4 ago. 2010



Motivos por los que no se cumple la resolución aprobada por unanimidad en el congreso de los Diputados el treinta de Septiembre del año 2009 en rehabilitación de los HUMEDOS de la Guardia civil incumpliendo el mandato del legislativo.


La rehabilitación de los líderes y pioneros en la democratización y profesionalización de la Guardia Civil preocupa desesperadamente a altas personalidades políticas por sus hechos no ajustados al ordenamiento juridico constitucional vigente.

Hace ya muchos años, más de treinta, que un grupo de Guardias Civiles democráticos convencidos y bajo el liderazgo de un excelente y valiente compañero, el inimitable , Don Manuel Rosa Recuerda, conocido por todos , por el : Cabo Rosa, iniciaron una lucha para asentar en los cuarteles y en la vida diaria lo que en la calle era normal, asumir el cambio constitucional y la constitución Española del año 1978, aprobada pacíficamente por todo el pueblo de España. Ello no fue baladí, inmediatamente comenzaron las graves persecuciones que nadie supuso ni podía imaginar bajo el paraguas y la cara de un país democrático y con la vigencia de un texto constitucional garantista de los derechos humanos. A la vista de la historia no nos podemos extrañar de nada, bajo la presidencia de Felipe González Márquez,apodado en la Institución como el Rey Sol, se han llevado a cabo los actos más abyetos e inasumibles que un gobernante ha podido llevar a cabo, calificándolos sin riesgo de que se me presente una querella criminal, que sólo bajo el paraguas de una dictadura de corte nazi se podían materializar, como gravísimos hechos delictuales propios de un régimen totalitario y nazi –No nos debemos olvidar que éste con la política se hizo muy adinerado y descansa al lado de su vecino el Rey de Marruecos firme defensor de los derecho humanos, sobre todo de las mujeres--. En este caso el paraguas era la ilegalidad, los fondos reservados, la nueva casta política y la utilización partidista de la justicia, de la policía y de la Guardia Civil, condimentada por la utilización de las estructuras burocráticas Franquistas, que tanto han criticado los sociolistos del PSOE. Solos y con una valentía inusual, fuimos nosotros un grupo de Guardias Civiles que nos negamos a ser utilizados contra la Ley y contra la Constitución, contra nuestro pueblo, plantamos cara y por toda España, durmiendo en los coches de nuestros compañeros, alojados en las casas de nuestras compañeras, sin dormir y dando ruedas de prensa en los montes bajo las capuchas denunciamos la gravedad de los hechos que venían ocurriendo. El Gal, los fondos reservados, Segundo Marey, Lasa y Zabala, Caso Roldán, Caso Corcuera, Filesa Malesa, Caso Corcuera y colaterales sin descubrir, Operación Columna etc. Etc, casos que aún siguen pendientes y que pondremos encima de la mesa en el momento oportuno.

El Movimiento Democrático de la Guardia Civil, surge sin la menor duda para garantizar que el pueblo español fuera autor de su destino en una España igualitaria, democrática y donde la realidad democrática fuera real y no una pantomima montada por los fondos Flik y por los acuerdos entre Arias Navarro y un descamisado maniobrero llamado Felipe González, que sirviéndose de la propia dictadura y de sus promesas falsas , solo anhelaba el poder para su utilización personal y particular. El Movimiento Democrático de la Guardia Civil surge y se organiza para detener el secuestro de la democracia y para poner coto a la carrera de vulneración legal que se venía sucediendo.

Nadie nos puede negar lo que nosotros vimos, padecimos, sentimos y con mucha rectitud nos negamos a hacer, somos por desgracia para ellos , testigos de lo que en España se hizo, que nos llevó al secuestro de la Democracia. Podemos decir, y decimos que no han pagado los que debían hacerlo, podemos decir y decimos que en su sitio pagaron los menos responsables, y saben muy bien que lo que digo es muy cierto, siempre como los más cobardes del reino han permitido que fueran otros los que asumieran las culpas que sólo ellos debían y tenían que asumir. Recuerdo cuando en Etcharri Aranaz, el Capitán reclutaba a los Guardias civiles por los años 1990, para pegar tiros y defender al régimen, --por supuesto no al constitucional--, recuerdo como en el comedor me ordenó el capitán incorporarme a la guerra sucia y me negué por dos veces y lo amenacé , si no retiraba el ofrecimiento, en instruir diligencias,recuerdo inclusive y teniendo mala memoria el montaje de la figura de Garzón para tapar otras situaciones políticas no interesantes electoralmente, recuerdo el acuerdo de la plaza de Santa Ana con Belloch interesado en ser el nuevo Presidente del Gobierno quitando de un plumazo a Felipe González, recuerdocuando el Sr. Benegas en su despacho de Ferraz, nos pedía silencio debido a que el Ministro Belloch ya había reordenado los pagos a Amedo y a Domínguez, y después del paso de los tres meses de gracia que les di, después de proceder a nombrarme presidente sin presentarme a las elecciones, --la elección la hizo el Ministro Belloc dedocraticamente--, recuerdo cuando el Teniente Coronel de la 522 comandancia de Navarra, me llama y me indica si contaba con nuestro apoyo por lo de Argel, recuerdocuando mi Capitán en Tudela me llama y me cuenta lo de la guerra sucia y el Gal y nos pide colaboración y silencio, es decir, podía y podiamos recordar muchas más cosas que mucho le preocupan a estos gobernantes que tristemente han gobernado a España y sumiéndola en la ruina, gobernantes que pertenecen al partido que actualmente nos gobierna. Pero sobre todo recuerdo que todos los que han sido sumisos a actos como los que he relatado han vivido una carrera brillante y se han situado en lo más alto del escalafón, aunque no tuvieran méritos para ello, o los méritos que tienen no sean estrictamente profesionales. Yo que no soy un buen recordador todavía recuerdo los errores y los fallos que esta nueva clase de políticos que nos dirigieron cometieron y que fue clave para que nosotros estemos hoy de pie y en guerra: “No tuvieron en cuenta que luchar contra los hombres que los sustentan y que manejan información y dentro de casa es una misión imposible, una guerra que sin la menor duda lleva al suicidio especialmente del que más poder tiene”, y si en frente tiene a profesionales bien instruidos para la guerra asistemática el error es triple.

Solo un error les llevó y llevará de nuevo al fracaso, el luchar contra nosotros, nosotros que manejábamos mucha información y porque no decirlo, la seguimos manejando –Ellos lo saben por las escuchas que las 24 horas nos vienen haciendo en justificación de controlar lo que ellos llaman OPERACIÓN OGRO o emergencia nacional—y nuevamente su corto análisis es una hipótesis cumplida perderán no una batalla sino la totalidad de la guerra

La situación no es la misma, ha cambiado, la situación lejos de ser igual se ha modificado y hoy podemos demostrar que lo que veníamos diciendo y decimos es una realidad, justificada con pruebas documentales,como es la grave y delictual Operación Columna, que hoy va por su sexta fase, la sentencia del más alto tribunal de derechos humanos Europeo TEDH de Estrasburgo, que condenó al gobierno de España, al gobierno democrático y en democracia y el cambio obligatorio en la regulación profesional de los Guardias Civiles para ajustarse a la legislación nacional e internacional. Y si queremos dar más razones para ver la ilegalidad o el conjunto de ilegalidades nombrar la PNL presentada por Rosa Díez del Grupo de UpyD, que se aprobó por unanimidad en la comisión de interior en sesión de fecha treinta de septiembre del año 2009, la cual fue remitida para su cumplimiento al gobierno de Zapatero y que aprobada por todos los escalones del interior de la propia Guardia Civil al igual que por la cámara de Diputados , yace paralizada en el cajón del Director General de la Guardia Civil y de la Policía por mandato político a la espera de la oportunidad política de turno.

Una vez más tenemos que señalar: Nosotros no somos moneda de cambio política ni esperamos oportunidad política en interés de algún grupo de esta casta política, siempre hemos estado y apostado por los derechos humanos y por los derechos constitucionales y será nuestra actitud siempre, exigimos y exigiremos que se repare los derechos que ilegalmente se nos restringió al igual que nos reparen nuestros perjuicios al igual que el de todos nuestros compañeros vivos o muertos y por lo tanto el de sus familias.

Vuestro miedo es comprendido, vuestras maniobras políticas desde la órbita de algún Ministerio o interesado con mucho poder y otros maniobreros no nos van a hacer retroceder ni un paso en la conquista de nuestros objetivos, llevamos treinta años en ello, y podemos deciros que tenéis perdida la guerra, ni con juego sucio, ni con juego ilegal seréis capaces de borrar la gravedad de vuestras acciones ni esconder la delictual Operación Columna, los Gal, Roldán, Vera, Fondos Reservados, y un cúmulo de actos ilegales cometidos contra el pueblo que os exigirá justicia, más temprano que tarde.

Por último, recordar los nueve años y medio que nuestro querido compañero el Cabo Rosa,soportó, en arrestos y detenciones ilegales –Sentencia TEDH-- mencionar la sentencia del Tribunal Constitucional del año 1993, que aún hoy sigue sin ejecutarse en la que se legalizaba la asociaciónUnión Democrática de la Guardia Civil –UDGC—, la cantidad de miles de compañeros que por solicitar sus derechos constitucionales calificadas como conductas atípicas fueron ingresados en los Psiquiátricos de Ciempozuelos, Sant Boi de Llobregat, y el el Gómez Ulla, donde pacen sus expedientes para verlos y como no a los que miles de compañeros que fueron encarcelados por en democracia solicitar una asociación cultural y deportiva y los derechos humanos constitucionales que nuestro ordenamiento jurídico le correspondían. Y para finalizar, aconsejaros, especialmente al Director General de la Guardia Civil, que la resolución aprobada y visada favorablemente por todos sea ejecutada de manera urgente e inmediata es lo mejor para todos, poner fin a una situación que nunca se debió dar, para evitar que la tontería se ponga en primera fila para ser vista.

Fdo. José Piñeiro Pte del SUGC Por los Herechos Humanos. Y periodista.

Interior le ‘pasa la pelota’ a Defensa a la hora de cumplir la readmisión de guardias civiles apartados por reclamar sus derechos.
Izquierda Unida siempre ha estado respaldando a los demócratas de la Guardia Civil, y el Ministerio cada vez que abre la boca es para mentir, los expedientes están paralizados en el cajón del DGGCP, con el visto bueno de toda la Guardia Civil, sólo intereses políticos los paralizan.
La UGC , la Unión de Guardias Civiles, por escrito ha pedido explicaciones para que aclaren los motivos de no cumplir las resoluciones y muy especialmente se depuren responsabilidades por la grave Operación Columna que han sufrido los Guardias Civiles democráticos, operación delictual cometida bajo el reinado de Felipe González.


El secretario de Estado de Seguridad responde por carta a una misiva enviada por Gaspar Llamazares hace más de tres meses que es a Defensa “a quien corresponde en su caso, la revisión de los expedientes afectados por la PNL y decidir si, en aplicación de la legislación vigente, procede o no la reintegración de los guardias civiles afectados al Cuerpo”.
El Ministerio del Interior le ‘pasa la pelota’ al Ministerio de Defensa a la hora de cumplir una proposición no de ley (PNL) aprobada en la Comisión de Interior del Congreso por todos los grupos parlamentarios hace casi un año, en septiembre de 2009, relativa a la readmisión en el Cuerpo de aquellos agentes de la Guardia Civil que en los últimos años habían sido expulsados del servicio por reclamar y ejercer sus derechos de asociación.
Así se desprende de la carta fechada el 30 de julio remitida al portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, por Antonio Camacho, secretario de Estado de Seguridad, en respuesta a la misiva que el diputado le mandó tres meses antes, el 26 de abril, interesándose por la aplicación efectiva de la citada iniciativa parlamentaria.
Camacho señala en su misiva a Llamazares que “a través de mi Gabinete he recabado el expediente a Guardia Civil. Del estudio del mismo se desprende que, teniendo en cuenta el reparto competencial que sobre el Cuerpo ejercen los Ministerios del Interior y de Defensa, es a este último al que corresponde en su caso, la revisión de los expedientes afectados por la PNL y decidir si, en aplicación de la legislación vigente, procede o no la reintegración de los guardias civiles afectados al Cuerpo”.
“Por tanto es ese Departamento quien debe suministrar la información solicitada”, apostilla el secretario de Estado de Seguridad en su carta, en la que aprovecha amablemente para trasladar a Gaspar Llamazares que “quiero, en primer lugar, disculparme por la tardanza en contestarte, e informarte de lo que corresponde al Ministerio del Interior sobre dicha proposición”.
El texto de la PNL en cuestión, original del Grupo Mixto, fue modificado posteriormente a través de una enmienda de sustitución que fue votada por todos los grupos parlamentarios y aprobada en los siguientes términos en la Comisión de Interior el 30 de septiembre de 2009: “El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a revisar de manera inmediata e individualizada los casos de guardias civiles expedientados por reivindicar sus derechos constitucionales, anulando a todos sus efectos todas las sanciones injustas”.
Llamazares afirma que “no acabamos de entender ahora esta bicefalia Interior-Defensa a la hora de gestionar temas tan delicados como estos. Nuestra sorpresa va más allá cuando estamos viendo que la Justicia está atendiendo los recursos presentados por un nutrido número de agentes a raíz de otro hecho distinto al referido en la PNL, como fue la macro manifestación de guardias civiles en enero de 2007 en Madrid. Ahí sí que Interior se consideró competente para imponer un número muy importante de sanciones de tres meses hasta un año de suspensión de empleo y sueldo por faltas ‘muy graves’ a los guardias civiles que se concentraron en defensa de sus derechos”.
“Nos encontramos –señala Gaspar Llamazares- ante una posible indefensión de los agentes, que ven cómo les puede sancionar un ministerio, pero que ante una iniciativa aprobada mayoritariamente en el Parlamento a su favor se encuentran con el mismo problema que los diputados, que no sabemos a quién debemos pedir finalmente explicaciones dentro del Gobierno sobre lo que está ocurriendo. Pero de todo esto lo más importante es que este caos lleva a que estos guardias civiles sigan soportando en sus vidas y en su profesión unas graves sanciones que nadie corrige”.

Publicado por La Voz Periodistica