20 jul. 2009

Una Instantánes de todos, Junta directiva de Galicia y Voluntarios



Fotos de las familias y de los niños Españoles y Bosnios que pasan las vacaciones solidarias en España.
Muchas son las familias que colaboran cooperan con Bosnia de manera solidaria, cientos de niños se han visto beneficiados por la gran labor de la Asociación Cooperación por los Balcanes, niños que cada día son más responsables y que con el tiempo formarán los cuadros del gobierno de su país y la base del progreso de una zona que tiene todos los aditamentos para el crecimiento responsable.
Las continuas vacaciones solidarias no sólo se hacen en España, sino, que en Bosnia en Gorazde todos los años se vienen llevando a cabo campos de convivencia Servio Bosnios y cursos de Español todos los sábados, con la tenacidad y apoyo y buen hacer de los cuadros dirigentes de la Asociación y de sus grandes puntales Aurelio y de su esposa.

Los niños Bosnios acogidos por familias gallegas recibidos por el Celta de Vigo.


Nuestra Asociación Cooperación con los Balcanes, fue recibida por miembros del Club Ceta de Vigo y arropada por los jugadores que tienen relación con los paises que han sufrido la grave guerra que ha sumido en la pobreza a millones de personas.
Han ido acompañados por las familias de acogida y acompañada en la comitiva por su Presidenta de Galicia Mari Cores, echando en falta a la figura principal de Ponferrada el Presidente de la confederación y alma mater del proyecto Aurelio, la asocición a la que pertenecemos y ayudamos da las gracias expresivas a Begoña, la Presidenta de las Peñas del Celta la cual se ha encargado de organizar y apoyar el acto.

De las lágrimas a las sonrisas
Gudelj recibe a niños bosnios en situación muy diferente a cuando ayudó hace 17 años a los refugiados de la guerra.


Ratkovic y Gudelj posan con los pequeños en la tienda del club en Balaídos.

REDACCIÓN - VIGO Como hace 17 años, pero sin que en realidad tenga nada que ver. Con la misma solidaridad, pero cambiando la tragedia por la alegría. Gudelj ha vuelto a ejercer este fin de semana de anfitrión de un grupo de niños bosnios. Pero ya no llegan famélicos ni asustados como aquellos a los que acogió en su huida de la guerra de los Balcanes.Vlado Gudelj y Milorad Ratkovic, junto al director general, Antonio Chaves, y la gestora de la Fundación Celta, Carmela Cuevas, recibieron el sábado a un grupo de niños bosnios, que pasan el verano junto a familias de acogida en Vigo. También estuvo en la visita la presidenta de la Federación de Peñas, Begoña Vázquez.Estos niños forman parte del proyecto de ayuda que la Asociación Cooperación Balcanes (en España) viene desarrollando desde hace más de 10 años. Begoña Vázquez forma parte de las familias de acogida que colaboran con la asociación y se encargó de poner en contacto al Real Club Celta con el proyecto.Los ex jugadores Vlado Gudelj y Milorad Ratkovic se sintieron encantados de poder participar y colaborar en la organización del encuentro. Los niños fueron recibidos en la sede del club, donde les obsequiaron con algún recuerdo del Celta, y donde tuvieron la oportunidad de charlar con Antonio Chaves y el relaciones públicas Atilano Vecino.Más tarde, Gudelj y Ratkovic los acompañaron al estadio de Balaídos, donde mostraron a los pequeños el museo del club y el interior de las instalaciones. La visita concluyó en las instalaciones deportivas de A Madroa, en donde acompañados de las familias que los acogen recibieron de manos de la representante de la Fundación, Carmela Cuevas, una beca para asistir al campus de verano del R.C.Celta. Ayer precisamente se clausuró el tercer turno de estos cursos, con la presencia de Dani Abalo.Los niños que ayer estuvieron en Vigo nacieron tras la guerra que desangró su país entre 1992 y 1995. Pero conocen perfectamente las consecuencias del conflicto. Todavía hay muchas heridas por cicatrizar. La postguerra está siendo larga y dura.Con todo, Gudelj ha podido constatar la mejoría en sus rostros. La leyenda celeste fue uno de los deportistas balcánicos afincados en Galicia que acudió aquel 30 de noviembre de 1992 a Lavacolla para recibir a 159 refugiados bosnios procedentes de Skopje (Macedonia). "Nosotros no somos ahora bosnios ni serbios. Sólo somos gente que queremos ayudar", indicaba el delantero, étnicamente serbobosnio pero sobre todo humano. Tanto él como especialmente su mujer, Snezana o Nieves como todo el mundo la conoce, se implicaron íntimamente en el auxilio a aquellos refugiados, que residieron durante varios meses en O Carballiño. El matrimonio Gudelj se desplazaba constantemente y se multiplicaba para recabar ayuda y combatir aquel pequeño jirón que había llegado a Galicia de "un horror que no se puede explicar con palabras", como siempre ha descrito el céltico aquella guerra civil.Los refugiados se fueron. Volvieron a casa o se instalaron en Alemania, Suecia y otras zonas de España, salvo un par que se quedó por A Coruña y Sarria. Hoy llegan estos niños y su sonrisa explica que todo ha cambiado

Arenas el eterno candidato en Andalucía, que lo seguirá siendo a pesar de perder siempre, "Así van las cosas"






Esperanza Aguirre (Efe).
Objetivo cumplido. Esperanza Aguirre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, quería hacer ruido dentro del PP y lo ha conseguido. Ha vuelta a la carga contra la dirección del partido, y , en particular, contra Javier Arenas, a quien ha acusado simple y llanamente de ser el cerebro que estaba detrás de la abstención de los consejeros de Hacienda del PP en la votación sobre el nuevo modelo de financiación autonómica.
No es nueva la distancia que separa a Arenas y Aguirre, pero si es un salto cualitativo el hecho de que citara su nombre textualmente en una entrevista concedida a EL MUNDO este domingo. “Habrá que preguntar a Javier Arenas por qué se ha hecho así”, responde la presidenta de la Comunidad de Madrid a una pregunta sobre la incoherencia que supone criticar duramente un modelo y a continuación abstenerse.
Es verdad que Arenas es el secretario de política territorial del Partido Popular, pero a nadie se le escapa que una decisión tan relevante y con tanto impacto en la opinión pública, no se podía tomar al margen de Mariano Rajoy, y de ahí que ayer se considerara en algunos círculos que el destinatario final del mensaje no era otro que el presidente del PP.
Arenas, por lo tanto, y en su calidad de responsable de política territorial, fue quien ordenó a los consejeros de Hacienda populares que se abstuvieran en la votación, pero con el pleno apoyo de Rajoy. Sólo este respaldo, según las fuentes consultadas, explicaría que las tesis de Arenas se hubieran impuesto, incluso, a las del equipo económico del Partido Popular, proclive a votar en contra de la propuesta de nuevo sistema de financiación autonómica.
En la entrevista, sin embargo, Esperanza Aguirre no carga las tintas sobre Rajoy, sino sobre Arenas, probablemente para no abrir un nuevo frente de batalla. Se limita a decir que su partido debería haber votado en contra en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, y que si su Comunidad se abstuvo, junto a otras cinco gobernadas por el PP, fue por las "instrucciones" recibidas desde la sede nacional de su partido. “Yo lo he aceptado por disciplina de partido”, asegura Aguirre.
Comisiones mixtas
El hecho de que el PP se votara en contra o se decidiera por la abstención es intrascendente en términos prácticos, ya que cada comunidad autónoma debe decidir su posición individualmente en las comisiones mixtas que se celebrarán tras la aprobación del nuevo modelo de financiación en el Congreso.
El argumento que se dio desde Génova para explicar la abstención es que no tenía sentido votar en contra cuando posteriormente cada comunidad estaba obligada a apoyar el nuevo sistema, salvo que estuvieran dispuestas a perder los cientos de millones de euros que incorpora el nuevo modelo. En el caso de Madrid, y en el caso de que Esperanza Aguirre mantuviera su apuesta por el ‘no’, la pérdida de ingresos sería de unos 1.700 millones de euros, y de ahí que Génova propusiera la abstención, “por coherencia”, según dijo en su día Mariano Rajoy.
Aguirre conocía esta situación, pero ha preferido salirse del guión con el objetivo de capitalizar políticamente el descontento hacia la posición del PP. Y ahora logra la ‘coartada’ necesaria para decir sí al modelo cuando se reúna la Comisión Mixta, toda vez que ha sido por “disciplina” con la posición del partido.

La Seguridad Social y las pensiones.


@Carlos Sánchez.- 20/07/2009

“Es un hecho aceptado y conocido que el sistema público de pensiones en España colapsará después del año 2020”. De esta forma tan contundente comienza el último premio Unicaja de Investigaciones Económicas, uno de los más prestigiosos del país. (Ver el estudio)
La tesis central del trabajo, sin embargo, no tiene nada de catastrofista. Todo lo contrario. Es revolucionaria y choca frontalmente con la literatura económica tradicional, que sostiene que la salud del sistema de pensiones mejorará si se aumenta el número de años que se tienen en cuenta para calcular la cuantía de las pensiones, actualmente 15. Pues bien, según los autores del estudio, los investigadores Javier Díaz-Giménez y Julián Díaz-Saavedra, en caso de que se amplíe el periodo de cálculo a 30 años o, incluso, a toda la vida laboral, el sistema público de pensiones entrará en déficit mucho antes de lo previsto. O dicho según sus propias palabras, “el primer déficit aparece en 2012 y el Fondo de Reserva se agotaría en el año 2026”.
Los autores del estudio reconocen que un alargamiento del periodo de cálculo tiene un efecto inmediato a la baja sobre la cuantía de las pensiones de jubilación, y, por lo tanto, se reduce el gasto de la Seguridad Social. Sin embargo, ese ahorro es lento, toda vez que ninguna reforma modificaría la cuantía las pensiones previamente existentes (las más numerosas). La reforma, por lo tanto, sólo afectaría a aquellas pensiones de jubilación generadas a partir de 2010. Y aquí está el quid de la cuestión. Demuestran a través de un modelo estadístico que “pensiones de jubilación más bajas implican que un mayor número de trabajadores, especialmente los de menor cualificación, pasarían a recibir la pensión mínima de jubilación cuando decidan jubilarse”.
A corto plazo sucedería, por lo tanto, justo lo contrario de lo que se pretendería con la reforma, ya que muchos trabajadores no habrían cotizado lo suficiente para alcanzar la cuantía mínima de las pensiones que fija anualmente el Gobierno en la Ley de Presupuestos, por lo que tendrían derecho a cobrar un complemento de mínimos a cargo de la Seguridad Social para llegar a ese nivel garantizado. En concreto, y según sus cálculos, en 2050 el número de hogares jubilados que percibiría este mínimo garantizado crecería en 17 puntos en caso de que se aumentara a 30 años el periodo de cálculo. Y a 26 puntos si se tiene en cuenta toda la vida laboral.
Pensiones mínimas y jubilaciones anticipadas
Los autores del estudio avalan sus tesis a partir de una consideración. Dado que la pensión mínima de jubilación garantizada por el Estado “incentiva a decidirse por la jubilación anticipada”, después de la reforma un mayor número de trabajadores se jubilaría anticipadamente en comparación con la situación actual.
A consecuencia de ello, las tasas de participación de los trabajadores de entre 60 y 64 años caería, lo cual produciría un descenso en la edad media de jubilación, y un incremento en el ratio de dependencia (la relación entre activos y pasivos). Es decir, que se produciría un incremento del gasto en pensiones.
A largo plazo, las cosas tampoco cambiarían mucho. Sin reformas, el actual sistema de pensiones tendría un déficit del 6,8% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2050, y la deuda generada por la secuencia continuada de déficits sería del 115% del PIB, ese mismo año. Sin embargo, sostienen los autores del estudio, si la pensión de jubilación se calculara en función de las rentas salariales de los últimos 30 años anteriores a la jubilación, el déficit del sistema sería 5,5% del PIB, y la deuda sería del 97% del PIB, también en el año 2050. En el caso de que se tuviera en cuenta toda la vida laboral, el déficit sería del 4,8% y la deuda equivalente al 88% del PIB.
La conclusión que extraen es que el alargar el periodo de cálculo induce a los trabajadores menos cualificados a jubilarse anticipadamente O en otras palabras, “reduce la tasa de participación de los trabajadores con edad en el grupo de 60-64 años”. Y esto se debe, aseguran, a que estas reformas inducen, sobre todo a los trabajadores menos educados a la jubilación anticipada, a través del mecanismo de la pensión mínima de jubilación proporcionada por el sistema público de pensiones.
Los autores del estudio extraen una triple evidencia. En primer lugar, estiman que alargar el periodo de cálculo aumenta los gastos del sistema de pensiones en el corto plazo, por lo que adelantan la aparición del primer déficit del sistema de pensiones y el agotamiento del Fondo de Reserva.
Aseguran, en segundo lugar, que la reducción de las pensiones “es una mala idea si queremos simultáneamente aumentar las tasas de empleo de los trabajadores de más edad, cuando el sistema de pensiones proporciona algún tipo de cantidad mínima garantizada, independientemente de la edad de jubilación”.
En tercer lugar, hacen una propuesta. Aseguran que la mejor manera de hacer frente a este efecto adverso sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones, es aplicar penalizaciones por jubilación anticipada a la pensión mínima de jubilación. En este caso, ambas reformas demoran el primer déficit de pensiones hasta el 2026 y el agotamiento del fondo de pensiones hasta 2041. “Quizá, entonces, aseguran, deberíamos empezar a considerar estas mismas reformas de las pensiones junto con reformas sobre la pensión mínima de jubilación

España, como Hispanoamérica, y sin solución, cuestión de políticas y políticos que sólo ven su cartera.




Antonio Fernández.- 20/07/2009
Ginés Jiménez Buendía (Efe).

Ginés Jiménez Buendía, el sheriff de Coslada, cobraba por encargarse de todos los temas relacionados con trabajadores de clubs de alterne de Madrid y con clientes que se ‘olvidaban’ de pagar en dichos clubs. Así consta en la declaración que un empresario realizó el pasado 13 de mayo ante los Mossos d’Esquadra de Barcelona, a la que ha tenido acceso El Confidencial. Este empresario, Manuel Adolfo García, denunció a su ex socio Antonio Herrero, un importante hombre de negocios relacionados con varios de los prostíbulos más famosos de España. Herrero fue detenido el pasado mes de marzo tras una redada contra el club Riviera, ubicado en la localidad de Castelldefels, al sur de Barcelona y considerado el más grande de Cataluña.

García señala en su declaración que fue testigo presencial, hasta en tres ocasiones, de los pagos que “Antonio Herrero realizaba mensualmente al jefe de la Policía Local de Coslada, Ginés Jiménez Buendía”. Según el atestado policial, “la cantidad de dinero que le daba eran 10.000 euros mensuales y el pago se llevaba a cabo en cenas a las que el declarante había asistido, que tenían lugar en la marisquería Casa Nemesio, en el Paseo de la Castellana número 260 de Madrid, donde Herrero le daba el sobre a Ginés Jiménez y éste lo contaba descaradamente delante de ellos”.

Antonio Herrero, que está acusado de soborno, delitos relativos a la prostitución y delitos contra los derechos de los trabajadores, es un bon vivant con multitud de empresas diseminadas por todo el territorio español. Según su ex socio, “la relación de Antonio Herrero con comisarios e inspectores de la Policía Nacional era muy variada y tenía como objeto tratarlos a cuerpo de rey. Además de los habituales sobre con dinero, también cabe añadir invitaciones a su palco VIP en el estadio Santiago Bernabéu”. Y, cómo no, cenas, comidas, viajes o vacaciones para los agentes y sus familias en lujosas residencias de Alicante, Manga del Mar Menor, Marbella, Sierra Nevada o cruceros en el yate de 28 metros que tiene amarrado en el puerto alicantino. Todo ello, según García, “con el propósito de gozar de la cobertura policial necesaria para que no se viera afectada la actividad de sus clubs y repercutiera negativamente en los locales de la competencia”.

Acoso y derribo a la competencia
Herrero, que también es conocido con los sobrenombres de Piccolo y Coletas, es dueño de clubs como el Flowers, en Las Rozas, o La Cantueña. También abrió el Factory, en Barajas. Frente a éste, se encontraba el prostíbulo El Avión, que el empresario intentó comprar o arrendar en varias ocasiones. Ante la negativa de sus propietarios, comenzó una estrategia de acoso a través de Fomento y de la Policía, que provocaron redadas constantes en El Avión, lo que llevó a su cierre.

Herrero está acusado de pagar a un grupo de policías corruptos de Barcelona para evitar las redadas contra el club Riviera. Tras una espectacular operación de los Mossos d’Esquadra dirigidos por el fiscal anticorrupción, fueron detenidos varios empresarios del sexo, varios abogados y un grupo de policías. Entre los imputados se encuentran el comisario Luis Gómez, que era el coordinador de la comarca del Baix Llobregat (donde se ubica el club) y Abundio Navas, jefe de la Ucrif y de quien dependían las inspecciones de los locales. Ambos se encuentran en libertad bajo fianza. Al menos tres policías más de Barcelona están siendo investigados por formar parte de la trama, lo mismo que un tercero, con destino en Alicante, llamado Manuel Melendo.

Herrero se servía de todas las triquiñuelas para controlar la red policial. Así, dio trabajo en tres de sus empresas a un hijo y a una hija del comisario Luis Gómez. Y, según el fiscal anticorrupción, no existe “na justificación lícita para sus estrechos tratos con los policías Gómez, Navas o Melendo, aparte de los demás mencionados”.

Trabajo para hijos de comisarios
Herrero, que tiene también prostíbulos en el País Vasco, tiene a sueldo también a un ex alto cargo de la Policía Autónoma vasca llamado Kepa Santiago y en su empresa Tecnibeton Ibérica empleó a la hija del comisario jefe de Vitoria. “A esta chica, antes de conocerla físicamente, le estuvieron pagando un sueldo desde seis meses antes de entrar a trabajar en Tecnibeton, tan sólo por el hecho de ser la hija del comisario”, dice su ex socio en la declaración. También se investiga la implicación de otro ex alto cargo de la Ertzantza en sus negocios.

En Madrid, la red de policías es tan extensa o más que en Barcelona. Por lo que cuenta García, el empresario del sexo compró en el año 2005 la empresa Abymatic Sistemas, dedicada a temas de seguridad, alarmas, cámaras y controles de acceso. A raíz de esta compra, contrató al comisario Pedro Román como jefe de seguridad, así como a otros tres comisarios y varios inspectores de policía “pidiendo todos ellos la excedencia para poder trabajar en la empresa y con unos sueldos elevadísimos, que oscilaban entre los 12.000 y los 30.000 euros al mes”. La investigación policial barcelonesa, sin embargo, desvela más cosas: en el año 2003, contrató como jefe de seguridad del club Flowers al teniente coronel de la Guardia Civil Víctor Díaz. A los pocos días del fichaje, tuvo lugar una redada y el teniente coronel no intervino, por lo que Díaz fue despedido “al considerar que se tendría que haber impuesto, por su cargo, a los policías, motivo por el cual se le contrató”. El ex guardia civil pasó entonces a trabajar en el club Pipo’s de Alicante, negocio gestionado por un socio de Herrero.

Según un informe del fiscal anticorrupción al que también ha tenido acceso El Confidencial, “Herrero mantiene contactos frecuentes con un sargento de la Guardia Civil de nombre Miguel Ángel, con destino en Madrid y un comisario de nombre José Luis, jefe de la comisaría de Pozuelo, ambos encargados de las inspecciones de los clubs Flowers y La Cantueña, de tal forma que obtiene información de cuándo están previstas visitas de inspección a los mismos”.

Las intervenciones telefónicas ordenadas por el juez permitieron, asimismo, grabar una llamada de un supuesto policía, de nombre Ángel Olmedo, que el 19 de mayo del 2008 llamó a Herrero para advertirle de una redada policial contra la prostitución en la zona de Vallecas y San Blas. De momento, los investigadores no han localizado a este supuesto policía.