30 nov. 2011

Ahora en el caso Urdangarín entra un conde, en nada la puta madame de águila roja.España una casa de Zorras guardadas por la Justicia silente

Un país democrático es el que elige a sus representantes de forma democrática y no por el tipo de sangre que corre por sus venas, que al parecer es la misma para todo ser humano, no hay razón para enquistar la no elección activa y pasiva.


En el caso Urdangarín como otros y en el Campeón como otros, todo quedará igual, no pasará nada, el color de la justicia en función de la realeza o de la situación o color político o rentas que se tengan. Urdangarin, hace tiempo que marchó para EEUU pagado por todos para echar tierra por medio y evitar a la justicia partidista y putrefacta que asola el suelo Español.


Si no me creen, vean, sentencia condenando a Felipe González , el Rey Sol, por el TEDH, no pasó nada, Caso Guerra, Filesa, Malesa, Fondos Reservados, Roldán, Gal, siemens, Banco de España, Narciso Serra, Corrupción bancaria, Amedo y Dominguez, Lasa y Zabala, Operación Columna, Faisán, Negociación con ETA, y ....., no pasa nada, han robado mucho y han arruinado España, no ha sido una gallina, como todos son una banda de cuatreros y la justicia es muda, los trapos sucios los lavan en sus reuniones privadas, no pasa nada y a seguir robando y engañando al ciudadano, mejor dicho como en la edad media: a los súbditos del reino de España


Ahora va de condes, mañana de madames, así se llaman en los altos lugares, conocidas por el vulgo como putas, claro que pagamos todos.


JOSÉ MANUEL ROMERO MORENO ES CONSEJERO JURÍDICO PRIVADO DEL REY


Don Juan Carlos encarga al conde de Fontao que asesore en la sombra a Urdangarín


El rey Don Juan Carlos ha encargado a José Manuel Romero Moreno, conde de Fontao y marqués de San Saturnino, que asuma discretamente el papel de asesor jurídico de Iñaki Urdangarín, presuntamente implicado en el desvío de fondos públicos a un tupido entramado societario del que también formaba parte su esposa, la infanta Cristina de Borbón, según han revelado a El Confidencial fuentes cercanas a la Casa Real. El aristócrata no llevará directamente la defensa del yerno del Rey, pero le guiará en la sombra acerca de la estrategia a seguir.
El conde de Fontao, doctor en Derecho y presidente del bufete Romero Moreno Abogados, es íntimo amigo del jefe del Estado y asesor jurídico externo de la Casa Real, además de patrono de más de media docena de fundaciones y consejero de Patrimonio Nacional, el organismo público que custodia los bienes del Estado para uso y disfrute del monarca y su familia. El aristócrata, que ya ha mantenido varios contactos con Urdangarín desde que estalló el escándalo, rehusó ayer responder a las numerosas llamadas de este diario.
Romero Moreno asesora jurídicamente a Don Juan Carlos en sus asuntos privados desde 1993, cuando el entonces jefe de la Casa del Rey, Fernando Almansa -sustituto del ya fallecidoSabino Fernández Campo-, le propuso trabajar al servicio de la Corona mediante unestatus de consejero no oficial del monarca, según las fuentes consultadas. El conde de Fontao fue, por ejemplo, el representante legal del Rey y sus hermanas, las infantas Pilar yMargarita, en la operación inmobiliaria para la venta en 2002 de Villa Giralda, la residencia de su padre, Don Juan de Borbón, en la lujosa urbanización Puerta de Hierro de Madrid.
Don Juan Carlos ha elegido al conde de Fontao para manejar entre bambalinas un asunto tan espinoso como el caso Urdangarín no solo por la plena confianza que el monarca tiene depositada en este jurista y miembro de la nobleza de 71 años, sino, sobre todo, por su condición de asesor externo. Esta circunstancia, según apuntan las fuentes consultadas, dista mucho de ser baladí: el Rey pretende que la marea del escándalo desatado por los turbios negocios de su yerno no se lleve por delante el prestigio, ya considerablemente dañado, de la institución monárquica. Y para ello resulta fundamental desvincular por completo a la Casa Real de la defensa de Urdangarín.
Negocios privados, defensa privada
Esa es la razón por la que el monarca y el actual jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, han evitado poner el caso en manos del Servicio Jurídico del Estado, dependiente del Ministerio de Justicia. No se trata, ni mucho menos, de que La Zarzuela pretenda dejar a Urdangarín en la estacada; entre otras razones porque si el duque de Palma resulta imputado, como se da prácticamente por seguro, podría arrastrar en su caída a la infanta Cristina. Pero sí, al menos, de transmitir a la opinión pública que Urdangarín asumirá su defensa, y no la Casa Real, porque solo él es responsable de sus negocios privados y de las consecuencias jurídicas que se deriven de ellos.
Romero Moreno, según las fuentes consultadas, habría aconsejado ya al yerno del Rey qué bufete de abogados debe representarle ante los tribunales. El nombre de ese despacho jurídico aún no ha trascendido, pero lo que sí parece seguro es que no será Adolfo Prego, como se había especulado en algunos medios, quien se hará cargo de la defensa de Urdangarín. Fuentes cercanas a Prego, magistrado de la Sala Penal del Tribunal Supremo en excedencia y ahora socio del bufete Ramón Hermosilla & Gutiérrez de la Roza, han asegurado rotundamente a El Confidencial que ni este despacho ni el propio Prego son representantes legales del duque de Palma.
Este diario se puso ayer en contacto con Ramón Iribarren, responsable de Comunicación de la Casa Real, para conocer los detalles de la implicación del conde de Fontao en la defensa de Urdangarín. A la pregunta de si Romero Moreno asesora jurídicamente al yerno del Rey, su lacónica respuesta fue: "Que yo sepa, no".


Comentarios de los súbditos que pagan las madames: --Por cierto deberían de condenarlos a la guillotina--


37 .- ¿Alquien se juega un euro a que NO PASARA NADA con todo este tema del yerno? Para que eso no fuese asi en este pais deberia haber una verdadera independencia judicial, que evidentemente no tenemos. Y si algo falla para eso esta el Constitucional, y si no..... pues un indulto, al que nunca hara falta llegar.
36 .- Teniendo en cuenta la documentación que obra en el procedimiento y las declarciones del socio de Urdangarin, dudo mucho que ese abogado amigo de Borbón pueda hacer algo para evitar lo que las pruebas ponen de manifiesto.Lo mas probable es que los indicios racionales de criminalidad sean evidentes y que tanto Urdangarin como Cristina Borbón acaben siendo imputados y juzgados. De todas formas podría ocurrir que se destruyesen pruebas, se coaccionase o sobornase a testigos y a otros imputados etc, con la finalidad de evitar que este asunto implique el procesamiento de Cristina Borbón y quizá también de Urdangarin. Con la excusa de lo que se llaman intereses de estado se hacen muchas cosas contrarias al estado de derecho. Desde hace mucho tiempo creo que los españoles no somos iguales ante la ley y estos Borbones son capaces de muchas cosas con tal de seguir okupando la jefatura del estado.En el actual jefe del estado tenemos ejemplos muy claros: La traición a los principios del movimiento, la entrega del Sahara a Marruecos,su implicación en el 23 F y negocios que podrían ser ilegales tipo comisiones etc.
35 .- #27 Creo que otra inoportuna enfermedad del Rey o agravamiento de las existentes podría ser la salida a que este año no hubiera discurso real o fuera inesperadamente corto.No podrá tocar temas económicos, la crisis, el paro ,cuando tiene a unos familiares tan próximos enredados en asuntos tan graves como apropiaciones indebidas de dinero público y otros delitos anexos por millones de euros, cuando el país está como está.
Indiscutiblemente, caso de hacerse, tendrá una gran audiencia esperando sus palabras.
Ya han visto que tanto Iñaki como la infanta Cristina han perdido mucho peso y están evidentemente desmejorados de aspecto.Si aparecen por Madrid ,la expectación será máxima y no creo que se expongan.
Por ahora, la consigna es alejar por unos meses la imputación, esperando que se calmen las aguas..y los periódicos.
34 .- Borbón sabía que su yerno estaba metido en negocios, mucho antes de que comenzara la investigación judicial. Es mas, Borbón no se opuso a que Urdangarin se promocionase incluyendo a su mujer y al secretario de esta. Este tipo de medidas se toman ahora que ha saltado el escándalo,antes lo mandaron a Washington con un trabajo de mera representación de Telefónica retribuido con un millón de euros anuales,mas casa, colegios y escoltas [ Esto último 400.000 euros a costa de los españoles],el resto se lo pagaraon los accionistas de Telefónica motivo para protestar en la junta general de accionistas cuando se celebre.Borbón trata de proteger a su hija pero lo tiene dificil por mucho que la exculpe Urdangarin en sus declaraciones puesto que hay documentación que implica a Cristina Borbón. Lo que esta claro es que la hija y el yerno del Rey, se han aprovechado, con el conocimiento de este, de ese parentesco para,mediante el tráfico de influencias, lucrarse engañando a varias administraciones públicas y a Hacienda.En el fondo, nada nuevo ya que hay muchas probabilidades de que Borbón se haya enriquecido ilicitamente a base de comisiones ilegales relacionadas con el petróleo importado etc
33 .- Borbón sabía que su yerno estaba metido en negocios, mucho antes de que comenzara la investigación judicial. Es mas, Borbón no se opuso a que Urdangarin se promocionase incluyendo a su mujer y al secretario de esta. Este tipo de medidas se toman ahora que ha saltado el escándalo,antes lo mandaron a Washington con un trabajo de mera representación de Telefónica retribuido con un millón de euros anuales,mas casa, colegios y escoltas [ Esto último 400.000 euros a costa de los españoles],el resto se lo pagaraon los accionistas de Telefónica motivo para protestar en la junta general de accionistas cuando se celebre.Borbón trata de proteger a su hija pero lo tiene dificil por mucho que la exculpe Urdangarin en sus declaraciones puesto que hay documentación que implica a Cristina Borbón. Lo que esta claro es que la hija y el yerno del Rey, se han aprovechado, con el conocimiento de este, de ese parentesco para,mediante el tráfico de influencias, lucrarse engañando a varias administraciones públicas y a Hacienda.En el fondo, nada nuevo ya que hay muchas probabilidades de que Borbón se haya enriquecido ilicitamente a base de comisiones ilegales relacionadas con el petróleo importado etc- Autor Fuente . José L. Lobo

En España sólo pagan y van a la cárcel los pobres.

Se habla y mucho de la Operación Campeón, y se habla porque se ha descubierto que puede afectar a un golfo más, de los muchisimos que campan por la cosa o costra de la casta política pancista y vividora. Pero lo cierto es que ninguno va a sufrir más que el descrédito de los medios de comunicación social durante una temporada para seguir bien apoltronados en las cámaras de representación o en algún puesto donde tengan unos grandes sueldos y unas grandes ventajas sociales y económicas.


Al señor Blanco no le va a pasar nada, al fin y al cabo es un eslabón más en la corrupción que genera el PSOE y nuestro bipartidismo, ya tiene su jubilación como diputado asegurada, compatible con otros puestos y la jubilación será muy elevada y se reirá de la ciudadanía que cobra pensiones miserables y que no goza de los privilegios sociales que tienen los exdiputados que sólo con las indemnizaciones por disolución de las cámaras y de una atacada cobra más de un solo golpe que toda la vida de un jubilado. En fin la justicia para los súbditos al igual que el colegio público y la sanidad, y la justicia para los desgraciados que pagan las facturas y además no tienen derechos. El caso Campeón, la Operación Columna, la Carioca, caso Corcuera, Vera, Roldan, Fondos Reservados, corrupción judicial, Filesa y Matesa, Amedo y Dominguez, etc, etc como son de ellos no se pude exigir justicia, están como los Dioses por encima del bien y del mal. Ahora nos tenemos que preguntar ¿Dónde están los valores, dónde están los derechos humanos, dónde estan los principios y valores democráticos, dónde el estado social de derecho y democrático? la respuesta está en la propia pregunta, en el secuestro de la democracia que desde hace años ha llevado a cabo esta casta política corrupta con la que hay que terminar, y subsidiariamente en sus bolsillos de color rojo.

Narciso Serra, el Vicepresidente del Gobierno que espió al Rey y a quién más, Operación Columna y Felipe González, su maestro

NARCÍS SERRA, el terror...Publica La Vanguardia “nadie le pregunta si tiene alguna responsabilidad en las dificultades de Catalunya Caixa”.


Rafael del Barco Carreras


Barcelona 30-11-2011. Aunque calificar de “dificultades” a de hecho una inmensa “quiebra fraudulenta” es suavizar demasiado uno de los grandes problemas catalanes y españoles, la financiación por el desfalco generalizado a sus cajas de ahorros, el artículo no tiene desperdicio. Si ayer catalogaba de Fascista al Régimen Español por una de sus más impactantes y generalizadas manifestaciones, La Gran Corrupción, hoy al leer el artículo del lunes en La Vanguardia que me apunta un comentarista, reafirmo lo de fascista por el terror franquista y hasta veneración que irradian ciertos personajes. Se convierten en intocables, absolutos, y en Barcelona, como amparado por una terrorífica ETA Narcís Serra personifica la “omertá” gansteril. No en vano su partido por los 80 se financió con el chantaje, y cuando alcanzó el Ministerio de Defensa y la Vicepresidencia, con los servicios secretos a su mando, espió del Rey para abajo, lo que significa que siguió chantajeando, puro gansterismo.Vuelvo por enésima vez sobre tan indeseable individuo porque por fin leo en la “prensa oficialista” la frase que adjunto al título… ¡pedir responsabilidades! Me produce cierto cosquilleo la idea de que el periódico y sus periodistas José Martí Gómez o Feliciano Baratech que tanto ayudaran a Narcís Serra y Javier de la Rosa (el estafador y extorsionado) contra mí por los 80, iniciara una campaña para “pedirle responsabilidades” por la mayor de las quiebras fraudulentas de las abundantes en las finanzas catalanas.Reproduzco tal cual el artículo sobre el fiasco socialista, supongo muy celebrado en CIU, porque como una de sus víctimas antepongo mi derecho moral al de la propiedad intelectual: “Abrigándose en la calle NicaraguaLos capitanes seguirán a cubierto, mientras el socialismo catalán se vuelve irrelevante como el valenciano Antoni Puigverd Artículos 28/11/2011 - 00:00h Hace ya 17 años, en el congreso de Sitges (1994), el núcleo que dirige el PSC tomó el poder. Aplastando a los obiolistas, controlaron el partido de modo leninista (como hacen, por cierto, todos los partidos). Cooptación de cargos dirigentes. Genuflexión previa a la entrada en las listas a parlamentos, alcaldías, concejalías, diputaciones. "Quien se mueva...". Un poder sin fisuras, sí, pero extraño: aplastado Obiols, el grupo vencedor en lugar de situar al frente a José Montilla (o a cualquiera de los hombres fuertes del núcleo que dio en llamarse "capitanes"), entregó el PSC a un político de los llamados de Sant Gervasi, que regresaba de Madrid bastante quemado: Narcís Serra (1996).Serra es un personaje listísimo y exitoso que siempre, incluso en las peores circunstancias, logra que le retraten de buen perfil. Lo hemos visto recientemente: nadie le pregunta si tiene alguna responsabilidad en las dificultades de Catalunya Caixa. El liderazgo de Serra, poco activo en apariencia, aportó detalles relevantes. Contribuyó a consolidar el poder de Miquel Iceta, que manda desde muy joven. Iceta pilotó la unidad de las juventudes en 1979, está en la ejecutiva de Barcelona desde 1982, en la del partido desde 1984 y, por si fuera poco, se encargó de los análisis del complejo presidencial de la Moncloa, que Serra dirigió como vicepresidente (1991-1995). La segunda aportación de Serra es la candidatura de Pasqual Maragall a la Generalitat (1999), que seguramente no hubiera sido posible en una dirección exclusivamente formada por los capitanes. Que Maragall no era santo de la devoción del grupo dirigente lo demuestra su dimisión de la alcaldía de Barcelona (1997), incomodado por la fiscalización política a que le sometía Antoni Santiburcio, concejal y secretario de la federación de Barcelona.La presencia de Serra sumada a la candidatura de Maragall (1999-2003) y a su corta presidencia de la Generalitat (2003-2006) contribuyen a crear una imagen del PSC muy distinta de la real. En apariencia, es un partido con dos almas (la catalanista y la españolista, la metropolitana y la de Sant Gervasi). Dos almas que, supuestamente, transaccionan, se reparten los papeles y sintetizan una ideología. No hay, en la política catalana, tópico más inconsistente y menos fundado.El PSC no tiene desde 1994 más alma que la de este extraño grupo dirigente que, pese a controlar con mano de hierro los intestinos de la organización, no se atreve hasta el año 2000, con Montilla, a encabezar el partido con un rostro propio. Seguramente Freud podría explicar, tras largas sesiones de psicoanálisis con los Iceta, Montilla, Zaragoza, Sala y compañía, por qué en 1994 y 1996 en lugar de optar uno de ellos al liderazgo del partido, que acaban de conquistar en un congreso, lo entregan formalmente a Serra. Y por qué no dieron un paso al frente en las elecciones a la Generalitat de 1995, cuando Obiols, ya defenestrado, renunció a perder por enésima vez (sólo Joaquim Nadal, alcalde y periférico, tuvo el coraje de dar un paso al frente). Y por qué apoyaron a un candidato como Maragall, por el que sentían tanta extrañeza (no mayor, es cierto, que la del propio Maragall hacia ellos). Maragall cosechó en 1999 los mejores registros del PSC en unas elecciones catalanas: 1.183.299 votos, 52 escaños. Aunque superó a Jordi Pujol en votos, no pudo gobernar. Cuatro años más tarde, con menos fuelle personal y menos votos, llegó a la Generalitat. Los tres partidos que le sostenían le crearon problemas. Pero el más duro fue, con o sin razón, el propio PSC. Finalmente, en el 2003, Montilla logra 796.173 votos y 37 escaños. Incluso en Cornellà tuvo menos apoyo que Maragall. El arraigo del alma supuestamente metropolitana quedaba en entredicho, pero la reedición del tripartito lo disimuló. La hecatombe del año pasado evidenció lo que cualquier observador atento sabía: que el PSC avanza de inercia, recoge votos para el PSOE pero no aporta valor añadido: ni discurso, ni arraigo ni proyecto.Para renacer, el PSC debería refundarse. Pero la confección de las recientes listas a Madrid demuestra que sucederá lo contrario. Iceta y compañía hablan de unidad y de renovación consensuada. Ni asumen sus responsabilidades ni quieren marcharse. Es la lógica de la conquista. Sólo un grupo interior más fuerte podría obligarles. Pero ellos filtran la representación en los congresos. No es extraño que los candidatos alternativos a dirigir el PSC se muestren tan discretos y miedosos: quieren renovar, pero no pueden ofender a los que mandan. El grupo que controla el PSC desde 1994 seguirá abrigándose en la calle Nicaragua mientras el socialismo catalán se acerca sin prisa pero sin pausa a los niveles de irrelevancia del socialismo valenciano.”Dice que el Partido debería “refundarse”, yo diría que disolverse, desaparecer, extirpado como uno de los peores cánceres de la Historia Catalana. Maragall, el escudero que rematara desde el Consorcio de la Zona Franca por los 80 la primera de las grandes financiaciones del PSC, la de Javier de la Rosa. Y elevado a Alcalde continua el Plan de la Ribera, la gran obra de Narcís (el paradigma de la especulación y recalificaciones, la Burbuja Inmobiliaria) en conjunción con los grandes propietarios de la zona costera barcelonesa y Samaranch o Pedro Durán Farell de Catalana de Gas o Gas Natural, de la que ahora Narcís es consejero ¿pagándole pasados favores? La sintonía y primera asociación de Narcís con Roca Junyent, y la sociovergencia recalificadora con Jordi Pujol, que aunque La Vanguardia no lo cuenta resulta tan parte de esta historia como esas anécdotas sobre Montilla, un muchacho del grupo inicial cercano a Sala (el extorsionador oficial y condenado) o su pupilo Iceta, personajillo con el encanto y maneras de Narcís Serra. Las portadas de hoy son reflejo y consecuencia… de las manos en que cayeron España y Cataluña… un atajo de…