18 jul. 2009

No hay como tener un padre político, alcalde de Zaragoza y además Juez, vean una muestra de nuestra justicia


Archivada la causa contra Belloch y su hijastra por insultar a un edil del PP.
Si esto es Justicia que venga Dios y que lo vea.
"Tendrás tanta Justicia como dinero tengas para pagarla" o padre que pueda bendecirte.


R. PÉREZ ZARAGOZA
El juez ha archivado la causa contra el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y su hijastra Beatriz Tirado Soriano. Ambos fueron llamados a declarar tras quedar probado que el concejal zaragozano del PP Sebastián Contín había sido víctima de una campaña de insultos lanzados desde el ordenador de casa de Belloch.
Así lo determinó la investigación policial, que a su vez condujo a la apertura de diligencias por un presunto delito de revelación de secretos puesto que, además de los insultos, desde el mismo ordenador se abrió un blog en internet identificado con el nombre y apellido del edil del Partido P, en el que se insertaron fotografías personales del concejal. La hijastra de Belloch asumió la autoría y eximió de responsabilidad a su padrastro

La justicia y las sentencias según quién y cómo, la legalidad puede ser muestra de una gran ilegitimidad e injusticia, Vean el Tribunal Constitucional

La justicia en este país es más que un cachondeo, los derechos fundamentales están desaparecidos y la justicia se hará en función del color que funcione en cada momento, tristemente creo que está totalmente politizada y paralizada, como muestra el recurso pendiente del estatuto de Cataluña; si no es de acuerdo a nuestras pretensiones, la volvemos a hacer y rehacer.
Los magistrados, algunos de los cuales han pedido tiempo para estudiar el texto, se reunirán de nuevo la próxima semana.

NIEVES COLLI MADRID
Quedan dos semanas para que termine el mes de julio y aún no se sabe con certeza si el Tribunal Constitucional tendrá lista la sentencia del Estatuto de Cataluña antes de que den comienzo las vacaciones judiciales de verano, que coinciden con el mes de agosto. En fuentes del Tribunal se insiste, ahora de igual modo que hace algunos meses, en que la intención es notificar la resolución este mes; pero al mismo tiempo se advierte que hace falta algo más que la mera intención y que no sería de extrañar que la espera se extienda hasta el mes de septiembre.
Lo cierto es que pese a las interminables deliberaciones -en medios judiciales se considera que después de tanto tiempo el debate termina irremediablemente «enquistado»- el Pleno no ha conseguido aún cerrar un acuerdo mayoritario sobre las cuestiones «fundamentales». Así las cosas, los magistrados siguen dándole vueltas al tercer borrador de sentencia, que les fue entregado por la ponente, Elisa Pérez Vera, el pasado lunes.
Reducir el número de folios
Ese mismo día, el Pleno estuvo reunido durante poco más de una hora, pues varios miembros del Tribunal pidieron tiempo para estudiar el borrador antes de iniciar el debate. Los diez magistrados no volvieron a tocar la cuestión, aunque sí está previsto que vuelvan a reunirse la próxima semana. Es intención del Tribunal, según fuentes jurídicas, reducir sensiblemente el número de folios de la sentencia -para lo que se ha optado por eliminar citas de resoluciones anteriores-, de tal forma que en lugar del millar inicialmente previsto, estén por debajo de los 800.
Las fuentes consultadas ven muy complicado que la sentencia pueda estar lista en lo que queda de julio y opinan que, de ser así, mejor que darla a conocer en agosto es posponer su notificación al mes de septiembre. En cualquier caso, la presidenta del TC, María Emilia Casas, ha habilitado agosto, lo que significa que el Tribunal podría quedarse sin vacaciones.
A medida que pasan los meses sin acuerdo sobre el Estatuto catalán, van pesando sobre las espaldas de los magistrados otras preocupaciones, ajenas a las cuestiones puramente jurisdiccionales. En medios próximos al Tribunal Constitucional se recuerda cómo se aproxima la fecha de la siguiente renovación parcial del Tribunal (la que corresponde al Congreso, en noviembre de 2010) sin que se haya llevado a cabo la anterior (que corresponde al Senado y tenía que haberse producido en diciembre de 2007). En ella tenía que haber salido, junto a otros tres vocales, la presidenta Casas.
Se está reduciendo el número de folios, que ya no llegará al millar y se quedará en unos ochocientos
La cada vez mayor cercanía en el tiempo de ambas renovaciones parciales va en perjuicio de los magistrados que aspiran a sustituir a Casas en la presidencia, pues no sólo ven cómo se reduce el tiempo que les queda para presidir el TC antes de ser ellos mismos renovados, sino también cómo se van extinguiendo sus posibilidades de ser elegidos. Según es tradición en la institución, siempre se nombra al presidente de entre los cuatro vocales que pertenecen al tercio más antiguo. Si éstos tienen a su vez que ser renovados, podría saltar el turno.
Al TC y a la sentencia del Estatuto se refirió ayer la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en cuya opinión el Tribunal «no ha estado a la altura» porque «retrasa por motivos políticos» su decisión. La dirigente popular indicó que, «con independencia» de lo que diga la sentencia, el Estatuto contiene previsiones «absolutamente contrarias» a la Constitución y el PP, añadió, tiene «razones jurídicas» para defender esta tesis.