4 dic. 2007

Marichalar cobra más de un millon de euros al año. una muestra màs y real.

noticia que no me sorprende, qué hace el resto, de quién cobran,.....
Marichalar cobra más de un millón de euros al año de siete multinacionales
03-12-2007

Jaime de Marichalar, o el hombre del millón de euros. Tras su separación de la Infanta Elena, el duque de Lugo encara su nueva vida en solitario con la tranquilidad que le proporciona la buena marcha de sus negocios, la mayoría iniciados después de su boda con doña Elena. Y es que Marichalar cobra más de un millón de euros al año de siete multinacionales distintas entre las que se encuentran firmas tan prestigiosas como el banco suizo Credit Suisse, Loewe o Cementos Portland Valderribas, una filial de FCC.
OTR/PRESS Y es que en los doce años que ha estado junto a la Infanta, la vida de Jaime de Marichalar ha cambiado mucho. Ha pasado de ser un asalariado anónimo que vivía en un modesto piso de París de 40 metros cuadrados a ser un hombre no solo conocido por sus excéntricos pantalones sino también por ser un reputado consejero de siete multinacionales y propietario de un 'tríplex' de 500 metros cuadrados y con piscina privada en el Barrio de Salamanca, en plena milla de oro madrileña. Por su trabajo en Credit Suisse, que es su principal ocupación, cobra 172.000 euros al año, pero por partida doble, ya que es directivo de Credit Suisse First Boston y Credit Suisse Hottinger. Al margen de esta doble ocupación su labor dentro del Consejo de Administración de la Sociedad General Inmobiliaria, es la que más beneficios le reporta con unas ganancias de 256.000 euros al año. Por pertenecer al Consejo de Cementos Portland Valderribas (filial de Fomento de Construcciones y Contratas) se embolsa 194.000 euros al año. Además, según los datos publicados por la revista 'Tiempo', recogidos por Otr/press, por su participación como miembro de los consejos asesores de Art+Auction gana 144.000 euros anuales y del grupo de lujo LVMH para España, y de los consejos de administración de Loewe, Dior y Winterthur Vida España. En total, siete multinacionales de las que recibe unos 1.155.000 euros al año. CÉLEBRES VALEDORES Pero nadie da duros a peseteas, y todas estas multinacionales saben que tener en nómina al todavía yerno del Rey es garantía de éxito, no solo por su valía personal -algo siempre discutible y opinable- sino porque Marichalar asegura buenos contactos y negocios más que atractivos. Entre sus valedores están Bernad Arnault, presidente del holding de lujo LVMH, Esther Kloplowitz, el multimillonario austriaco Robert de Balkany o la ex duquesa de Feria Nati Abascal. Una muy valorada labor bien retribuida que ha permitido a Marichalar hacerse con un pequeño paraíso en pleno centro de Madrid. Se trata de un 'tríplex' de 500 metros cuadrados ubicado en la calle Núñez de Balboa, en pleno Barrio de Salamanca, la que fuera vivienda conyugal de los duques de Lugo y que Jaime de Marichalar adquirió hace cuatro años por el módico precio de tres millones de euros. Una cantidad que no es nada desorbitada si tenemos en cuenta además que Urbanismo tuvo que elaborar un plan especial para autorizar la construcción de estas tres plantas a pesar de existir un jardín protegido. Una buena sede donde instalar, ahora en solitario, la prospera 'Marichalar S.A.'

Manifestación de los Gitanos contra la discriminación que sufren

En la tarde de ayer acogiendo la invitación del colectivo de gitanos "Asociación del Pueblo Gitano de Galicia", leí el manifiesto que da inicio a una movilización pro derechos del colectivo de Gitanos, comencé pidiendo que se guardara un minuto de silencio por el asesinato de dos Guardias Civiles en Bayona (Francia) y continué señalando que "La gran caminata comienza con el primer paso", los gitanos han dado un paso más para ganar sus derechos y obligaciones , para pasar de súbdito a ciudadanos esperemos que sus líderes se consoliden y su movimiento se fortalezca en aras de que sus hijos puedan cambiar su rumbo y conseguir una integración real.


La gravedad de las consignas coreadas contrastó con el espíritu festivo de la marcha. No fue masiva. Los convocantes de la manifestación que ayer pretendía ser una respuesta contundente a la discriminación racial contra el colectivo gitano reunieron a unas ciento cincuenta personas para «decir no a la discriminación por haber nacido gitano». Pero hubo más mensajes: «Basta ya», «Touriño, el pueblo gitano está unido», «en contra del desprecio y la discriminación política», «protección parlamentaria ya», «en contra de la violencia racista y discriminatoria».
Los problemas que los servicios sociales y el Ayuntamiento de Poio han encontrado para realojar a las familias del poblado chabolista de O Vao se han convertido en la plataforma desde la que la Asociación del Pueblo Gitano, presidida por Sinaí Giménez Jiménez, busca ahora llamar la atención sobre los problemas de todo el colectivo en Galicia.
Coreando las consignas marcharon desde el recinto ferial a la sede de la Xunta, en la calle Benito Corbal, entre la indiferencia generalizada de los vecinos y los viandantes. Ni un solo colectivo antirracista respaldó ayer de forma expresa con su presencia las reivindicaciones, y únicamente se hizo notar una muestra de solidaridad en las calles de la ciudad cuando la manifestación pasó frente al bar Europa, desde cuyo interior sonaron aplausos.
Más allá de la solidaridad vecinal, la Asociación del Pueblo Gitano reclama una acción política decidida para acabar con la discriminación. De hecho, el colectivo solo quiere que se apliquen de forma efectiva los instrumentos ya previstos en la ley para lograr una integración social efectiva de los gitanos que viven en Galicia. «La Asociación del Pueblo Gitano -dijo José Piñeiro, encargado de leer el comunicado con el que se cerró la manifestación- no pide limosna ni un trato privilegiado, sino que dice no a la discriminación por haber nacido gitano, persigue dotar a los gitanos de instrumentos y habilidades que les permitan integrarse y sobre todo tener un techo digno para cobijar a sus hijos, un empleo que permita de verdad la integración, poniendo por fin término a siglos de nomadismo o de solo poder trabajar en las ferias».
Los puentes están tendidos hacia la Administración en una especie de política de palo y zanahoria. Sinaí Giménez mezcla palabras de elogio hacia la Xunta con amenazas de movilizaciones más contundentes que la de ayer. «Creemos -dijo- que este Gobierno tiene sensibilidad hacia nuestra problemática, que debe ser tratada de manera global para potenciar la conciliación de todos, que nos permita dejar de ser una minoría sin futuro y especialmente desfavorecida»,
Noticia y fotos de la Voz de Galicia.