16 ene. 2009

Bases y estatutos Junta de Compensación del Área número 17 de la Isla de Arosa


Boletín Oficial:PONTEVEDRANÚMERO, 10, Fecha Publicación:16-01-2009 Órgano Emisor:
A ILLA DE AROUSA

Título:
Aprobación definitiva do proxecto de bases e estatutos da Xunta de Compensación da Área de reparto n º 17 do PXOM
A Xunta de Goberno Local, en sesión celebrada o 17 de decembro de 2008, acordou aprobar definitivamente o proxecto de bases e estatutos da Xunta de Compensación da Área de reparto n º 17 do PXOM, o que se fai público de acordo co disposto no artigo 155 da Lei 9/2002, de 30 de decembro, de Ordenación Urbanística e Protección do Medio Rural de Galicia.
Na Illa de Arousa, a 19 de decembro de 2008. O Alcalde, José Manuel Vázquez Vázquez.

Aprobación provisional del PXOU de la Isla de Arosa.



Boletín Oficial:PONTEVEDRANÚMERO10fecha Publicación:
16-01-2009
Órgano Emisor:
A ILLA DE AROUSA

Título:
Adxudicación provisional do de redacción do Plan Xeral de Ordenación Municipal de A Illa de Arousa, á empresa Consultora Galega S. L.
A Xunta de Goberno Local deste Concello, en sesión celebrada o 17 de decembro de 2008, acordou adxudicar provisionalmente o contrato de redacción do Plan Xeral de Ordenación Municipal de A Illa de Arousa, á empresa Consultora Galega S. L.,por un importe de 62.931,00 euros mais 10.069,00 euros en concepto de IVE, o que se fai público en cumprimento do disposto no artigo 135.3 da Lei 30/2007, de 30 de outubro, de Contratos do Sector Público.
Na Illa de Arousa, a 18 de decembro de 2008. O Alcalde, José Manuel Vázquez Vázquez.
Copyright © 2009 Iberley Información

Touriño, en un país democrático, antes decia una cosa y ahora otra, esto es tratar al pueblo como se merece. Viva Touriño

En un país democrático, esta actitud --no hablo de otras todavía más graves-- sería motivo de cese o de destitución, suerte la de nuestro presidente que vive en un país bananero, donde prima la inexistencia de valores y de decencia "Viva el Presidente Touriño" un pícaro más que vive de cine a cuenta de la picaresca.
Touriño rechaza la reforma del voto de la emigración que le exigía a Fraga
"Non podemos poñer en dúbida os resultados electorais, é un flaco favor ao país", asegura el titular del Ejecutivo gallego.
El
BNG da por hecho que en los comicios del próximo 1 de marzo volverán a votar personas fallecidas.

El PSOE denunció fraudes electorales cuando estaba en la oposición; ahora calla.C. Díaz Pardo / XORNAL.COM I A Coruña.- Al presidente de la Xunta de Galicia y candidato del PSOE a las autonómicas del 1-M, Emilio Pérez Touriño, no le agrada que se ponga en duda la transparencia del voto en la emigración, aun cuando su depuración era una de los objetivos del bipartito en la legislatura pasada.Ayer, tras el Consello de la Xunta, el máximo mandatario autonómico manifestó que "flaco favor se le hace a Galicia al poner en duda el resultado de las elecciones" en relación con las garantías con las que cuenta el sufragio de la diáspora en los próximos comicios.El líder socialista aseguró que "el resultado electoral lo deciden los gallegos con sus votos" y "está garantizado democráticamente". Visiblemente molesto, el presidente declaró que "a estas alturas no podemos ni debemos utilizar determinados elementos en la campaña electoral, como es poner en duda el resultado" de los comicios. Tras esta respuesta, el dirigente optó por finalizar la rueda de prensa. Así, rehusó seguir explicándose sobre la información publicada ayer en Xornal de Galicia, que recogía el caso de una mujer que votó desde Buenos Aires para las elecciones generales de 2008, a pesar de llevar dos años muerta.Una información que obliga a plantearse las garantías que ofrece el voto de la emigración en las próximas autónomicas. Más aun cuando el censo emigrante representa este año un 12,7 por ciento del total de personas que podrían concurrir en los comicios, y después de que el número de emigrantes gallegos con derecho a participar en las elecciones creciese a lo largo de esta legislatura en unas 335.000 personas. Los partidos trabajan con la hipótesis de que el grueso del voto de la diáspora se lo llevarán los socialistas. El porcentaje podría situarse en el entorno del 65 por ciento de los votos para el PSdeG, el 30 por ciento para los conservadores y un 5 por ciento para el BNG.Pero hubo un tiempo en el que los emigrantes votaban mayoritariamente al PP y a Manuel Fraga. En el año 2004, los conservadores triunfaron entre los gallegos del exterior y consiguieron el 58,55% de las papeletas. Entonces, Emilio Pérez Touriño y su formación reivindicaban una reforma urgente del sistema electoral en ultramar y sí creían que los muertos votaban.Días antes de la celebración de las autonómicas de octubre de 2001, el, por aquel entonces, secretario de organización del PSOE, José Blanco, afirmó que su formación estaba en condiciones de demostrar que "los muertos votaban" y que poseían "el certificado censal de personas ya fallecidas". En concreto, el político afirmó que su partido había detectado más de 30 casos de este tipo contaban con la denuncia de una emigrante uruguaya que aseguraba que su madre recibió la visita de un dirigente popular que recogió el voto de una persona fallecida.Mientras los socialistas gallegos estaban en la oposición acusaron al Gobierno del PP de "oponerse a la limpieza y transparencia del voto de la emigración", táctica que ahora está utilizando el PP. En aquel tiempo, el secretario general del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, inició contactos contodos los grupos políticos para acelerar una reforma del Censo de Españoles Residentes Ausentes (CERA) y garantizar su transparencia. Una reforma que anda traspapelada en una subcomisión en el Congreso .Ya en 2004, Touriño, recién llegado de un viaje por Argentina y Uruguay, manifestó que "al PP se le había acabado el monopolio con los emigrantes". "Los ciudadanos rechazan la filosofía de Fraga de dar voto por favor y favor por voto". Ayer el presidente no se acordó de su palabras. Se limitó a decir que "flaco favor se le hace a Galicia al poner en duda el resultado de las elecciones". En el 2008, como demostró Xornal, los muertos votaron.