25 feb. 2009

La crisis del papel y de los medios de comunicación escritos

Hace tiempo que la prensa escrita está en crisis, hace tiempo que todos estos mandatarios chinos han tomado el país como amos de sus casas, hace tiempo que están sometidos al gobierno de turno cercenando la libertad de expresión y el servicio público que deben realizar, hace tiempo que clamorosamente viven de las subvenciones y del dinero de todos, para no servir al pueblo sólo servirse de él, es hora de poner coto a las subvenciones a éstos y de parar los anuncios sumergidos que no son más que subvenciones, les tocan arrebato, se lo merecen.
Polanco, Pedrojota y los magnates de la prensa quieren ponerle un bozal también la prensa online
25.02.09 08:56. Archivado en internet


(PD).- Son insaciables. Llevan décadas forrándose, pero ahora mendigan a Zapatero que les de miles de millones sacados del erario público y les ayude a salir de agujero en que ha metido la ambición a los grandes grupos de comunicación españoles. Como no se conforman con nada, los Polancos, Pedrojotas, Godós, Vocentos, Zetas y demás yerbas, quieren ahora ponerle un bozal a la prensa online.
Con esa intención, acaban de crear la Asociación Española de Medios de Comunicación Online (MediosOn) que nace ‘con la idea de unir oficialmente las voces de los principales medios digitales'.
En la lista no encontramos ningún nativo digital. No están Periodista Digital, El Confidencial, Libertad Digital y algunos de los medios online que realmente mueven masas y tienen público en Internet.
Sólo aparecen representantes de viejos grupos de Comunicación como Unidad Editorial, Prisa, Vocento, Godó, etc... ¿De qué prensa digital hablamos?
Como cuentan los propios firmantes de la nueva asociación su fin principal es ‘promover los intereses comunes ante anunciantes, agencias o medidores de audiencias'. Pues no nos extraña, es el tradicional lobby al que los grandes grupos nos tienen acostumbrados. Es el mismo modus operandi de la asociación de editores de prensa escrita AEDE (que reúne a los periódicos) y de la UTECA que reúne a las televisiones.
Eso sí, siempre reuniendo a los grandes medios y grandes grupos de comunicación, nunca con los pequeños. La AEDE nunca ha dado entrada a los diarios regionales de grupos independientes y la UTECA nunca ha aceptado a cadenas locales. Ahora el mismo modelo se vuelve a repetir en Medios ON.
Para corroborarlo podemos ver la lista fundadora de esta entidad: las divisiones online de Unidad Editorial Internet, Prisacom, 20minutos.es, Vocento, Grupo Godó, Grupo Editorial Prensa Ibérica, Zeta Digital y Antena 3 Multimedia.
Unidos bajo una declaración de intenciones antológica: ‘Unidos bajo una sola voz, lucharán por impulsar la creación de contenidos de calidad, fomentar el crecimiento de la inversión publicitaria online y conseguir un marco legal que permite crecer dentro de una normas comunes a todos los participantes'.
Con ello quieren además dejar de lado las rencillas pasadas. Y es que entre las primeras medidas que se tomarán en MediosOn ‘está promover una medición de audiencias en la red con mayor calidad, conocer mejor el mercado nacional de Internet o trabajar juntos para conseguir mejoras en las relaciones comerciales con agencias publicitarias'. Recordamos que hace menos de un año Unidad Editorial y Prisacom tuvieron un duro enfrentamiento por la interpretación de las audiencias de Nielsen.
Y es que todo queda en familia ya que MediosOn está presidida por Koro Castellano, Directora General de Unidad Editorial Internet y su vicepresidente es Jesús del Río, Director de Contenidos de Prisacom.
El Director General es Juanjo Amorín, mientras que los vocales son Juan F. Domene (Director General de 20minutos.es); Juan Luis Moreno (Director de Estrategia de Internet de Vocento); José Luis Rodríguez (Director Gerente de Lavanguardia.es); Pilar Gómez Borrero (Directora Gerente de Zeta Digital), Angel Angulo (Director Internet Editorial Prensa Ibérica) y Francisco Sierra (Director de Antena 3 Multimedia).

Vean la justicia de nuestro país, un mendigo condenado por el robo de una barra de pan

Un juez condena a un año de cárcel a un mendigo que robó media barra de pan.

mendigo, robo
@Efe. Barcelona.- 25/02/2009 17:35h
Deja tu comentario (5)
(5/5 1 voto)

Un juzgado de Barcelona ha condenado a un año de cárcel al mendigo que robó media barra de pan agarrando por el cuello de la bata a la dependienta porque, pese al mísero botín, empleó "un medio violento e intimidatorio" para conseguir la "baguette". La sentencia condena por un delito de robo con violencia e intimidación al indigente, de nacionalidad francesa y que fue juzgado en rebeldía al no haber acudido a su juicio dado que, en su condición de mendigo, ni siquiera pudo ser citado a la vista por carecer de domicilio estable.Según cree probado el juez, el robo ocurrió el 9 de septiembre de 2008, cuando el mendigo se dirigió a la panadería 'El Pan' de Badalona (Barcelona) y agarró una barra, mientras agarraba por el cuello de la bata a la dependienta y le gritaba en francés con el propósito de amedrentarla. La barra de pan se cayó al suelo y se partió en dos trozos, tras lo que el mendigo huyó con la mitad de la baguette, añade la sentencia, que da por buena la versión de los hechos expuesta por la panadera.En la sentencia, el juez recuerda que el delito de robo "no viene determinado por el resultado ni por el objeto sustraído (como a veces se puede leer en algún titular)", sino por el empleo de la violencia o intimidación. "Si no concurren esos medios violentos, la conducta no es constitutiva de delito de robo sino de hurto; en esta figura sí que tiene relevancia el objeto, ya que si su valor es inferior a 400 euros, estaríamos ante una falta de hurto", aclara la sentencia.Para concluir que se trató de un robo violento, el juez tuvo en cuenta el "sentimiento de temor y miedo" que aquejó a la víctima mientras el mendigo la intimidaba y resalta en su sentencia la "honestidad" de la panadera cuando en el juicio dijo que si el indigente le hubiera pedido la barra, se la habría dado.En anteriores declaraciones, el mendigo negó que intimidara a la dependienta y dijo que había cogido unos panes porque no tenía dinero para comprar comida, pero el juez no ha tenido en cuenta su versión ya que no pudo sostenerla en la vista oral debido a su "incomparecencia no justificada".Pese a que el Código Penal castiga el robo con violencia con penas de dos a cinco años de prisión, el juez impone al ladrón un año de cárcel en atención a la "menor entidad de la violencia e intimidación ejercidas", como planteaba la Fiscalía, que pedía una condena de año y medio.