en los tiempos y en los ciclos de vida", apunta Anna Mercadé, asesora del presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona y creadora del Observatori de la Mujer. El aumento de la presencia de la mujer se deberá, para Marta Romo, a que "el modelo de gestión masculino basado en el control, la independencia y la competición no va a tener sentido porque los nuevos cambios sociales reclaman flexibilidad, equilibrio y conceder más importancia a las emociones".

No obstante, estos cambios no se darán de la noche a la mañana y Mercadé advierte de que "el gran reto de las mujeres en estos próximos años es conseguir el cambio en las estructuras para acceder a la dirección de empresas y la igualdad salarial". De la misma opinión es la socia directora de Innopersonas, quien cree que "en diez años no se habrá llegado a la plena igualdad, pero se habrán eliminado muchas barreras, como la diferencia de sueldos o la ocupación de puestos directivos".

La directiva Europea, los gremios y la realidad de España.

Competencia multa al "cártel de los geles".
Esta noticia es una noticia más de la que ocurre a diario, España desde su gobierno y desde todo tipo de poder local, autonómico o estatal, viene haciendo caso omiso a la realidad y a la normativa Europea, y todos debemos hacer frente al monopolio y a los privilegios gremiales y sin sentido. En el mes de Noviembre y Diciembre y a todo correr, la fecha tope era hasta el 31-12-2009, se adaptó nuestra normativa a la directiva 2006/123/CEE, mediante la Ley Paraguas y la Ley Omnibus, pero la realidad va seguir a golpe de hecho que no de derecho, seguir siendo la misma; el monopolio de los taxis, igual; el monopolio de las farmacias, igual, el monopolio de los procuradores de manera obligatoria igual, el monopolio de los abogados en contra del derecho a defenderse a si mismo, igual; el de las loterías igual, el de las Autoescuelas y la recuperación de puntos, igual, y tantas y tantas imbecilidades , que mantenemos contra legem por que estamos empeñados en cerrarnos a la libre competencia e ignorar la realidad globalizada. El Tribunal de Defensa de la Competencia está cansado de emitir resoluciones en papel para hacer cuadros que ya ha perdido legitimidad.

La CNC impone una sanción total de 8 millones a Sara Lee, Puig y Colgate por pactar un incremento de precios.

EFE - MADRID La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha impuesto multas que suman más de 8 millones de euros a Sara Lee, Puig y Colgate Palmolive por instrumentar y mantener un cártel de fabricantes de gel, informó ayer el organismo, que subrayó que es la primera vez que sanciona en aplicación del programa de clemencia.Los directivos de las firmas implicadas acordaron un aumento encubierto de los precios de geles de baño en más de un 15%, que enmascararon mediante la reducción de los envases.En virtud del programa de clemencia, los miembros arrepentidos de un cártel pueden quedar eximidos de multa o ver reducida la cuantía de la misma si deciden denunciar al resto de miembros y facilitar pruebas en su contra.Así, por su colaboración, la compañía Henkel no deberá pagar los 4,27 millones de euros con los que habría sido sancionado y Sara Lee ve reducida su multa de 6,19 a 3,71 millones, un 40%.Por su parte, Puig deberá hacer frente a una sanción de 2,43 millones de euros, mientras que la multa impuesta a Colgate Palmolive asciende a 2,17 millones.En una resolución del 21 de enero, el Consejo de la CNC considera acreditada la existencia, desde finales de 2005, de un cártel entre los principales fabricantes de gel de baño y ducha, explicó ayer el organismo presidido por Luis Berenguer.El expediente se originó el mismo día en que entró en vigor en España el programa de clemencia –28 de febrero de 2008– y después de que Henkel y Sara Lee presentaran ante la CNC sendas declaraciones en las que denunciaban la existencia del cártel así como su participación y la de Puig, Colgate y Colomer.Tras las denuncias, Competencia inspeccionó las sedes de todas las empresas implicadas, previa concesión de "exención condicional" a Henkel, puesto que fue la primera en aportar pruebas que permitieron ordenar el desarrollo de la investigación.