19 dic. 2011

Finaliza la hora oscura que precede al amanecer

Un gran ciclo está a punto de terminar, y nuestro planeta -junto a la Humanidad sobre él- ya han mostrado y seguirán mostrando en modo creciente que nos encontramos en un proceso de disolución-desintegración y caos de los viejos e insostenibles paradigmas y formas que fueron protagonistas durante los últimos miles de años.

Sin embargo, esto no ha de ser visto con temor o desesperanza, tal como el Sistema pretende con sus continuos y falsos mensajes fatalistas sobre el 2012, propagados machaconamente a través de artículos, libros, programas y películas de cataclismos e invasiones extraterrestres.

Es obvio que los controladores están particularmente empeñados en tergiversar el sentido original de esta fecha en el calendario maya, donde es señalada sólo como una referencia temporal para el cambio de ciclo, conforme a sus mediciones astronómicas, sin que ello implique en absoluto la ocurrencia de esos apocalípticos e interesados escenarios que la élite global proyecta, tendentes a dar otro giro de tuerca a sus aspiraciones de control y dominación sobre los pueblos y los recursos.

-

Mas todo aquel que haya logrado afinar su sentido crítico, su discernimiento y su intuición, sustrayéndose así de la hipnosis colectiva que inducen los mass media, comprenderá y sobre todo sentirá sin lugar a dudas que este tiempo que ahora vivimos representa una grandiosa e irrepetible oportunidad para un nuevo y mejor comienzo, donde construir una nueva sociedad en base a paradigmas más elevados, íntegros, saludables, armónicos y humanitarios.

Porque el mundo no se acaba. Lo que realmente se acaba es un modo de civilización intrinsecamente nocivo, suicida e inviable; insostenible tanto para el planeta cuanto para los seres humanos que lo hemos tenido que padecer durante milenios. Lo que por fin se disuelve son las tinieblas de lo que ha sido una muy oscura y larga noche para la Humanidad.

Felizmente, y como es natural, siempre a la noche -por más negra que fuera- le siguió un nuevo y claro día. Ahora lo que viene es un renacer, una limpieza y una renovación tan enormes como benéficos e imparables.

Con todo, es bastante probable que la Tierra realice ajustes o cambios más o menos intensos en su superficie, coincidiendo sobre todo con la cíclica inversión de los polos magnéticos, que se acerca a medida que el campo magnético terrestre cae hacia el Punto Cero (disminuyendo con ello la velocidad de rotación de nuestro planeta), como afirma el reconocido científico y escritor Gregg Braden.

De forma simultánea -y directamente conectado con lo anterior-, la Resonancia Schumann (la Frecuencia Base o “latido” de la Tierra), que había permanecido en 7.8 hz desde que se tienen registros de ella, ha venido acelerándose progresivamente a partir de 1980.

Esto se experimenta muy llamativamente por parte de muchas personas -incluído un servidor-, que reportan la vívida sensación de que el tiempo transcurre a mayor velocidad que de costumbre, y el día parece haberse “acortado” drásticamente, quedando reducido a unas 16 horas “de las de antes”. Así, percibimos extrañados cómo los minutos, horas, días, semanas, meses, estaciones y años pasan literalmente “volando”, nada que ver con apenas cinco o diez años atrás.

Pues bien, se estima que cuando la Resonancia Schumann alcance los 13 hz y el campo geomagnético haya llegado al Punto Cero, la Tierra detendrá su rotación, para posteriormente comenzar otra vez a girar -pero en sentido contrario al anterior- al cabo de dos o tres días (que las tradiciones y profecías de diversas culturas y épocas señalaron como “de oscuridad”).

En el ínterin, se habrá consumado la inversión polar (que podrá ser parcial o completa) y, en realidad, se habrá producido un Cambio Dimensional en toda regla. Y tras la oscuridad, de nuevo, se hará la Luz.

Lo cierto es que ya las más antiguas tradiciones de diversas culturas dejaron constancia de cambios cíclicos similares en el pasado, como apunta Braden.

Por tanto, todo ello no es más que la lógica mutación y reordenamiento que corresponde a una nueva fase en la evolución o crecimiento del planeta, así como de su Humanidad; y todos estamos llamados a comprender y acompañar este proceso natural, para -en serena confianza- afinar nuestros seres en orden a adaptarlos a estas nuevas frecuencias, más sutiles y elevadas, siendo nosotros -desde el corazón- el cambio que anhelamos ver en el mundo.

Es así como, para quienes esto elijamos, la manifestación de la Nueva Tierra y de la Nueva Humanidad se sentirán como el haber pasado de la noche al día, o como el haber salido de un antro tóxico e insalubre para encontrarnos respirando el más puro y limpio aire de la montaña, en una mañana radiante donde se nos abre un horizonte de infinitas posibilidades de expansión, realización y servicio. ¿Te apuntas?

Freeman, webmaster de Liberación Ahora

NOTA: el artículo entero es una exposición de carácter divulgativo, y dada la amplitud y hondo calado de la información presentada, no es ni pretende ser un trabajo completo o exhaustivo.

La intención es dar a conocer a la sociedad estas importantes y decisivas claves en este preciso momento de la Historia, trasmitiéndolas del modo más asequible, claro y preciso posible. Animo -además- al lector a que indague, analice, reflexione y discierna por sí mismo estos contenidos, quedándose con aquello que le resuene interiormente y dejando a un lado lo demás.

Estimo que -tal como el humano puede concebirlas en su limitada mente- no hay algo así como “verdades absolutas”, y que lo que llamamos Verdad reside únicamente en el Todo (del cual formamos parte o, más bien, somos). Y aún la última afirmación, por lo dicho, es sólo una sucesión de meras palabras.

Como dijo Jiddu Krishnamurti al disolver la Orden que fue creada para erigirle como Instructor del Mundo, “la Verdad es una tierra sin caminos“.

Por eso, les sugiero humildemente que no crean a priori nada de lo expresado en el artículo, ni esperen encontrar “la verdad” (o la “salvación”) en escrituras, personas, organizaciones o ideologías de cualquier tipo. Mejor encuéntrense y créanse a Sí mismos. Eso es Todo. Y si el material presentado puede inspirarles -siquiera mínimamente- en tal dirección y propósito (que es individual, único e intransferible), habrá cumplido plenamente su función.

Es mi sincero deseo que el texto pueda ser de utilidad y provecho al mayor número posible de personas, y que cada uno pueda hallar su propio y mejor camino (o no-camino), libremente.

Muchas gracias, Salud, Fuerza y Paz.

Freeman