9 mar. 2010


El informe de CEOE sobre los sindicatos en España

Los liberados sindicales cuestan 250 millones de euros anuales a las empresas.

UGT y CCOO tienen la inmensa mayoría de los 300.000 delegados sindicales que hay en España
La patronal CEOE ha conseguido contabilizar el número de liberados sindicales que hay y cuánto dinero les cuestan a las empresas.
Según recoge Expansión.com en un artículo de M. Valverde titulado "Los liberados sindicales cuestan 250 millones de euros anuales a las empresas", en las compañías españolas hay 4.127 personas que dedican todo su tiempo al derecho recogido en la Constitución, la Ley Orgánica de Libertad Sindical y el Estatuto de los Trabajadores, de "defensa y promoción de los intereses de sus representados". Todo ello, con el derecho a conservar su salario como los demás trabajadores y de acuerdo con lo establecido en el convenio.

UN COSTE DE MILLONES DE EUROS
El ejercicio de este derecho por parte de los liberados sindicales supone para las empresas un coste de "más de 250 millones de euros al año, sin contar el coste de reposición y/o la productividad asociada" al ejercicio del puesto de trabajo concreto. O, dicho de otra manera, sin contar lo que puede costar a la empresa el trabajador que sustituye al liberado sindical y lo que deja de producir éste para la empresa.
La CEOE ha distribuido el Informe sobre la representación sindical en España, que tiene en cuenta un coste laboral medio de 50.000 euros anuales, incluyendo el salario y la Seguridad Social.
UN REPRESENTANTE POR CADA 39 TRABAJADORES

Precisamente, el informe data en 300.000 el número de delegados sindicales en España, esto es, que hay un representante de los trabajadores por cada 39 empleados en las compañías españolas.
En conjunto, las horas de actividad sindical en las empresas controladas por la CEOE ascendieron el año pasado a 7.300.000, pero en el conjunto de la Economía, teniendo en cuenta también la negociación sectorial, se elevaron a 60 millones de horas sindicales.

LA MICROEMPRESA
Los datos de la Seguridad Social recogidos por el informe dicen que, a finales de 2009, había 1.332.090 empresas inscritas. De éstas, 1.302.672 tenían menos de 49 trabajadores y no tienen la obligación legal de tener un comité de empresa. Con plantillas entre 50 y 249 trabajadores hay 24.716 y, a partir de esa dimensión 4.702.
De acuerdo con la organización empresarial, en las Administraciones Públicas hay 42.944 delegados o representantes de los trabajadores, entre los que pertenecen a los funcionarios y a los contratados laborales.

EL PODER SINDICAL
UGT y CCOO tienen la inmensa mayoría de los 300.000 delegados sindicales que hay en España. Las centrales de Cándido Méndez y de Fernández Toxo están en el diálogo social, porque, electoralmente, son las más representativas en toda España.
Hay otros sindicatos de carácter profesional que aun siendo más pequeños dominan sectores estratégicos. Por ejemplo, SEPLA en las líneas aéreas o los conductores de Renfe.

Reproduzco un artículo de Lezcano en memoria de los UMEDOS de la Guardia Civil, él también está en el grupo de luchadores.

Me gustaría dedicar estas breves líneas a unos demócratas convencidos, los cuales se vieron sometidos en democracia a toda serie de injusticias, atropellos e incluso torturas por defender nuestra Carta Magna y querer acercar el Cuerpo de la Guardia civil al ciudadano. Para muchos jóvenes estos personajes serán desconocidos e incluso no entenderán porque siguen siendo maltratados injustamente por el mundo político y por el Gobierno, el cual se muestra como paladín de los derechos constitucionales, mientras estos ciudadanos demócratas convencidos, siguen sumidos en el olvido más profundo, ya que incluso pueden suponer un obstáculo en la memoria histórica tan promulgada por el Partido Socialista, pero cuyos miembros fueron una pesadilla en la época de Luis Roldán.Con su olvido y su falta de reconocimiento público, lo únido que está demostrando este Gobierno es que tiene miedo a que sean aireadas públicamente las laceraciones a las que sometieron en los años 80/90 a los servidores del Orden Público, sin embargo aquellos que nos vimos obligados a luchar con capuchas, para no ser reconocidos, ecracelados y torturados nunca borraremos de nuestros cerebros aquellos hechos, muchos de los cuales en la actualidad siguen sucediendo sobre aquellos guardias civiles que destacan en la defensa del colectivo.De una manera indigna en los años 80/90 cualquier guardia civil que se atreviera a solicitar derechos para los miembros de la Institución, acababa en Centros Psiquiátricos y paradójicamente en la actualidad, acaban siendo retirados por baja psicológica debida a los acosos sufridos por el Cuerpo, o expedientados continuamente.Como homenaje a aquellos defensores de los derechos constitucionales voy a reproducir un artículo de la revista clandestina "Guardia Civil democrática", que sacó en los años 90 la Unión Democrática de Guardias Civiles y en la que publicaba un artículo de Diego Caballero, redactor entonces de Diario 16. Dicho artículo decía lo siguiente:"El cabo Rosa Recuerda se querella contra la Guardia Civil por presuntas torturas"Manuel Rosa Recuerda se querellará contra sus superiores de la Guardia Civil por un presunto delito de torturas. Detenido en los calabozos del Cuartel de Montequinto, el cabo realató ayer a tres parlamentarios como un grupo de guardias le glopeó repetidamente en la sede de Capitanía de Sevilla, hasta donde se le trasladó en un primer momento.El cabo primero de la Guardia Civil, Manuel Rosa Recuerda, promotor de la Unión Democrática de Guardia Civiles (UDGC), presentará una querella criminal por un presunto delito de torturas contra los responsables del mando que el pasado viernes ordenaron en sevilla su detención y posterior incomunjicación en los calabozos del cuartel de Montequinto.En el texto de la denuncia consta que fueron un teniente, un sargento, un cabo primero y cinco guardias civiles los que le propinaron el viernes una tremenda paliza, dentro de las dependencias de la Capitanía General de Sevilla, en un despacho anexo al de Antonio esquivasLópez Cuervo, el Juez togado Militar número 22 que ordenó su detención. Como consecuencia de los golpes sufridos, el cabo Rosa sufre magulladuras y hematomas por todo el cuerpo y presenta un hueso dislocado en su mano derecha.Así se lo hizo saber ayer tarde Rosa Recuerda a los tres parlamentarios que le visitaron en su celda del cuartel sevillano de Montequinto, Luis Carlos Rejón, Felipe Alcaraz y el senador malagueño Antonio Romero, que van a formular una pregunta al ministro de justicia Enrique Múgica para que haya una intervención urgente en el caso de la justicia ordinaria. Romero quiere que Múgica ordene una investigación para depurar responsabilidades.Elñ cabo pidió a sus superiores en Capitanía la asistencia de un forense civil, pero en todo momento hubo negativas terminantets a que pudiera contar con asistencia letrada. Estas consideraciones también aparecen en la denuncia que Rosa Recuerda, detenido en multitud de ocasiones en los últimos tres años.En esta ocasión se decretó su auto de procesamiento porque el cabo no acudió al tribunal médico militar que debía examinarle en Sevilla, en relación con su posible baja de la plantilla por inutilidad, dado que padece artrosis en una rodilla y está sometido continuamente a radiaciones.Con arreglo a las conversaciones que mantuvieron el cabo y los parlamentarios, Rosa Recuerda explicó a sus superiores que debía permanecer en Capitanía hasta la llegada de su abogado, Jesús López de Lemus, con el que aún no ha podido contactar. A la una y media del mediodía llegaron en actitud amenazante un grupo de guardias, los encargados de propinarle los tres primeros puñetazos, "el principio de una soberana paliza".Al parecer a medida que iban golpeando al cabo, los guardias hacían una especie de recordatorio por cada puñetazo: Este lo recibes en nombre del Director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, este otro de parte del coronel y el tercero dedicado al teniente coronel.-El verdadero culpable de esta situación es el PSOE, el que tiene la llave del calabozo en el que está este hombre que tanto ha luchado por la democracia dentro de la Guardia Civil. Es una verguenza que sea el PSOE el responsable de sus numerosas detenciones, encarcelamientos y ahora torturas y de que la Constitución no pueda entrar en los Cuarteles-. Con estas palabras resumió el senador Romero su encuentro con el cabo, tras añadir que pudo comprobar la serie de hematomas que presenta en piernas y brazos.Por otra parte, según informa Arturo cenzano, el sargento de la guardia civil Jose Luis Cervero fue detenido ayer en Madrid bajo la acusación de alentar el sindicalismo clandestino en la Benemérita.Según la esposa del detenido, el sargento Cervero fue interceptado por dos vehículos cuando circulaba por la calle Ibiza de Madrid, tras haber efectuado unas declaraciones en la emisora antena-3.En esta entrevista, el guardia civil aludió a los objetivos de la denominada Unión democrática, promovida por el cabo Rosa.Curiosamente -y añadó de mi cosecha-, 21 años después este párrafo sería perfectamente aplicable: -El verdadero culpable de esta situación es el PSOE, el que tiene la llave del calabozo en el que está este hombre que tanto ha luchado por la democracia dentro de la Guardia Civil. Es una verguenza que sea el PSOE el responsable de sus numerosas detenciones, encarcelamientos y ahora torturas y de que la Constitución no pueda entrar en los Cuarteles-.