17 feb. 2010

Falleció nuestro querido amigo José Antonio Pino, que en paz descanse.

José Antonio Pino González, una buena persona y sobre todo muy luchadora, que desde niño se enfrentó a muchas dificultades y a un ecosistema de los de la era rural de Galicia en una época sin derechos; no paró ni un instante de luchar contra las adversidades, --cuántas anécdotas inconfesables podemos contar juntos--en situaciones donde no quedaba más remedio que llorar y tirar la toalla, él nos hacía sonreir y siempre demostraba su gran capacidad de reaccionar de luchar contra las adversidades. Son innumerables las ocasiones en que hemos pasado veladas con él, en que las carcajadas no paraban, al lado de momentos de suma tristeza por la situación económico social que se vivía. Siempre nos dijo: voy a morir muy joven , estoy seguro que no pasaré de los cuarenta años, y tristemente acertó. Esta mañana le contaba a mis compañeros la anécdota del coche en Vilacoba , cuando se le pincharon las cuatro ruedas sin explicación y tuvo que irse a casa en compañía de un amigo andando, y al llegar a un cruce de caminos se quedó parado y le preguntó a su acompañante : Ves lo que estoy viendo Yo, el otro le dijo no yo no veo nada de lo que describes, rápidamente le cogió la mano y el otro dijo : ahora lo veo todo, se acostó y al cabo de unas horas lo despierta su madre y le dice : levántate y prepárate tenemos que ir al entierro del vecino, ha fallecido. Él ya se había visto horas antes acompañando al féretro y al vecino fallecido, lo que nunca nos dijo es que lo que siempre nos afirmaba con rotundidad y yo le refutaba, que ya estaba escrito. Amigo y querido compañero Pino, descansa en Paz, los que te seguimos queriendo rezaremos por ti, y no te olvidaremos.

Condado

Un transportista de Salvaterra muere en un accidente de tráfico en Alemania

El cadáver de José Antonio Álvarez Pino fue repatriado ayer y hoy será incinerado

Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto

G. PORTO - PONTEAREAS Los restos mortales del vecino de Vilacoba (Salvaterra), José Álvarez Pino, de 45 años de edad, llegaron ayer al Aeropuerto de Peinador repatriados desde Alemania, donde falleció el viernes en accidente de tráfico.
El suceso ocurrió en el distrito de Landshut, y según informaron fuentes locales, se produjo debido a las malas condiciones de visibilidad y a la nieve existente, en una zona donde se produjeron otros accidentes similares en las últimas semanas.
Álvarez Pino conducía una furgoneta de las de transporte máximo de 3,500 kilos de carga con la que recorría varios países europeos, transportando fundamentalmente piezas para coches. Según informó uno de sus vecinos, había partido el martes por la tarde.
El viernes a las siete de la mañana, hora local, circulaba por una carretera nevada del distrito de Landshut, en la zona de Baviera, cerca de la República Checa, cuando por causas que se desconocen impactó frontalmente contra un camión de gran tonelaje que transportaba cerdos.
Según los medios locales, los servicios de urgencia se desplazaron al lugar de los hechos con varias unidades terrestres y un helicóptero. Tras excarcelarlo, ya que quedó atrapado en la cabina, intentaron reanimarlo pero José Antonio pereció en el lugar del suceso. Las mismas fuentes apuntaron a las "condiciones invernales" como las consecuencias del accidente, aunque vecinos de la víctima señalaron ayer tarde que la vía no estaría en las mejores condiciones. Las fotografías recibidas desde Alemania muestra la parte frontal de ambos vehículos dañados y la carretera cubierta de nieve.
El cuerpo del transportista, muy querido en la zona de Salvaterra, fue velado ayer durante horas en el tanatorio de Pompas Fúnebres del Condado, en Ponteareas, desde donde hoy a las 11.30 horas partirá el cortejo fúnebre hasta la iglesia de Vilacoba para, posteriormente, ser trasladado para su incineración, cumpliendo su expreso deseo.

Leire Pajín

Leire Pajín


Aún estamos a la espera,

de Obama y de Zapatero,

expresión de la Pajín…

- tinta blanca en el tintero-

Economía de España,

para ellos de florero,

para nosotros la espina

del tallo cubierto en hielo…

Dos y dos resultan tres,

hoy, hay parados con miedo,

inseguros, deprimidos,

nada les lleva el consuelo,

gobierno y oposición

tienen dos arcos viejos,

párvulos de economía,

economía de ineptos,

sólo saben navegar

sobre un mar dormido, lento.

Los sindicatos rumian

como hacen los carneros

en el corral donde esconde

el pastor cencerros viejos.

La merina solitaria…

Izquierda Unida y su credo,

suspira en la noche oscura

bajo un astro inconcreto.

Leganés, 17 de febrero de 2010

José Manuel García García (JOSMAN)



--
Publicado por JOSMAN. para JOSMAN el 2/17/2010 08:24:00 AM