3 abr. 2009

Hágase Diputado o Senador, no lo dude, haga nuestro curso de Diputado.

¡Qué tropa! Los diputados se van casi tres semanas de vacaciones de Semana Santa. ahora con las cesantías por fin de su cargo añaden a las vacaciones especiales la paga de casi una vida de los pensionistas, pagas vitalicias, seguridad privada y un cúmulo de prestaciones que refuerzan que sigan arruinando España



Antaño se fueron de vacaciones ahora la mayoría se asegura una pensión vitalicia, fondos de pensiones y una acción social que cualquier español firmaría con los ojos cerrados, y todo por la pésima gestión de la cosa pública, es decir, como a los banqueros nos queman nuestras casas y les premiamos con dinero de todos, para que sigan quemando más casas, refuerzo positivo.

(PD).- ¡Qué tropa! Y con la que está cayendo. Sus Señorías acaban de volver de sus casi dos meses de vacaciones navideñas (desde el 16 de diciembre de 2008 hasta el 10 de febrero de 2009) y ya están de nuevo en el chiringuito, a la sombra, o en tumbados al Sol en la arena. Desde este jueves hasta el próximo 21 de abril el Congreso de los Diputados cuelga el cartel de cerrado por vacaciones. Los representantes del pueblo acababan de regresar de otro puente de dos semanas, a finales de febrero, con motivo de las elecciones vascas y gallegas.
El Partido Popular trató de evitar que se produjera esta vergonzosa situación. Según informa El Confidencial, el partido de Mariano Rajoy pidió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, un pleno extraordinario justo después de Semana Santa. Sólo el PNV apoyó la petición 'popular'. El resto de grupos de acordó de la playa y el chiringuito y apretaron el votón del "No".
El Congreso, pues, vuelve a quedarse sin un alma hasta el próximo día 21 de abril. Sólo algunos, excepcionalmente, regresarán este martes, día 7, para asistir a la comparecencia de Carme Chacón ante la Comisión de Defensa, la del vodevil de Kosovo.
Estas tres semanas de vacaciones vienen un mes después de las dos semanas que los diputados se 'pillaron' a raiz de las elecciones vascas y gallegas.
NO RENUNCIAN A SU ELEVADO SUELDO
Eso sí, sus señorías no renuncian a su alto sueldo. El salario mínimo de un diputado es de 3.996 euros al mes, que puede llegar a los 6.500 por otros conceptos. Este mes de febrero, por ejemplo, sus señorías sólo trabajarán seis días de sesiones plenarias y cuatro de ponencias y comisiones, lo que supone que por cada día trabajado han cobrado 399 euros.
El sueldo de los políticos es quizá la única cuestión que apenas suscita polémica o debate alguno en el seno de las Cortes y en cambio genera recelos entre la mayoría de la ciudadanía.
Su regulación es incluso cada año una de las resoluciones que menos publicidad logra de cuantas pasan por las dos cámaras, seguramente porque los diputados son conscientes de que su situación está muy por encima de la media de los trabajadores a los que representan.
Sueldo, gastos de representación o de libre disposición, ayudas para el alojamiento o para el transporte, dietas, pensiones, cotizaciones a la Seguridad Social sin límite temporal tras abandonar el Congreso, pagas millonarias para cónyuges viudos o hijos huérfanos, y hasta ordenadores a precio de ganga son inherentes a los 350 escaños que el próximo domingo repartirán los españoles.

Hágase Diputado o Senador, no lo dude, haga nuestro curso de Diputado.


¡Qué tropa! Los diputados se van casi tres semanas de vacaciones de Semana Santa

Parlamento


(PD).- ¡Qué tropa! Y con la que está cayendo. Sus Señorías acaban de volver de sus casi dos meses de vacaciones navideñas (desde el 16 de diciembre de 2008 hasta el 10 de febrero de 2009) y ya están de nuevo en el chiringuito, a la sombra, o en tumbados al Sol en la arena. Desde este jueves hasta el próximo 21 de abril el Congreso de los Diputados cuelga el cartel de cerrado por vacaciones. Los representantes del pueblo acababan de regresar de otro puente de dos semanas, a finales de febrero, con motivo de las elecciones vascas y gallegas.
El Partido Popular trató de evitar que se produjera esta vergonzosa situación. Según informa El Confidencial, el partido de Mariano Rajoy pidió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, un pleno extraordinario justo después de Semana Santa. Sólo el PNV apoyó la petición 'popular'. El resto de grupos de acordó de la playa y el chiringuito y apretaron el votón del "No".
El Congreso, pues, vuelve a quedarse sin un alma hasta el próximo día 21 de abril. Sólo algunos, excepcionalmente, regresarán este martes, día 7, para asistir a la comparecencia de Carme Chacón ante la Comisión de Defensa, la del vodevil de Kosovo.
Estas tres semanas de vacaciones vienen un mes después de las dos semanas que los diputados se 'pillaron' a raiz de las elecciones vascas y gallegas.
NO RENUNCIAN A SU ELEVADO SUELDO
Eso sí, sus señorías no renuncian a su alto sueldo. El salario mínimo de un diputado es de 3.996 euros al mes, que puede llegar a los 6.500 por otros conceptos. Este mes de febrero, por ejemplo, sus señorías sólo trabajarán seis días de sesiones plenarias y cuatro de ponencias y comisiones, lo que supone que por cada día trabajado han cobrado 399 euros.
El sueldo de los políticos es quizá la única cuestión que apenas suscita polémica o debate alguno en el seno de las Cortes y en cambio genera recelos entre la mayoría de la ciudadanía.
Su regulación es incluso cada año una de las resoluciones que menos publicidad logra de cuantas pasan por las dos cámaras, seguramente porque los diputados son conscientes de que su situación está muy por encima de la media de los trabajadores a los que representan.
Sueldo, gastos de representación o de libre disposición, ayudas para el alojamiento o para el transporte, dietas, pensiones, cotizaciones a la Seguridad Social sin límite temporal tras abandonar el Congreso, pagas millonarias para cónyuges viudos o hijos huérfanos, y hasta ordenadores a precio de ganga son inherentes a los 350 escaños que el próximo domingo repartirán los españoles.

Semana Santa en el Congreso, 18 días de vacaciones a nuestros representantes bien merecidos


Ya es Semana Santa en el Congreso: los diputados se van 18 días de vacaciones.


Cobran poco, visa Oro...., vacaciones casi todo el año, es cierto lo que decimos, "No estudie hágase diputado, haga nuestro curso y mejore su vida, no importa que carezca de titulación o de conocimientos, éstos no importan la sociedad que progresa es la que tiene diputados y senadores bien cuidado, ánimo haga el curso de Diputado y asegure el futuro", una advertencia, nuestro centro de formación imparte clases preparatorias para el Ingreso en la Guardia Civil y polícia, no lo haga, mejor el de Diputado, los Guardias Civiles y Policías se juegan la vida y andan deambulando con sus familias por toda España, y hablando claro cobran una mierda y son maltratados todos los minutos del día, amen de no tener derechos humanos.



Ejemplo:


@José L. Lobo.- 03/04/2009 06:00h
Deja tu comentario (8)


Vista del hemiciclo del Congreso casi vacío (Efe).
La operación salida de Semana Santa se adelantó ayer en el Congreso. Y la de retorno se retrasará nada menos que hasta el 21 de abril. Para entonces los diputados habrán disfrutado de otros 18 días de vacaciones, que se suman a los casi dos meses de descanso en Navidad y al puente de dos semanas, a finales de febrero, por las elecciones vascas y gallegas.
El PP trató ayer de evitar este nuevo parón parlamentario y exigió la comparecencia de José Luis Rodríguez Zapatero en un pleno extraordinario justo después de Semana Santa, pero sólo el PNV apoyó su petición. Los socialistas y el resto de grupos parlamentarios se opusieron.
Así que, tras el pleno ordinario celebrado ayer, el hemiciclo vuelve a quedarse vacío hasta el día 21. Algunos diputados regresarán al Congreso el próximo martes, pero sólo para asistir a la comparecencia de Carme Chacón ante la Comisión de Defensa, donde la ministra tratará de explicar el embrollo de la retirada de las tropas de Kosovo. Y luego retomarán sus vacaciones.
La semana laboral en el Congreso se reduce a tres días -martes, miércoles y jueves- durante tres semanas al mes: en la cuarta, aunque pueden convocarse comisiones y ponencias, nunca se celebran plenos ni sesiones de control al Gobierno. El calendario aprobado por la Mesa -el órgano de gobierno de la Cámara- el pasado mes de diciembre establece que en Semana Santa no hay pleno, ni tampoco en los siete días siguientes, por lo que la inactividad del hemiciclo se prolongará esta vez durante 18 días.
Pleno extraordinario
El PP logró que el presidente del Congreso, José Bono, convocase ayer a la Junta de Portavoces para debatir su propuesta de convocar un pleno extraordinario inmediatamente después de Semana Santa, lo que habría acortado las vacaciones parlamentarias a sólo 11 días. Pero fracasó en su intento por la negativa del PSOE.
La intención del PP era incluir en el orden del día de ese pleno extraordinario la comparecencia de Zapatero para rendir cuentas de la actuación del Gobierno "antes y después de anunciar la retirada de nuestras tropas en Kosovo". Pero el portavoz socialista, José Antonio Alonso, se escudó en el argumento de que "no tiene sentido" reclamar la presencia de Zapatero en el hemiciclo porque Chacón acudirá el próximo martes a la Comisión de Defensa a dar explicaciones.
La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, le respondió que el terremoto diplomático provocado por el anuncio de Chacón "ha puesto en entredicho" no sólo al Ministerio de Defensa, sino "a la imagen de nuestro país en el exterior y, sobre todo, frente a nuestros aliados". Y que, por esa razón, debe ser el propio Zapatero, y no Chacón, quien dé la cara en el Congreso.
El PNV cumplió su nuevo papel de ex aliado del PSOE -en represalia por impedir que Juan José Ibarretxe siga gobernando en el País Vasco- y respaldó la petición del PP. Pero los socialistas, auxiliados por los demás grupos, no cedieron. Zapatero, así, se evita el mal trago de justificar ante la Cámara el desaguisado diplomático provocado por el anuncio del repliegue de Kosovo. Y los diputados, de paso, se toman unas largas vacaciones.