21 abr. 2012




Un Supervisor visitó una escuela primaria.

En su recorrida observó algo que le llamó la atención: una maestra estaba atrincherada atrás de su escritorio,

los alumnos hacían un gran desorden; el cuadro era caótico.

Decidió presentarse:

"Permiso, soy el Supervisor... ¿Algún problema?"



"Estoy abrumada señor, no sé qué hacer con estos chicos:


No tengo láminas, no tengo libros, el ministerio no me manda material didáctico, no tengo recursos electrónicos, no tengo nada nuevo que mostrarles ni qué decirles..."



El inspector que era un "Docente de Alma", vio un corcho en el desordenado escritorio, lo tomó y con aplomo se dirigió a los chicos:

¿Qué es esto? “Un corcho señor "... -gritaron los alumnos sorprendidos.

"Bien, ¿De dónde sale el corcho?".

"De la botella señor. Lo coloca una máquina...", "del alcornoque... de un árbol"... "de la madera...", respondían animosos los niños.

"¿Y qué se puede hacer con madera?", continuaba entusiasta el docente.

"Sillas...", "una mesa...", "un barco! ". Bien, tenemos un barco.

¿Quién lo dibuja? ¿Quién hace un mapa en el pizarrón y coloca el puerto más cercano para nuestro barquito?.  Escriban a qué provincia argentina pertenece. ¿Y cuál es el otro puerto más cercano? ¿A qué país corresponde? ¿Qué poeta conocen que allí nació? ¿Qué produce esta región? ¿Alguien recuerda una canción de este lugar?


Y comenzó una tarea de geografía, de historia, de música, economía, literatura, religión, etc.

La maestra quedó impresionada. Al terminar la clase le dijo conmovida:

"Señor nunca olvidaré lo que me enseñó hoy. Muchas Gracias."

Pasó el tiempo. El inspector volvió a la escuela y buscó a la maestra.

Estaba acurrucada atrás de su escritorio, los alumnos otra vez en total desorden...




"Señorita... ¿Qué pasó? ¿No se acuerda de mí? Sí señor ¡Cómo olvidarme!

¡Qué suerte que regresó! No encuentro el corcho. ¿Dónde lo dejó?".

Enrique Mariscal



( ¿Tenés idea de cuántos docentes de éstos encontramos en las escuelas?)...

EL REY UN SER SUPERIOR QUE NO HA HECHO MÁS DE LO QUE VIENE HACIENDO SIEMPRE, ES SU DERECHO , ES UN SER SUPREMO SUPERIOR Y ETERNO. "VIVA EL REY"

Del Rey para abajo cada uno vive de su trabajo, excepto los políticos que viven del trabajo de los demás.

Ayer a primera hora de la mañana escuché a un padre de la patria decir en televisión del Reino: " El Rey es como un chat, sabe todo de España y responde a los Españoles sabiamente, las disculpas de un Rey signo de que la monarquía está viva y de que tenemos un gran Rey". Me quedé atónito, no sabía que en nuestra casta política existiera tales lumbreras, atónito estuve todo el día, creía que nuestros políticos eran unos golfos, unos corruptos, unos vividores y descubrí que no, que me equivocaba, no eran los últimos de la clase eran.... no tengo palabras... eran ..... mejor me silencio hago orgullo a la calidad de súbdito que cada día se afianza más en este estado de deshecho donde la democracia está secuestrada por las lumbreras adineradas a costa de todos.

José Carlos Piñeiro . Periodista y Dtor de la Vozperiodistica.com

Lo de ir de caza a no es nuevo, lo raro de todo es que se vaya de caza y no se vaya a cazar , salvo, que la caza se realice sin salir del hotel. En todos los tiempos hemos sufrido la variación del término caza, unas veces la caza era de personas y otras entre personas, lo que sí podemos advertir , es que siempre existió dicho hábito aunque la palabra sea polisémica o utilizada para advertir diversas acepciones.

El Rey, es Rey, y tiene derecho a todo, a todo. Para el común de los mortales que estamos en el mundo no nos es nuevo, el escándalo --por qué un escándalo, es que no tiene derecho a vivir y cazar en donde quiera a quién quiera y en el momento que quiera-- surge ahora de lo que es una habitualidad en la casta monárquica política mundial. Se es Rey para algo, especialmente porque el Rey está por encima de sus súbditos y tiene derecho de pernada , derecho sobre la vida y hacienda de sus súbditos. Para algo se es Rey, Rey supone eternidad y supone gobernar todo en su esfera de poder, supone sin duda la arbitrariedad de decidir sobre si se quiere morir o se quiere vivir, en fin , el Rey está por encima del bien y del mal, es un ser superior al que hay que venerar.

Quién tiene derecho a decirle a nuestro Rey, como ser superior que es , lo que debe hacer, nosotros los plebeyos los súbditos debemos a los Borbones ciega obediencia y nuestro aliento de vida; la historia nos ha demostrado lo bien que han dirigido el timón de esta España, y sin duda, el Excelentísimo Francisco Franco Bahamonde, lo acogío como hijo putativo y lo puso al frente de la Falange para que España no se torciera y siguiera en la vanguardia de la excelencia, hecho clave que no debemos olvidar ni obviar.

Muchos al decir que el Ser Superior, nuestro Gran Rey Juan Carlos Primero de las Españas, al que sucederá su  gran Hijo y descendiente Felipe el Hermoso, debe rendir cuentas para ser evaluadas por todos, no hacen más que equivocarse,  muchos más se atreven a decir que no hay derecho a que nuestra querida España vea mermados sus derechos democráticos por la falta de elección del Jefe de Estado y que no se permita que cualquier hijo de un ciudadano español pueda optar a la jefatura del Estado en condiciones de igualdad y que lo pueda hacer incluso una mujer, volviendo sin duda a equivocarse y con gran maldad, cuestión que obvian los movimientos feministas enfermos por el virús corrupto que el psoe ha difuminado por la clase feminista que sólo tiene ojos en la cara para ver tonterías; no tienen ni idea del gran servicio que nuestro ser supremo que vivirá permanentemente por ser eterno cumple con nuestro país y con sus súbditos en particular, y la gran ventaja de que siga vigente la ley sálica que impide que  en la disnastía suprema pueda suceder una mujer.

Sin duda debemos dar las gracias a esta casta política que nos ha concienciado en la ventaja de ser súbditos y no pensar en ser ciudadanos de un estado de derecho y democrático; en estos grandes grupos que desde sus esferas del poder, como son el PSOE y el PP nos adoctrinan y enseñan a diario cómo responder en este estado confuso de poderes y aclimatarnos a los designios que cada día plácidamente desde sus sillones de oro, como la antigua curia, nos orientan y rigen nuestras vidas. No nos debemos olvidar del sitio que ocupamos y de las diferencias sociales que deben existir sólo amainadas en periodos electorales de los que soy partidario de suprimir , el súbdito --cada día estoy más convencido-- no debe votar ni participar de las cosas públicas sólo confiables a hombres destacados como el Rey y la casta política que por designio Supremo han nacido para el buen gobierno y para la buena vida, claro, pagada por los impuestos de todos los súbditos, mal olientes y despreciables.

El Rey no ha hecho más de lo que durante toda su vida ha hecho, hacerlo que que le da la gana y a lo que tiene derecho, cazar elefantes sean blancos o negros, cazar en fin lo que sea, es algo implícito en su plenos derechos, hacer lo que le venga en gana en España y fuera de España está implícito en sus grandes prerrogativas, es inviolable, carece de responsabilidad y es el dueño de todo, quién le puede y debe pedir explicaciones, estimamos que nadie, si acaso el que lo puso El Gran Generalisimo y Dictador Francisco Franco Bahamonte.

PD: Mi intención no es ofender ,si la Casa Real o la Casta política bendita de este país ve improcedente esta libre comunicación ruego vengan a por mí de 11.00 a 12.00 hora en que no está mi familia y si no me manden un telegrama que escapando de manera inmediata cojo el primer tren para abandonar España inmediatamente, cosa que hubiera hecho hace años de saber que España era un tren y que podía abandonarla en la primera estación que parara. Ruego no hagan como en Zaragoza.. ustedes ya saben.



Historias del monarca y la 

princesa plebeya

Revuelo en Europa por el supuesto romance de don Juan Carlos y Corinna

El affaire africano de don Juan Carlos y otros recientes embrollos de la familia real han sacado a la palestra la amistad del monarca con la princesa Corinna, que ha causado un enorme revuelo en la prensa europea. Aficionada a la caza mayor, también participaba en la reciente expedición de Botsuana. Todo esto ocurre en el año en que la pareja doña Sofía-don Juan Carlos debería estar celebrando sus bodas de oro, conmemorando aquellas nupcias de 1962.
Paris Match, Time, Le Monde, The Financial Times o La Stampa dan rienda suelta a sus insinuaciones sobre la supuesta doble vida del rey y los tiempos tormentosos que amenazan a la Zarzuela. Uno de los más explícitos ha sido el rotativo sensacionalista alemán Bild Zeitung, que dedicó la portada a la «nueva relación» de don Juan Carlos. Solo seguía la estela del artículo que Gian Antonio Orighi había publicado en La Stampa en que aseguraba que «en España hay dos reinas» y que describía a Corinna zu Sayn-Wittgenstein como «la oficiosa, la provocadora y rubia princesa, de 46 años, separada y amante desde hace cuatro años del soberano más tombeur de femmes [una especie de casanova] de Europa». Corinna es empresaria, promotora de safaris (mediante la agencia Boss & Company Sporting) y aficionada a la vela, hobbies que la acercan al monarca, a quien habría conocido en el 2006 en Barcelona en la gala de los premios Laureus, según algunas versiones.
El Bild -que da por cierto el romance- publica una foto datada ese mismo año y tomada en Stuttgart en la que se la ve a escasa distancia del rey, compartiendo alfombra roja, como si ambos acabasen de bajar de un avión de las Fuerzas Aéreas españolas, cuando, según fuentes de la Casa Real, ella formaba parte de la comitiva de recepción. Juan Carlos I llegaba en una visita al estado de Baden-Württemberg, invitado por el presidente de la Fundación Diálogo Intercultural y amigo personal del monarca, Manfred Osterwald, y donde le mostraron unas instalaciones industriales de Mercedes-Benz. En la cena celebrada en el castillo en que vive Osterwald, el rey y su amiga se sentaron juntos. El rotativo germano incluso menciona un viaje que realizó a Arabia Saudí acompañado de la princesa y en el que, asegura, se refería a ella como su «compañera». «¡Pobre reina Sofía! ¿Cómo soporta a don Juan?», llega a clamar el diario sensacionalista por la penosa situación que, relata, doña Sofía padece en silencio.
Corinna zu Sayn-Wittgenstein -nació plebeya Corinna Larsen; su padre, el filántropo danés Finn Bönning Larsen, era el delegado europeo de las aerolíneas brasileñas Varig- se ha casado dos veces. La primera con el empresario Philip Atkins (tuvieron una niña en 1992), y tras convivir con el millonario Gert-Rudolf Flick contrajo nupcias con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Berleburg, diez años más joven, con quien tuvo su segundo hijo y del que toma el título nobiliario. Se divorció en el 2005.
La princesa permanece ajena a esta repentina atención mediática en su residencia de Mónaco, aunque, según algunas fuentes posee casa en El Pardo, en Madrid, en donde se habría instalado con sus hijos en el 2010