8 nov. 2006

Necesarios e imprescindibles cambios en la Guardia Civil, reproducimos comunicado de Asociación Guardias Civiles ASIGC


ASIGC CRITICA QUE LOS PARTIDOS POLÍTICOS GALLEGOS NO CONDENEN EL ATENTADO CONTRA LA GUARDIA CIVIL EN CAMARIÑAS (A CORUÑA).


La Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC) pone en evidencia la falta de sensibilidad política ante la sentencia del Juzgado de lo Penal 4 de A Coruña que condena a seis gallegos por múltiples delitos de lesiones y dos atentados contra guardias civiles de servicio.

El PSOE, no es ya que no tenga sensibilidad ante los requerimientos de las víctimas del terrorismo, y promueva además montajes en los medios de comunicación acusando a guardias civiles por la acción de un delincuente que falleció en el Cuartel de la Guardia Civil de Roquetas (Almería), como consecuencia del consumo de cocaína y de no acudir a tiempo los servicios médicos de Andalucía, sino que ahora también se mantiene al margen para no condenar las acciones violentas de jóvenes en Camariñas (A Coruña), que el 29 de junio de 2.001 en reyerta tumultuaria en la puerta de un Pub, lincharon en un principio a dos guardias civiles que acudieron en auxilio de un joven, al que estaban pegando otros y posteriormente se enfrentaron a golpes con otros cuatro guardias civiles mas.
Por los hechos que se consideran probados, resultaron lesionados de diversa consideración los agentes de la Guardia Civil, quedando uno de ellos en situación de invalidez permanente parcial para el servicio, después de requerir asistencia medica durante año y medio, siendo en éste tiempo intervenido quirúrgicamente, y para quien el juez en su sentencia acuerda una indemnización de casi 37.000 euros.
Tres de los seis guardias civiles agredidos, eran y son, miembros de la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC), que les facilitó la asistencia jurídica para que se personaran como acusación particular.
En el momento de los hechos, la Guardia Civil acudió al lugar con una patrulla compuesta por dos agentes, -un sargento y un guardia-, teniendo el primero que hacer uso del arma de fuego, después de haber sido golpeado en la cabeza, haciendo dos disparos al aire para evitar el linchamiento de la multitud, al tiempo que requería el auxilio del resto de patrullas de servicio en otros municipios. En éste tiempo el guardia fue tirado al suelo, incluso perdió el conocimiento, mientras tumultuariamente recibía multitud de golpes y patadas de los allí presentes, lo que se supuso lesiones de todo tipo de importante gravedad, de las que no ha conseguido recuperarse cinco años después, siendo declarado inválido parcial para la profesión de guardia civil. En auxilio de los guardias civiles de servicio, acudieron dos guardias civiles de paisano, que fuera de servicio se encontraban por las inmediaciones y que igualmente fueron agredidos, tiempo después acudieron una patrulla compuesta por un sargento y un guardia y posteriormente otra patrulla. No hubo presencia de otros cuerpos de policía.

REFLEXIONES DE LA ASOCIACIÓN INDEPENDIENTE DE LA GUARDIA CIIVL (ASIGC)

Estos hechos, que de forma similar se han repetido en diversas ocasiones en otros lugares de Galicia, son consecuencia de un creciente rechazo que ciertos sectores sociales de Galicia promueven, contra la existencia de las Fuerzas de Seguridad del Estado y principalmente de la Guardia Civil, para favorecer intereses políticos que aconsejan la creación de una Policía Autonómica con plenas competencias en materia de Seguridad Ciudadana y Tráfico, que sustituyan como en Cataluña y País Vasco a la Guardia Civil y Policía Nacional. Estas ideologías tienen mejor capacidad de penetración en jóvenes que aprovechan las fiestas y los lugares de ocio, no sólo para consumir alcohol, sino también droga, por lo que la vigilancia de la Guardia Civil alrededor de estos lugares, les molesta, y no tienen por ello reparo alguno en enfrentarse a las Fuerzas de Seguridad, hasta el punto de crueldad y odio que muchas veces han demostrado, cuando la Guardia Civil ha tenido que acudir a poner orden o a auxiliar a alguien al que pegaban, en distintas poblaciones donde la diseminación de los municipios hace que una sola pareja de guardias civiles tengan que enfrentarse a una multitud de jóvenes en fiesta, alterados por el consumo de droga, alcohol y música con alto volumen.
Desde la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC), exigimos a los políticos que demuestren sentido de la responsabilidad y reflexionen sobre el rumbo que estamos dando a las nuevas generaciones, con la permisividad de ciertas conductas perniciosas, no sólo para las concretas personas, sino para toda la sociedad. Es por esto que reclamamos más atenciones para la Seguridad Ciudadana y por tanto para los agentes de las Fuerzas de Seguridad, que en definitiva son los pilares en los que se sostiene la estabilidad de un país.
Igualmente queremos hacer ver que utilizar a los jóvenes en Galicia como catapulta de determinada opción política, puede derivar en la creación de grupos similares a los existentes en el País Vasco y que conocemos como los proetarras y los que en su día, hoy en menor medida, se desarrollaron en Catalunya. Las opciones y proyectos políticos, no pueden extenderse en una sociedad, utilizando formas violentas o aprovechándose de cierto descontento, marginalidad o por extenderse determinados hábitos o formas de diversión generadoras de esa violencia y del consumo de drogas.
Se adjunta sentencia, omitiendo datos personales que puedan molestar a los referenciados en la misma.
Esperando sea de su interés en la sede central de ASIGC a 08 de Noviembre de 2006.