17 jun. 2012

Narciso Serra, célebre Pianista Vicepresidente del Gobierno de Felipe Gonzalez, época de la Gran corrupción y de la Operación delictual Columna. La casta política actual


Un cara dura , es capaz de todo, hasta de jurar que no conoce a su madre.
Vean su historia cuando era Vicepresidente del Gobierno. Su arte principal en el Ministerio de Defensa: Tocar el piano, espiar a toda la sociedad por métodos ilegales, hasta espió al Rey, y hacerse multimillonario.
Su valor histórico principal con su corrupto Felipe González : "Arruinar España y llevárselo todo".
La cárcel es un mal menor para este golfo y su amigo --Operación Columna y otras---, la mina y los trabajos forzados, que no se lo deseo, debería ser su castigo. El es uno de los mayores responsables de lo que ha pasado en España. En fin un golfo más que se permite el lujo de decir cosas que no se las creen ni en su casa, y vivir de nuestro dinero pasando por una persona decente. ¿Dónde está la justicia y la democrácia? posiblemente en el camión de la basura de la corrupción.



(O experto en economía en dos tardes)


El expresidente de Caixa Catalunya Narcís Serra en una sorprendente entrevista emitida esta semana en el canal de televisión 8TV, Serra revela situaciones inauditas ocurridas durante los años que ocupó la presidencia  de Caixa Catalunya.

Serra asegura ahora que advirtió de la delicada situación de la entidad tanto al Banco de España y a la Generalitat como a la Diputación de Barcelona, entidad fundadora de la caja. Y que todas estas instituciones, dice, hicieron oídos sordos y desvela que advirtió de que había que dar un golpe de timón en la gestión de la que era la segunda caja de Cataluña.

Pero los intentos de Serra no se quedaron ahí, según revela ahora. “Fui a ver al Gobernador del Banco de España –entonces Miguel Ángel Fernández Ordóñez–, y al inspector, y me decían: 'no todas las cajas son iguales, ni hablar de un golpe de timón, su dirección es aceptada por el Banco de España'. Pero aun así, a final de año, le puse al presidente de la Diputación de Barcelona en la disyuntiva de que o había giro o yo dimitía y fui a buscar el mejor director general que pude”, en alusión al actual presidente de CatalunyaCaixa, Adolf Tudó, que llegó ese año como director general de Caixa Catalunya.

Serra revela situaciones inauditas ocurridas durante los años que ocupó la presidencia de Caixa Catalunya. Por ejemplo: “En 2006 pedí una reunión con la entidad fundadora –la Diputación de Barcelona– y la Generalitat y me dijeron que todo iba muy bien. Porque en 2006 no había ningún indicio de crisis económica. “Y yo les dije que no, que no iba bien”.

Además, según cuenta ahora, los consejeros de la entidad no tenían ni idea de lo que se traían entre manos. En cuanto llegó tuvo que organizar “un curso de una hora para los miembros del consejo, que no tenían la preparación suficiente para evaluar las cuentas de la caja”.

A partir de entonces Serra dedicó mucho tiempo a dar conferencias, muchas en Madrid, para convencer de que  el problema de las cajas era sistémico y proponiendo que “se crease un banco de suelo”, lo que ahora se denomina banco malo. “Como ciudadano tenía que haber explicado con más vigor y empeño lo que iban a ser las consecuencias de la crisis”,lamenta. Narcís Serra asegura que se dio cuenta de la crisis en 2007, cuando Olivier Blanchard dijo, durante una conferencia en el Círculo de Economía en Sitges, que “se estaba sembrando la semilla de la tormenta perfecta”.

Este no es más que otro ejemplo de las causas de la caída del modelo de las cajas de ahorro, gracias a que personajes como éste han estado en sus consejos de administración por al sistema de reparto inventado desde los principales partidos políticos españoles.

No hay comentarios: