17 dic. 2008

El buscador de la Verdad

Merece la pena mirar este blog, habla sin tapujos y como se autodomina muestra una verdad que creo es aplastante. vean y disfruten.

http://elbuscadordelaverdad.blogspot.com/

Artículo obtenido del blog de un amigo que se interesa por la verdad


Pepiño, "Villa PSOE" y "Playa de Cho Vito": dos perspectivas diferenciadas en la aplicación de la Ley
Todos los españoles somos iguales ante la Ley, pero como siempre: Unos Más Iguales que Otros. Y decimos esto, porque el pueblo llano y sencillo tiene la sensación de que en la aplicación de todas las leyes (la Ley de Costas, no es una excepción), parece que la justicia social impartida por los poderes públicos, hace "trampa" mirando por el rabillo del ojo, para diferenciar en qué categoría va a situar a cada ciudadano. . Y decimos esto, porque todos coincidiremos en que no es lo mismo derribarle la vivienda a una humilde familia que lleva en ella generación tras generación, como es el caso de los vecinos de la Playa de Cho Vito de Tenerife; que si el ciudadano en cuestión, se trata de un importante político respaldado con 11 millones de votos. Nos referimos en este caso a Pepe Blanco, vicesecretario general del PSOE y llamado "cariñosamente" como Pepiño por sus aldeanos de Palas del Rei (Lugo), aunque la mayoría de ellos no le votasen en las pasadas elecciones. . En el primer caso, se trata "tan solo" de unas humildes familias baqueteadas por la crisis, el desempleo y la falta de recursos. En el segundo, nada más y nada menos que uno de los "padres de la patria", de los grandes legisladores del corral patrio. La "entrega", "sacrificio", "abnegación", "voluntad de servicio" de éste ultimo; hace que se tenga más que ganado un merecido descanso en una de las proyectadas como mejores urbanizaciones a pie de playa en la Isla de Arosa (Pontevedra-España), desde donde disfrutando uno de los atardeceres más espectaculares de las Rías Bajas en el Residencial Illa de Arousa, la naturaleza le pueda obsequiar con la lucidez necesaria para acometer una noble misión: la de liderar con aplomo las riendas de este país y sacarnos de la crisis que nos envuelve.