25 dic. 2009

Los UMEDOS de la Guardia Civil veinte años después ganaremos la guerra contra el estado nazi instaurado por Felipe González.

Los que sufrimos las maniobras delictuales nazis del estado dirigido por el Rey Sol, Felipe González no nos olvidaremos nunca de lo que es vivir en una democracia ausente sin respeto para los derechos humanos y constitucionales; ni la sentencia del TEDH que condenó a España y a su Gobierno han sido capaces hasta el día de hoy de corregir sus graves hechos , los cuales entre otros llevó a la cárcel más de nueve años a nuestro querido compañero y amigo El Cabo Manuel Rosa Recuerda, simplemente por peticionar poder peticionar una asociación cultural y deportiva, curiosamente ganó el recurso de amparo en el TC en el año 1993 y la administración no ha ejecutado y cumplido la sentencia emitida por el alto tribunal, curioso pero real , un estado donde los grupos políticos hablan de la ley, de su cumplimiento y hace añicos los derechos de sus ciudadanos, lo mismo que con el alto tribunal Europeo de derechos humanos.

Ayoze García. Las Palmas de Gran Canaria



Portada de uno de los documentos relativos a la 'operación Columna'. / Canariasaldia.com

Unos de los afectados por la 'operación Columna', que se inició hace 20 años para sofocar el asociacionismo en el seno de la Guardia Civil, cuenta su experiencia para Canariasaldia.com.


A finales del pasado mes de septiembre, se aprobaba una Proposición No de Ley (PNL) presentada por Unión, Progreso y Democracia (UPYD), cuyo texto definitivo es el siguiente: "El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a revisar de manera individualizada los casos de guardias civiles expedientados por reivindicar sus derechos constitucionales, anulando a todos sus efectos aquellas sanciones manifiestamente injustas".

José Piñeiro es uno de esos agentes "represaliados" y que ahora esperan un reconocimiento. Según declara a Canariasaldia.com el también presidente del Sindicato Unificado de la Guardia Civil (SUGC), esta iniciativa parlamentaria supone el primer paso para cerrar el que podría considerarse uno de los episodios más oscuros y desconocidos de la historia reciente de España: la operación Columna, que se habría puesto en marcha a finales de 1989, hace justo 20 años, para sofocar el llamado "movimiento sindicalista clandestino" dentro del Cuerpo.



Intervención de Rosa Díez en defensa de la PNL para la readmisión de guardias civiles expulsados.

"Se nos atribuyeron delitos con pruebas y antecedentes penales falsos, y se detrajeron recursos de otros asuntos como la lucha antiterrorista", asegura Piñeiro, quien cifra en unas 80.000 las personas afectadas por esta operación supuestamente orquestada desde la propia cúpula de la Guardia Civil que en aquel momento dirigía Luis Roldán.

"Montaron mi detención con pruebas falsas, a través de un periodista", relata José Piñeiro, que en la actualidad no ejerce como guardia civil. Episodios como el suyo aparecen reflejados en un dossier al que ha tenido acceso este periódico con 100 páginas de documentos sobre la operación Columna, que en su mayor parte aparecen clasificados como secretos y fechados entre 1988 y 1991.

Entrevista 'amañada'

En concreto, un informe de 12 de julio de 1990 y donde figura el encabezado del Servicio Central de Información de la Dirección General de la Guardia Civil da cuenta sobre las acciones para la "desarticulación del comité del SUGC de Vigo".

"Provocar algún hecho para obtener una prueba"



La documentación sobre la operación Columna contemplaba la posibilidad de "provocar algún hecho para obtener una prueba", siempre y cuando se solicitara antes a los superiores.

Sigue leyendo...

Antecedentes en Canarias



Una nota deja entrever asimismo que ya en 1985 había preocupación por las "conductas atípicas" que a juicio de los superiores se pudieran presentar entre los guardias civiles canarios.

Sigue leyendo...

Siguiendo instrucciones de un juez togado para "completar las pruebas que se deducen de la intervención telefónica en curso", el autor de informe expone la necesidad de "que el guardia segundo José Piñeiro González, objetivo número 13 de la 'operación Columna', conceda y celebre una entrevista a cualquier representante de un medio de comunicación social", así como de que "la entrevista sea publicada" y que "se recoja en las escuchas la concesión de la entrevista y comentarios sobre la publicación de la misma".

Según este mismo informe, "a través de un colaborador del Servicio, relacionado con los medios de comunicación social, la entrevista fue concedida y celebrada". Se deja constancia, por último, de que "la concesión de la entrevista y, posteriormente, su contenido han quedado reflejados en las escuchas telefónicas a las que está sometido el objetivo".

Consecuencias

Escuchas telefónicas a familiares y amigos de los agentes, fabricación de pruebas... "y miles de compañeros que han sido ingresados en psiquiátricos", asegura Piñeiro. No es la primera vez que un medio de comunicación se hace eco de estos supuestos hechos relacionados con la operación Columna.

Sin embargo, el presidente del SUGC se muestra moderadamente optimista ante los últimos acontecimientos: "Queremos que se nos meta en la memoria histórica a los guardias civiles que hemos sido represaliados. Hubo unanimidad en el Congreso el 30 de septiembre respecto a la Proposición No de Ley presentada por Rosa Díez, y el Gobierno la está tramitando para reingresar a todos los guardias civiles que fuimos separados del servicio por solicitar una asociación cultural y deportiva".

José Carlos Piñeiro considera además que "el ministro Rubalcaba está cumpliendo su palabra, y lo que hemos pedido es una investigación profunda, aunque sea callada, y que se depuren responsabilidades".

Y aunque el presidente del SUGC afirma tajantemente que "la operación Columna sigue en marcha", y que es "de tal calibre" que afecta a otros aspectos como la lucha contra el terrorismo, concluye: "Estamos dispuestos a cerrar todas las heridas, siempre y cuando se garantice el respeto a los derechos humanos".


No hay comentarios: