29 nov. 2009

Los Presidentes del Celta de Vigo, se acusan, quién fue, quiés se llevó el dinero, lo ignoran.

El ex presidente acusa a Mouriño de crear un agujero de 34 millones.

Horacio Gómez pasó al ataque para proclamar su inocencia y total tranquilidad, además de acusar a Mouriño de crear un desfase de 34 millones de euros en su dos primeros años, de llevar al Celta a la ruina económica, deportiva e institucional. Aseguró que está dispuesto a volver. «Por el Celta hago lo que sea y estoy muy preocupado porque lleva tres años en puestos de descenso a Segunda B».
Gómez Araújo confía en salir indemne del proceso. «Quiero que se celebre el juicio cuanto antes para demostrarle al celtismo mi inocencia», comentó mientras daba capital importancia al voto particular de Pérez-Bouzada: «Nosotros no hicimos nada ilegal. Actuamos como el resto de los equipos del fútbol español, el problema del Celta fue descender a Segunda y no volver al año siguiente».
Gómez sostiene que «Mouriño generó más deuda en dos años que nosotros en todo nuestro ciclo. Su agujero fue de 34 millones», apuntando que «me equivoqué y cometí el error de vender el Celta a Mouriño».
En cuanto al perjuicio causado a los acreedores, que tuvieron que perdonar el 85% de la deuda, el ex presidente indicó que «yo no metí al Celta en la concursal. Mientras nosotros estuvimos siempre pagamos a los proveedores, a los jugadores y a los empleados».

No hay comentarios: