27 feb. 2010

SÁBADO 27 DE FEBRERO DE 2010

LA CORRUPCIÓN CLIENTELAR DE NUESTROS PARTIDOS POLÍTICOS Y O CASTA POLÍTICA

Cuando se leen noticias sobre corrupción se puede pensar que las misma por su nivel de alteración de la vida normal o del orden público, pueden sorprender al ciudadano, pero nada más alejado de la realidad. La profesión de político profesional está asimilada e identificada,--salvo raras excepciones- a auténticos vividores y demagogos que utilizando la palabra, el engaño y los medios públicos para acceder o mantenerse en la cosa pública y para obtener riqueza y renta, ambiciones que nunca alcanzarían en la vida privada o mercado normal, puesto que sus aptitudes y actitudes no serían aptas ni para mantener su propio puesto de trabajo. Es digno de recordar que la mediocridad en nuestros políticos está al orden del día, los méritos que alcanzan la mayoría, o provienen de su ecosistema familiar proviniente del antiguo régimen o lo han alcanzado a la sombra y el peloteo de los grupos políticos los cuales mantenemos todos, y que a pesar de ser parte importante de nuestro texto constitucional no han llegado a alcanzar ni una mínima participación de sus supuestos militantes ni han logrado alcanzar --si no fuera por los ingresos del erario público-- solvencia económica propia, en resumen, no han alcanzado al día de hoy la mayoría de edad. Se creen , o nos quieren hacer creer que hay políticos honrados y otros que no lo son, craxo error, nadie se lo cree, ningún político es honrado puesto que desde que ocupa su asiento y toma posesión de sus prebendas, se ha olvidado de estar en contacto con sus representantes, el alejamiento es una constante y el engaño que debía ser punitivo de sus programas electorales una grave estafa. Sólo con llevar a cabo una metodología de investigación elemental y básica, dejaría en evidencia a estos personajes que han formado una nueva clase política, --hoy muy conocida como Casta políticapor su acento de pura antropología,-- nos llevaría a la plasmación y la clara demostración de que susingresos, aunque muy elevados, demasiado elevados, no se corresponden con sus gastos, lo que conduciría a quedar en evidencia social y además en evidencia legal y a rendir cuentas y demostrar de dónde y cómo han obtenido sus rentas para mantener sus niveles de vida y de riqueza o patrimonio. La supuesta corrupción de hoy que salta en Baleares de financiación de partidos políticos, de financiación de no se sabe qué y quién, como se puede ver , afecta a un partido marginal, y desde mi humilde criterio presenta tintes claramente políticos,siempre ha sido el modo de hacer de las marcas dominantes, pero ante todo esto , todos, y especialmente los que tocan parcelas de poder deben de rendir cuentas, deben de dar explicaciones y bajarse al ruedo, y explicarnos, como aquellos que entran descalzos en plazos muy cortos salen muy bien vestidos y muy bien calzados, en mi tierra gallega se dice: "O que non rouba ni herda todo o que ten e merda", algo de cierto de este refrán se puede aplicar a los indecentes que quieren quitarles las haciendas a los pobres, y hasta las jubilaciones para aumentar ellos su renta y riqueza, simplemente son unos... indecentes legales.

Autor: José Carlos Piñeiro Glez, Dtor. de la Voz Periodistica.