5 ene. 2007

Por el derecho a la Libertad de una trabajador de la Guardia Civil, Libertad para PACO

“No hay un espectáculo mayor que ver a un hombre luchando solo contra la adversidad, y otro aún más grande otro hombre lanzándose en su ayuda”

Por el derecho a la Libertad de un trabajador de la Guardia Civil

Sí , parece raro, pero es una realidad un Guardia Civil por ausentarse para visitar a su familia es sancionado con cárcel, sí es raro es anormal ,pero en la guardia civil no hay nada normal y adaptado a la sociedad actual.
Un cuerpo híbrido que no se sabe a quién compete, un cuerpo formado por muchísimos hombres del pueblo con una estructura arcaica que refleja en su actuar interno etc, su desfase con la realidad social de la sociedad española.
Nuestro compañero PACO, deja a su familia para ingresar en prisión y por haber cometido el delito de no ir dos días a trabajar al estar de baja médica y entregar la baja dos días después.
Nuestro compañero PACO, cometió un delito tan vil que es internado en prisión por seis meses por ser un peligroso delincuente, la justicia militar aplicada en tiempo de paz a funcionarios de la seguridad pública.
Nuestro gobierno fue condenado recientemente por vulnerar los derechos humanos por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo y el citado tribunal dice que no se puede aplicar la normativa militar a los Guardias Civiles, pero las sentencias no son para aplicarlas a los guardias civiles, puesto que no son calificados como personas después de averiguaciones e investigaciones científicas han descubierto que son Grandes Simios por eso el Gobierno no les aplica el mismo régimen que se les aplica al resto de los funcionarios de policía.
PACO, como Gran Simio no tienes derechos humanos, como persona no humana y de otro círculo alejado de tus vecinos no te queda más remedio que decirle a tus hijos que durante seis meses estarás en la cárcel por se Guardia Civil.
Tranquilo PACO, esto es historia no eres el primero en ser perseguido y encerrado, antes y después te han seguido otros, por lo mismo por solicitar derechos constitucionales, por solicitar el derecho de asociación muchos fueron prisioneros y expulsados.

Desde ACICOMAR asociación que participa en la Feria de la Solidaridad queremos mostrar nuestro total repudio a la acción del Gobierno que se niega a reconocer derechos humanos y constitucionales a aquellos ciudadanos que velan por nuestros derechos fundamentales.

Por una Guardia Civil, civil, eficaz y eficiente y que respete los derechos humanos, por la no aplicación del régimen interno y por la readmisión de los expulsados por demócratas.

Organizaciones Hermanas y solidarias recogerán firmas en Pro de la Liberación de el Guardia Civil PACO.

Las prerrogativas Reales, la constitución de 1978 y los tratados internacionales.

Reproduzco el artículo del periodista Felix Soria con el que estoy muy de acuerdo y quiero precisar que es hora de que el pueblo se movilice para decir que las cosas no son como en la edad media y que las mujeres también tienen los mismos derechos que los hombres y que los hijos de cualquier español deben de tener la oportunidad en igualdad de condiciones de ser Jefe de Estado y que éste debe someterse al poder de las urnas, sin excepcionalidades como son la inviolabilidad etc. todos somos iguales en un estado de derecho y debemos de poder partir de igualdad de condiciones para acceder a los altos organismos del estado, incluso a las altas jefaturas, la sangre no tiene diferentes colores o valores, y se mueren todos ,incluso los reyes, si son superiores a la masa que paga impuestos le pediría que ordenaran no morirse, todo al fin y al cabo un cuento.
La noticia de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional (vía EscolarNet) ha instado el procesamiento del autor del artículo "Las tribulaciones del oso Yogui", Nicola Lococo, viene a demostrar que hay instituciones --amén de un sector de la clase política-- que parece tener un concepto harto singular de la libertad de expresión. El fiscal imputa al columnista un delito de injurias graves contra el jefe de Estado español.
El artículo de Lococo, que fue publicado en los periódicos Deia y Gara, aborda en tono irónico --al margen de que en algunos aspectos pueda ser excesivamente ácido, por lo menos para el gusto de quien esto escribe-- el episodio que coprotagonizó el Rey de España durante una cacería celebrada el pasado otoño en Rusia. Al margen de este suceso, Lococo plantea --aunque de forma escasamente constructiva-- la incongruencia constitucional que supone el hecho de que la Carta Magna española otorgue al jefe de Estado prerrogativas propias de un monarca feudal.
Con respecto a la iniciativa del fiscal: ¿Acaso no se pueden comentar en tono jocoso, irónico e incluso ácido los hechos que protagoniza el Rey en actos oficiales o en espacios públicos?, ¿qué norma o ley establece los límites de la libertad de expresión en lo tocante a las actividades oficiales y públicas del jefe de Estado?
Esas y otras cuestiones colean desde 1978 --la iniciativa de la fiscalía sólo viene a echar leña a los rescoldos--. La cosa tiene miga y... ¿Hasta cuándo seguirá coleando?
[IM-PULSO se hizo eco en su día de la ya famosa cacería, ver: "La muerte de un oso afea la imagen de España" y "Mantener al Rey en el limbo es insano"]
[TEXTO RELACIONADO: "Tenemos derecho a reírnos del Rey", en PERIODISTAS21]