10 dic. 2007

La primera Asociación Profesional legalizada, de la Guardia Civil ASIGC, presente denuncia contra el Dtor. General de la Policía y la Guardia Civil.

Creo que algo se está moviendo en este país, -- el tiempo me dará la razón-- dicen que las grandes cosas comienzan por cosas muy pequeñitas, y creo que se ha comenzado una nueva ruta.
El poder --dice los expertos en cratología-- se tiene si uno es capaz de organizar y controlar los grupos, y siempre se tien que tener en cuenta hasta al más pequeño de los contrincantes; en el presente caso, era hora ya de que alguién comience a dar el primer paso de la gran caminata, creo que no estará solo y que poco a poco nos sumaremos muchos a su denuncia y sus propuestas, en la foto que acompaña a al presente se puede ver la reunión mantenida con dirigentes de UGT --pseudofuncionarios-- que se han comprometido a los cambios y al reingreso de los compañeros separados del servicio y hasta la fecha no han abierto la boca ni han hecho nada, y a pesar de haber obtenido una sentencia ejemplar el tribunal europeo de derechos humanos, veremos qué dice la OIT, de este comportamiento del sindicato que siempre ha sido el sindicato hermano y que tantos apoyos ha prestado y agradecimientos generado entre los Guardias Civiles,.
Esto es una guerra, y estoy seguro de que podemos perder batallas, pero , al final la ganaresmos, y porqué: porque tenemos la fuerza de la razón y lo la razón de la fuerza.
Enhorabuena Joaquín Parra, pienso que has iniciado una dinámica que les va romper la estructura.

EL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN INDEPENDIENTE DE LA GUARDIA CIVIL (ASIGC) DENUNCIA POR UN PRESUNTO DELITO CONTRA LOS DERECHOS FUNDAMENTALES, AL DIRECTOR GENERAL DE LA POLICÍA Y LA GUARDIA CIVIL.

La ASIGC exige al Gobierno socialista, que cumpla las leyes, y disimule mejor, su intervencionismo en las asociaciones de guardias civiles.

Lo prometido es deuda. La pasada semana, la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC) denunciaba ante la opinión pública, el descarado intervencionismo a favor de una asociación de guardias civiles, -dirigida principalmente por guardias civiles retirados o de baja psicológica prolongada, vinculados a CCOO y por ende al PSOE-, por parte del Gobierno socialista.

Los hechos se concretaban en impedir a la única asociación profesional de guardias civiles, que actualmente existe, la ASIGC-Profesional, el derecho, que la recientemente aprobada ley de derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil, reconoce a los guardias civiles, a constituirse en éste tipo de asociaciones, y a ejercer en su consecuencia, los derechos de reunión en los acuartelamientos y el derecho de información a sus afiliados a través de tablones de anuncios.

La petición se formuló al Director General de la Guardia Civil y de la Policía D. Joan Mesquida, que a través de su Secretario de Despacho, un Comandante de la Guardia Civil, acordaba denegar esos derechos, hasta tanto en cuanto el Ministerio de Interior, no resolviera el registro de la asociación, tras haberlo peticionado los guardias civiles de la ASIGC.

Sin embargo, aún cuando se le denegaba ese derecho a la ASIGC, asociación tanto cultural, como profesional, se lo permitía a la AUGC, asociación tan sólo cultural, que a día de la fecha, aún no ha solicitado su registro como profesional, ya que los guardias civiles retirados, no pueden ejercer ese derecho, por estar jubilados por inutilidad física o psicológica y no prestar ningún servicio en la Guardia Civil.

La Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC) argumenta a través de su Presidente, -el Guardia Civil en Activo Joaquín Parra-, que el derecho de asociación, no está sometido al régimen de previa autorización, y que tal como expresa la Constitución y la propia ley de derechos de los guardias civiles, quedan válidamente constituidas, en el momento que los guardias civiles solicitan el registro, siendo éste, sólo un mero trámite, para el control de sus estatutos y su sometimiento a la legalidad, a los efectos de darle publicidad en el B.O.E. y en el registro del Ministerio de Interior.

Además el guardia civil Joaquín Parra, expresa en su denuncia contra el máximo dirigente de la Guardia Civil Joan Mesquida, que en caso de ser válidos los argumentos del denunciado, no podía permitir la reunión de la asociación dirigida por guardias civiles de baja psicológica o jubilados AUGC y negárselo a la ASIGC sin vulnerar el derecho a la igualdad.

Ahora será el juzgado de la Plaza de Castilla de Madrid, y la Fiscalía en defensa de los derechos fundamentales de los guardias civiles de ASIGC, quienes tendrán que pronunciarse, sobre la procedencia o no, de la denuncia del guardia civil contra su jefe.

Se adjunta la denuncia, para su comprobación, con el sello del juzgado decano de los de Madrid.

Esperando sea de su interés, en la sede de la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC), A 08 de diciembre de 2007.