23 sept. 2009

Nuestro compañero Josman en recuerdo de los Guardias Civiles democráticos

¿CIVILES Y MILITARES?

C:\Users\Mari Carmen\Pictures\Guardias civiles..jpg

A Manuel Rosa y José Carlos Piñeiro.

Llegará un tiempo de libertad,

no puede ser eterna la cadena,

cuando los guardias civiles sean

lo que deben ser, ciudadanos

civiles uniformados.

Sin ser correcaminos

en conflictos internacionales,

que son guerras enmascaradas,

los orinales del mundo,

la cloaca infecta donde

dictan los señores de la guerra,

el poder de la droga

y una religión confusa

que lanza al suicida contra otras vidas.

¿Qué hacen los guardias civiles,

si es misión humanitaria

sobre un polvorín de balas?

¿Militares o civiles?

Esta interrogante, esta simbiosis

acomodada, parecemos o padecemos

un hermafroditismo en la partida (1)

ajedrecista de la eterna España.

El Parlamento duerme

en la noche de los tiempos.

Cuentan que Juan Ramón Jiménez,

jamás ató a Platero a una noria,

porque legisló para él, como pollino

existencialista , una ley ilustre

la que fuera compañero de paseo,

alma gemela, hacia un Moguer perpetuo.

Leganés,24 de septiembre de 2009

JOSMAN.

(1) Como el hermafrodita, dos en uno y a veces ninguno.

Nuestros políticos del signo que sean deben demostrar que sus ingresos corresponden con el patrimonio y nivel de vida de su unidad familiar

Atención al mensaje de Julio Anguita, un político honrado

PD.
Julio Anguita, el que fuera coordinador general de Izquierda Unida en la década de los 80, cuando todavía quedaba decencia en la política española, da en la diana cuando dice a los españoles que se den cuenta de que se acabó la época del “dinero fácil”, y que al a hora de votar a los políticos hay que hacerlo a los “honestos”, porque la gente, “cuando vuelve a votar al ladrón, también colabora con el robo”.

Y referiendose a los actuales políticos socialistas, casi todos ellos millonarios y afincados en el lujo y el privilegio, agregó: "Para mí, un señor que levanta el puño y tiene tres Cadillac es un farsante, pero la gente lo vota”.

Las declaraciones del ex coordinador general de IU tuvieron lugar a mediados de septiembre , en la clausura del curso sobre Derechos Humanos, celebrado en la "patria" de Zapatero, en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo (León).

Según Anguita, la “única” bandera posible para cambiar el mundo son lo derechos humanos. Aseguró que en España los derechos humanos están en crisis, aunque “nadie se lo cree”. A nadie le interesan derechos humanos que no se respetan, como el derecho al trabajo o a la seguridad social, agregó.

Anguita manifestó también que un político, para ser de izquierdas, tiene que predicar con el ejemplo. “Para mí, un señor que levanta el puño y tiene tres Cadillac es un farsante, pero la gente lo vota” insistió.

El ex coordinador de IU aprovechó la ocasión para hablar de otros temas de actualidad, como la trama de corrupción que ha salpicado a distintos cargos del PP. En su opinión, el hecho de que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordara archivar la última queja del PP contra Garzón por su instrucción en el ‘caso Gürtel’ se debe a un “acuerdo mezquino y cobarde” entre conservadores y socialistas para “no meter mano a delincuentes y criminales”.

En este sentido, Anguita señaló que lo que le hace falta a España es que la ciudadanía se dé cuenta de que se acabó la época del “dinero fácil”, y que al a hora de votar a los políticos hay que hacerlo a los “honestos”, porque la gente, “cuando vuelve a votar al ladrón, también colabora con el robo”.