19 nov. 2011

LOS NACIONAL SOCIALISTAS DEL PSOE CONDENADOS POR LOS MÁS ALTOS TRIBUNALES DEL MUNDO Y DE EUROPA, NO CUMPLE NI LO QUE APRUEBAN EN EL PARLAMENTO ESPAÑOL.


Como si fueran los amos del mundo, los hijos de Hitler, los nacionalsocialistas del PSOE, los que más actos de corrupción han generado, no cumplen las resoluciones Europeas ni internacionales. Los motivos son claros , son unos personajes que están por encima del bien y del mal. Amigos de Gadafi, y de los reyes más ingnominiosos y con claro rechazo a los derechos humanos siguen considerando a sus ciudadanos como súbditos. Muestra de todo está en la grave y delictual Operación Columna y en las resoluciones del TEDH, sin ejecutar por los gobiernos sucesivos de los NacionalSocialistas del PSOE, haciendo burla de las normas más básicas de un estado de derecho. No les importa, viven en la corrupción y son dueños y señores de nuestras vidas, y si cuadra como en la Operación Columna, como en el GAL, como Lasa y Zabala, Dorado Villalobos, Roldán, Corcuera, Fondos Reservados etc, apuntan y disparan.
España, condenada a indemnizar al ex inspector Luis Hens


El Gobierno de Zapatero se niega a acatar las sentencias de la ONU


- Chaves se niega a reparar la 'violación' judicial cometida contra Hens y Corujo en el 'caso Marey'


Diariocrítico


Zapatero y su vicepresidente tercero, Manuel Chaves, se niegan a acatar y cumplir las sentencias del Comité de Derechos Humanos de la ONU. Concretamente, el dictamen aprobado en marzo de 2008, según el cual se cometió una violación contra el derecho constitucional de los ex policías Luis Hens y Juan Ramón Corujo, que fueron condenados, sin las debidas garantías judiciales, por el secuestro del ciudadano vasco-francés Segundo Marey en tiempos de los GAL. La ONU exigía reparaciones a España; Zapatero y Chaves las niegan.





Los ex inspectores de Policía Luis Hens y Juan Ramón Corujo presentaron el 24 de mayo de 2004 algo más de un mes de la victoria electoral de Zapatero- una demanda contra el Estado español ante el Comité de Derechos Humanos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la Organización de las Naciones Unidas. Ambos policías habían sido condenados por participar, como custodios, en el secuestro del ciudadano vasco-francés Segundo Marey, una de las primeras acciones de los GAL. Entonces, Hens y Corujo eran inspectores destacados en el País Vasco en los duros 'años del plomo', y a ambos se les dio la orden por la superioridad de custodiar a un detenido supuesto miembro de ETA. Sin embargo, dado que en esta causa había aforados, Hens y Corujo no tuvieron las mismas oportunidades judiciales que cualquier otro ciudadano.Por esa razón, y después de un calvario judicial por España y Europa, ambos ex inspectores pusieron una demanda ante la citada comisión de la ONU, la cual emitió su dictamen el 25 de marzo de 2008. En la página 12 de ese dictamen se establece lo siguiente:"[Hay] ocasiones que una persona en razón de su cargo sea juzgada por un tribunal de mayor jerarquía que el que naturalmente correspondería, esta circunstancia no puede por sí sola menoscabar el derecho del acusado a la revisión de su sentencia y condena por un tribunal superior. El Comité observa además que el recurso de amparo no puede considerarse un recurso apropiado en el sentido del artículo 14, párrafo 5 del Pacto. Por consiguiente, el Comité concluye que se ha violado el artículo 14, párrafo 5, del Pacto con relación a los hechos expuestos por los autores".En su punto 11, el Comité de Derechos Humanos establece que "a tenor de lo dispuesto en el apartado a) del párrafo 3 del artículo 2 del Pacto [suscrito por España], el Estado Parte debe proporcionar a los autores una reparación adecuada que incluya una indemnización y tomar las medidas necesarias para asegurar que este tipo de violaciones no se repitan", y establecía un plazo de 180 días para recibir del Gobierno español (Zapatero) "información sobre las medidas adoptadas para aplicar el dictamen del Comité. Se ruega al Estado Parte que publique el dictamen del Comité".Zapatero y Chaves ignoran a la ONUEl plazo de '180 días' se dilató hasta lo indecible: el 7 de febrero de 2011, tres años después del dictamen, se produjo la respuesta por parte de la Secretaría de Estado para la Función Pública del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública, firmada por el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, notificando Acuerdo del Consejo de Ministros al respecto, de fecha 1 de febrero de 2011, en la que se desestimaba la rehabilitación de Luis Hens en su condición de funcionario público, tal y como había ordenado la ONU a España.Entre las conclusiones del Gobierno se afirmaba que los ex policías había realizado hechos constitutivos de delito -se obviaba que orden superior, e incluso política, del Gobierno de Felipe González-; que dichos hechos habían producido "daño y perjuicio para el servicio público", que eran reos "traición de la confianza que la sociedad ha puesto en ellos", que habían mantenido "conducta impropia", y sobre todo lo que más preocupaba a Zapatero y su vicepresidente Chaves -que fue ministro con González cuando los GAL-: la "gran repercusión en los medios de comunicación en el marco de las acciones de los Grupos Antiterroristas de Liberación...".Veintiséis años después de aquellos episodios, el Gobierno de Zapatero se ha negado a cumplir los mandatos de la ONU.LEA LA EXPERIENCIA POLICIAL-JUDICIAL DE LUIS HENS SERENA CONTADA POR SU PROTAGONISTA>> LEA EL ARTÍCULO DE RAFAEL VERA, EX SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD, AL RESPECTO