20 sept. 2012


La juez de Vigo imputa a 40 empresas más en el millonario fraude fiscal de facturas falsas

Hacienda extiende la investigación a todas las firmas que facturaron con Las Cinco Jotas

U. FOCES - VIGO La presunta trama del millonario fraude fiscal mediante facturas falsas destapado en Vigo, que habría permitido a empresas del sector de la construcción – tanto de obra pública como privada–, defraudar unos 50 millones de euros en el IVA y el Impuesto de Sociedades, sigue creciendo. La magistrada del Juzgado de Instrucción número 6 ha imputado ya a otras 40 empresas, con lo que el número de firmas implicada ronda las 250. 
Hacienda ha extendido la investigación a todas las empresas que facturaron con el grupo vigués de Las Cinco Jotas, donde la Fiscalía y la Agencia Tributaria sitúan el núcleo de creación de la trama. En concreto se comprueban todas las facturas relacionadas con Carpintería Las Cinco Jotas de Galicia S.L., Promotora Ases. y Montajes Galicia SXXI S.L.; Inversiones Pecho de Vigo S.L., Fábrica de Casas de Madeira S.L., Renovación de las Cinco Jotas de Galicia S.L. y Chita de Las Cinco Jotas de Galicia entre los años 2005 y 2007.
Las declaraciones de los empresarios imputados continuaron ayer en el juzgado vigués. Fue un visto y no visto. Varios de ellos se acogieron a su derecho a no declarar, mientras que el responsable de Darzal, Consultoría y prevención SL tendrá que volver otro día al posponerse su interrogatorio. Esta es una de las firmas a las que se atribuye una de las mayores defraudaciones de impuestos. Inicialmente la juez le fijó una fianza millonaria, unos 3,5 millones de euros par ahacer frente a posibles responsabilidades por presunta falsedad documental y delitos contra la Hacienda Pública, si bien se encuentra en fase de recurso. 
Entre las empresas investigadas figuran importantes adjudicatarias de obra pública, caso de Movex Vial, Exconsa y Sercoysa. También hay otras como Feyju, vinculada a la familia propietaria Alfageme, una conservera que se encuentra en fase de liquidación por concurso de acreedores. 
Además del Impuesto sobre el Patrimonio y el IVA, la investigación judicial se centra en el Impuesto de la Renta de Personas Físicas de algunos autónomos que habrían facturado cantidades superiores a los 100.000 euros a Las Cinco Jotas. Muchos de ellos eran ciudadanos rumanos que desconocían que se estaban utilizando sus datos, aunque otros siguen imputados porque se sospecha que eran conscientes de la facturación irreal. Este es el caso de pintores, fontaneros y electricistas que realizaron en solitario y en tiempo récord trabajos "imposibles de ejecutar" por una única persona, según las actas de la Inspección.
En algunos casos, empresarios adjudicatarios de obra pública han podido demostrar ya que se negaron a pagar y devolvieron facturas que consideraban incorrectas porque no cumplían los requisitos exigidos. Otros implicados esperan poder demostrarlo. "Nosotros les comprábamos materiales, casetas de obra, fibra de vidrio... Siempre nos facturaron por suministro de material. En ningún caso nos facturaron por trabajos. Confiamos en que se demuestre de que, por nuestra parte, no hubo nada irregular. Nos investigan por esas facturas, como a todos los que han tenido cualquier relación comercial con ellos", explica el responsable de una de las firmas implicadas. El elevado número de imputados obliga a la juez tomar declaración todas las semanas.

No hay comentarios: