25 jul. 2010

Habilidades para trabajar en Equipo delegar y saber utilizar todos nuestros potenciales

Autor: José Piñeiro, Periodista y director de la VozPeriodística

Es imprescindible compartir la célebre frase de Rockefeller «no hagáis jamás vosotros mismos lo que puede ser realizado por otro. Si sois responsables de un departamento, elegid los mejores de vuestros subordinados, darles la formación necesaria, distribuid entre ellos vuestras tareas, y sentaos confortablemente y buscad cómo la empresa puede ganar más dinero », interpretada según el entorno específico de cada uno de nosotros. Utilicemos al máximo esta gran herramienta que es la delegación, dadas las numerosas ventajas y beneficios que el delegar correctamente tiene, tanto para el que delega, como para la persona a la que delegan, y por descontado para la organización en la que se hallan integrados. Mi vasta experiencia como ejecutivo, pero también como consejero, coach y formador, me permite hacer la advertencia, en general, de que si delegamos pero realizándolo bien, tomando en consideración el buen número de aspectos a tener en cuenta para que la delegación sea apropiada, ya que en caso contrario, posiblemente todos lo habremos vivido de cerca, o en nuestras propias carnes, los resultados suelen ser malos o funestos. Qué importante es tener bajo control los terribles ladrones del tiempo: las reuniones interminables, ineficaces y frustrantes, la gran pesadilla del correo electrónico, el inoportuno e insistente teléfono, las interrupciones inapropiadas y las visitas inesperadas, como Ladrones más destacados. Como bien decía Napoleón «Hay ladrones a los que no se les castiga, pero que nos roban nuestro más preciado tesoro: nuestro tiempo» y a continuación mencionaba qué incongruentes somos los hombres. Como contrapunto, debemos saber aprovechar inteligentemente los «tiempos muertos», durante nuestros viajes en tren, AVE, avión o autobús, nuestras esperas, etc. La tarea de planificar --Planificación Previa Pertinente Previene Pobres Resultados-- y programar eficazmente nos va a permitir ahorrar mucho tiempo en tareas operativas facilitando la consecución de aquellos objetivos que nos hemos establecido. Los tiempos difíciles con los que nos enfrentamos requieren la máxima utilización de nuestras capacidades y habilidades. Debemos ser capaces de asimilar y cribar con rapidez y eficacia la gran cantidad de información que nos llega cada día, debemos ser capaces de generar más y mejores ideas y por tanto, ser más creativos e innovadores y con uso de lo que denominamos inteligencia exitosa, de aprender con mayor eficacia y de acuerdo a nuestras específicas características personales, aprendiendo a aprender y a desaprender a lo largo y ancho de nuestra vida. Por ello, el aprender siguiendo nuestro particular estilo de aprendizaje y utilizando herramientas tan potentes como los mapas mentales nos permitirán seguir siendo competitivos en el complejo y cambiante entorno que nos ha tocado vivir. La optimización tanto de nuestro tiempo como de nuestra energía, así como la potenciación de nuestras habilidades neuronales nos aportarán un potente rayo de luz en el entorno actual que sin duda es competitivo y muy globalizado y sólo apto para los creativos y los innovadores.

No hay comentarios: