29 jul. 2012


EUROPA EXIGE A ESPAÑA QUE CUMPLA LAS DIRECTIVAS Y LOS REGLAMENTOS Y LA MAYORÍA DE LOS ESPAÑOLES TAMBIEN.

El PP  y el PSOE forman desde hace más de treinta años la casta política que genera el caos en España, han tomado el país bajo supuesta legalidad democrática para secuestrarla, dando forma a sus ansias de control y poder, llegando a materializar actos contrarios a cualquier ordenamiento jurídico legal -- Operación Columna, Gal, Operación Campeón, los trajes del Valenciano etc -- ahora no son responsables de nada y se rumorea que están en un proceso de convergencia para fusionar ambas entidades creando el nuevo PRI a la mexicana, para no perder la teta. vean.

El acuerdo con los taxistas después de la salvaje manifestación demuestra una vez más la estupidez de la casta política. El derecho a la libre empresa, al trabajo, y el derecho a que cada español que quiera pueda comprar un auto y dedicarse al taxi no puede seguirse conculcando basado en razones de que ya hay muchos taxis. Si seguimos obviando la normativa europea y la española, directiva 123/2006, leyes Omnibus y Paraguas, España seguirá en el vagón de cola y rompiendo el compromiso con la obligación de cumplir el ordenamiento vigente Europeo. 

No exigimos que no nazcan más españoles porque hay pocos empleos, no exigimos que no se establezcan más bares o cafeterías porque ya hay muchas o porque unas no son rentables y otras sí. Son los clientes, los consumidores los que eligen y en base a su elección hacen que el mercado y la sociedad progrese y se adapten a la realidad social y del mercado.

El nuevo retroceso al no permitir el acceso de todos al taxi,  el seguir permitiendo que se negocie con las licencias que son de todos, seguir manteniendo que no podamos montar tantos taxis como estimemos precisos según nuestros intereses, y  en forma individual o en sociedad, pone una vez más al descubierto las graves taras de nuestro mercado e impide a nuestros jóvenes acceder al mercado y al trabajo  en igualdad de condiciones, sólo nos quedaban las farmacias y los procuradores, ahora los taxistas como seres únicos y privilegiados, sin razón y para la pobreza de todos. ¿Qué dirá el Tribunal Defensa de la Competencia y Europa ?

No hay comentarios: