10 feb. 2008

Dimisión de una excelente concejal y persona, una lástima.


Es una lástima que aquellas personas que se acercan a la cosa pública , con ánimo de hacer cosas y no aprovecharse de la admisitración sean los que se cansen y abandonen, en este caso marcha una excelente persona y profesional, lo que deja mucho más claro como está el país, preparado para segundones, aprovechados y gente sin escrúpulos, nuestro cariño para Begoña.


Begoña Pérez dice que dimite como edil por diferencias con dos ediles del BNG.

La edil del BNG Begoña Pérez, ayer en su comparecencia ante los medios en el Concello de Cangas. / marcos canosa

JUAN CALVO/ CANGAS Las diferencias con dos miembros de la lista que el BNG presentó a las pasadas elecciones municipales es la causa que esgrimió ayer la concejala nacionalista de Igualdade e Benestar del Concello de Cangas para presentar su dimisión a la alcaldesa Clara Millán. Rehusó hacer público los nombres de esas dos personas y dijo que esa información era una exclusiva que valía dinero. Aseguró que las discrepancias estaban motivadas por dos formas diferentes de entender la política de su concejalía. La edil estuvo arropada en su despedida por los concejales de ACE, Mariano Abalo y Maruchi Álvarez. Al final de su comparecencia llegó el edil y portavoz socialista, Héctor Otero. Begoña Pérez negó que su dimisión obedeciera al hecho de que quería cobrar una dedicación exclusiva. En los últimos tres meses, la concejala había planteado esta posibilidad a sus compañeros de partido. Sin embargo, una dedicación exclusiva más para el BNG supondría la ruptura del pacto de gobierno. También negó que se hubiera opuesto a la decisión de la alcaldesa de Cangas, Clara Millán de suspender el acto de inauguración del local de Vicepresidencia en la calle Baiona, al coincidir con el asesinato de una mujer a manos de su marido en Cangas. Aquí tuvo la colaboración explícita del socio de gobierno del BNG, Mariano Abalo (ACE), que tomó la palabra en plena rueda de prensa para desmentirlo. Sin embargo, desde el BNG se mantiene que la decisión de suspender el acto no gustó a la concejala. Begoña Pérez Santaclara dice que respeta a sus compañeros de gobierno y que se siente orgullosa de la política que había practicado. También que vive de su trabajo y que dimite porque quiere mantener el respeto de "mis compañeros".Insinuó que aún estaría un mes por el Concello y reconoció que había sido una sorpresa descubrir que su dimisión iba en el punto número dos del orden del día. También dijo que ella no había presentado por registro municipal su dimisión y dejó abierta la posibilidad a escuchar ofertas, aunque en tono irónico. No obstante, sí que reconoció que su carta de dimisión llevaba 9 días en el Concello. Pidió a los vecinos de Cangas que siguieran confiando en los políticos y dijo que en "política non valía todo". Mencionó que ella había invitado a todos los compañeros de gobierno a asistir a su despedida, por eso estaba Mariano Abalo acompañado de otra edil de ACE, Maruchi Álvarez. Lamentó la falta de miembros del BNG y también que una despedida que pretendía ser silenciosa se tuviera que convertir en ruidosa. La edil se mostró molesta porque en los medios de comunicación se mencionara la posibilidad de que la causa del conflicto fuese la petición de la dedicación exclusiva. Ningún concejal del BNG acudió al acto y tras examinar la situación, Begoña Pérez dijo que si hubiera querido apoyos hubiera llenado el salón de plenos.No mencionó Begoña Pérez cuáles eran las diferencias de criterio sobre la forma de llevar su departamento y se resistió a hacer públicos los nombres de la lista del BNG con los que tiene desavenencias