9 sept. 2009

El valor se le supone en general, a los indecentes ni eso, ejemplo el Director de Tráfico

UN INDECENTE EN LA DIRECCION GENERAL DE TRAFICO.

Vean es increible un Guardia Civil desarmado requiriendo hablar con su DG al que sirve con bajos salarios y con muchas horas, etc, y al querer explicarle lo que le pasa, huye despavorido, éste es el tipo de responsables que tenemos en este país, responsables mediocres que no sirven ni para mantener la palabra frente a los que piden se les escuchen y que además son vilmente asesinados por ETA, a los que si han escuchado y nos tememos que sigan escuchando y por lo tanto negociando.
Todos los que hemos visto cómo escapaba en Director General de Tráfico nos hemos quedado increiblemente sorprendidos, no nos podemos creer esa actitud, actitud propia de un cobarde , indecente y una persona carente de los mínimos valores e incapacitada para dirigir equipos humanos. Al lado de todo esto el célebre y valiente Pere, firma con la asociación de autoescuelas de España, un convenio de exclusividad en recuperación de puntos, qué valiente para cercenar los derechos de todos los Españoles, volviendo a utilizar un monopolio para encarecer todo e impedir el libre ejercicio profesional, a la hora de recuperar puntos hay que pagarle a un intermediario monopolístico que luego le dará previa detracción de su comisión por no hacer nada la cantidad que estime pertiente a las autoescuelas, veremos cómo se trata esto con la nueva Ley Omnibus. Y a mayores este superhombre y valiente cobarde, recibió una tremenda condena del Tribunal de Defensa de la Competencia por lo antes relatado, un valiente al frente de la DGT para perjudicar a todos los ciudadanos y un cobarde como hombre que no es capaz ni de escuchar a sus hombres, mal pagos y mal tratados, esos son los Gaurdias Civiles que vigilan nuestras carreteras, y al frente un negociante pero indecente y cobarde.


http://www.youtube.com/watch?v=5paqF6AszE4

La crisis y el aumento de gasto público en funcionarios.

El empleo público vampiriza al sector privado vía impuestos: 109.300 funcionarios más en un año

(PD).- Si la crisis es una oportunidad, que se lo pregunten a los funcionarios. Mientras el sector privado paga la factura de la crisis en forma de paro y cierre de empresas, el sector público sigue hinchándose 109.300 personas hasta alcanzar otra cifra récord: 3.051.100 de empleados públicos blindados ante el tsunami del paro.
Cuenta Francisco Núñez en El Mundo que en tasa anual, según los datos de la EPA del segundo trimestre, desaparecieron 1.116.200 asalariados (más casi 90.000 autónomos) y el paro aumentó en 1.755.900 personas.
Sin embargo, el sector público, que se financia con los impuestos de todos, vivió ajeno a esta realidad. Según la información de la misma EPA, el número de empleos en el conjunto las Administraciones Públicas (Estado, autonomías y ayuntamientos) siguió creciendo. En los últimos 12 meses, hasta junio, el número de funcionarios aumentó en 109.300 personas hasta alcanzar otra cifra récord: 3.051.100.
Es decir, a esa fecha, prácticamente uno de cada cinco asalariados en España (el 19,38% exactamente) tenía nómina pública, un dato hasta ahora desconocido. Hace un año, el porcentaje era menor, el 17,45% (casi dos puntos menos), y era aún más inferior cuando estalló la crisis en verano de 2007. En aquel momento, sólo el 17,1% de los asalariados tenían contrato público. Este crecimiento se ha debido a que hay más empleados en este sector y a que, al destruirse tanto empleo privado, el porcentaje de los funcionarios es mayor sobre el conjunto de los asalariados.