18 jul. 2010

La fuerza no procede de las capacidades físicas. Proce de una voluntad invencible.

No hay comentarios: