22 feb. 2011

Próxima entrevista en lavozperiodistica.com sobre el 23 F, hablará un participante de base

Dicen que la tontería se pone en primera fila para ser vista,y otros para que la vean en el caso del 23 de Febrero, que ahora se celebra, las ganas de vomitar al escuchar tanta tontería y asertos de doctores que lo saben todo, ha producido rabia en los que han vivido esas jornadas y han ido sabiendo a lo que iban.
Alguno que recogía los teletipos y que estaba callado y jubilado, dice que tanta mentira y fantasía le da ganas de vomitar, en exclusiva para la vozperiodistica.com, hará una entrevista que dirá cómo recogía los teletipos, qué se decían en las reuniones, que conversaciones y con quién se mantenían, y quién dijo: "deme la orden y los mato a todos", contestando Tejero, no fulanito.....Ya hicimos lo que venimos a hacer por España....nuestro trabajo ordenado está terminado.
La verdad se pone en primera fila para que los Diputados y su presidente y el ZP de turno repartan condecoraciones, y sigan diciento tonterías, cada vez más y de mayor tamaño que vuelve a desacreditar a la casta política que más que dirigir un país, hacen el tonto siendo amigos de Gadafi, de la internacional socialista, de Obiang de Guinea y de Marruecos democrático o de Cuba pro derechos humanos.
Armada no pensamos que mienta, puede ser que diga la verdad, no su verdad, tiempo al tiempo.

ESE DÍA HABLÓ "BASTANTES VECES" CON ÉL

Armada sugiere que el Rey estaba al corriente del 23-F
El ex general revela que don Juan Carlos estaba informado del "descontento" del Ejército.


El ex general de División Alfonso Armada ha afirmado este martes que cree que el Rey podría estar informado de la organización del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

Lo ha dicho en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, al planteársele si el Rey podía saberlo: "Me figuro que sí, pero creo que hay que preguntárselo a él", ha respondido.

A un día del XXX aniversario de los hechos, ha afirmado que el monarca era consciente del "descontento" del Ejército, y además Armada trasladó al teniente general Manuel Gutiérrez Mellado que eso podía llevar a un golpe de Estado.

"Creía que, advirtiéndoselo a Gutiérrez Mellado, podría poner remedio. Si no lo puso, no tengo la culpa", ha añadido, destacando que el teniente general le abroncó cuando le informó de esta situación.

Alfonso Armada afirma que entonces se limitó a obedecer a su jefe, el teniente general José Gabeiras, aunque sabía que algún día podía haber un golpe.

Aunque asegura que desconocía el día del golpe, ha señalado que no tuvo nada que ver con su organización, y ha defendido el papel que jugó aquel día para salvar a los diputados que estaban en el Congreso: "Tuve una implicación en el golpe, pero para solucionarlo".

"Haría siempre lo mismo que hice aquél día, que fue informar, obedecer y sacar a los diputados", ha dicho. Se ha definido como monárquico, ha constatado que siempre fue leal al Rey, y ha destacado también que era amigo del entonces presidente Adolfo Suárez.

Armada ha negado que le propusieran presidir un gobierno de concentración, ya que no estaba dispuesto "a presidir nada". El ex general de División ha recalcado que el 23 de febrero habló "bastantes veces" con Juan Carlos I, aunque no ha querido desvelar esas conversaciones.

Tras la pena de 30 años de cárcel de los que sólo cumplió cinco, ha subrayado que su condena ha representado un servicio a España, y se ha definido "casi como un mártir" alegando que no sería la primera vez que la justicia se equivoca.