11 oct. 2006

Un poco de historia, carta abierta al Sr. Gobernador Civil año 1992

Reproducimos esta carta publicada en muchos medios escritos de comunicación en el año 1992, hace ya muchos años, para que se pueda comprobar que en esas fechas nuestro equipo de trabajo sabía bien lo que hacía y la información que se trababa, dando después con el paso de los años razón a muchas denuncias que eran constantemente desmentidas desde el poder, esta carta fue publicada en varias editoriales y es el fruto de el trabajo de Guardias Civiles Democráticos que fueron perseguidos con la más baja saña y modos dignos de un régimen estalinista, siendo muchos ingresados en cárceles y en psiquiátricos, vaya nuestro homenaje a su trabajo colectivo y a su fe en una sociedad limpia y transparente, si bien es cierto que los laureles se los han llevado otros, eso era lo que menos nos importaba. (reproducción original publicación)
Supongo que el ilustrado señor gobernador JP, habra leido la última novela de Leonardo Sciascia, Una historia sencilla, un ejercicio de razón sobre el papel de los investigadores y una crítica ácida de la frágil esfera de la política italiana, sumante contaminada por poderosos grupos de presión financiados en gran parte por la mafia. Las similitudes con el caso español son evidentes y, por lo tanto no es necesario ser ningún catedrático para analizarlas y llegar a un resultado simétrico de la situacion entre ambos países europeos y socios de la comunidad Europea. En un episodio más actual, el presidente del gobierno español Felipe Gonzalez, dio instrucciones a su comisario político, el señor fiscal general del estado, para que se cumplieran a rajatabla sus ditámenes y órdenes en la esfera jurídica como muy bien queda reflejado en los casos Guerra, Filesa, Renfe, etc. lo último con lo que el Sr Eligio Hernández nos sorprendió es que todas las denuncias o querellas contra su partido tendran que ir al cesto de los papeles: dando cumplimiento así al principio de legalidad e imparcialidad que rige el Estatuto del Ministerio Fiscal.
Es decir, han institucionalizado el control político de la justicia, control ya de por si bastante palpable desde el inicio de la era socialista en 1982. El PSOE, con la complicidad del PP, que actúa de apéndice, está utilizando y manipulando el poder judicial, ambos se reparten como un botín de guerra instituciones y estamentos de la judicatura (consejo General del poder jucidicial, Tribunales Superiores de Justicia de las CCAA, Tribunal Supremo, Defensor del Pueblo, etc.).
Baltasar Garzón de trayectoria ética y profesional intachable tuvo en sus manos el caso más importate que haya tratado la justicia desde la restauración de la democracia, (El sumario de la Operación Nécora). Pero antes comprobó en propias carnes que el estado de Derecho, como dice el presidente del gobierno también se defiende desde las cañerías. El juez de la audiencia nacional señor Baltasar Garzón vio los claroscuros del caso Amedo, donde todo un ministerio quedaba tocado, y llegó a la conclusión de que las palabras del presidente del Gobierno sobre el estado de derecho eran un realidad.
Al igual que el Juez Falcone, ¿está el Juez Garzón o Bueren en disposición favorable para investigar las tramas del narcotráfico y poder tirar del hilo hasta el final? ¿tienen capacidad para investigar las relaciones entre política y los bajos fondos, entre el poder político y los circulos mafiosos, entre la financiación de los partidos políticos el tráfico de armas y drogas?
No, primero porque el estado, el PSOE, se lo impediría y segundo que es lo más triste y a lo que hace referencia Sciascia, cuado habla de la fragilidad de la justicia, Garzón y Bueren ya han chocado con obstaculos domésticos y con pros internos y esternos que comprometen seriamente el trabajo realizado hasta ahora. Disponen de un presupuesto irrisorio, el número de policías judiciales que tienen asignados es como un experpento de Valle Inclán, el máximo responsable de la lucha de la droga y el contrabando de la Guardia Civil (señorAyuso) se entrevista con el fugado Sito Miñanco, sin orden alguna del Juez Garzón, no se les de ja investigar los centros del blanqueo del narcotráfico en relación el el mundo financiero, carecen de medios humanos y económicos para llegar al final. Ante este panorama cabe preguntarse ¿tienen culpa los jueces y magistrados de la situación del narcotrafico y blaqueo de dinero? aunque no soy ningún juez señorGobernador JP, me puede usted responder a esta preguntas:
Qué hacía el jefe del cártel de Medellín, Pablo Escobar, en la fiesta mitín del triunfo electoral socialista en octubre del año 1982?
¿Por qué lo invito el amigo personal del Presidente Señor Sarasola?
¿Qué hacía el susodicho empresario reunido con Laureano Oubiña y uno de los mayores traficantes de armas y drogas del mundo, ahora en la cárcel?.
Quienes fueron los responsables del desembarco de la familia del narco Mata Ballesteros en La Coruña?
Qué papel desempeña el hermano de Alfonso Guerra en el entramado del Clan colombiano de los Ochoa?.
Por qué el 70% de la cocaina decomisada en España es en Galicia, y España a su vez es la entrada de cocaina en Europa?.
¿De dónde saca todo el dinero el compañero Soto para hacer de su vida privada la vida de un Jeque Arabe?.
¿Por qué su partido se empeña en decir que esto no es Sicilia, cuando este comentario sólo se les oye cuando ustedes desmienten?.
¿Y que hace Carmen Romero en la comisión mixta Congreso Senado sobre drogas?.
A lo mejor , el Señor Gobernador es de la idea de que en la política como en cuanquier situación de la vida cotidiana no existen problemas complejos y todo tiene una visión simple y una respuesta adecuadas a las actuales circunstancias. Coincidiría así en su análisis con un famoso columnista afin al poder en un periódico de la Coruña, que se atreve a decir que el director de cine norteamericano Oliver Stone en su película JFK, relata fantasías y cuentos de Navidad con No-Do incluido. Para finalizar, señor Gobernador el único comentario que me merecen sus declaraciones en un periódico local sobre narcotráfico, son unas palabras muy apropiadas que en su día pronunció Alfonso Guerra, (y por lo tanto no tengo miedo a su posible querella) y que iban dirigidas a un lider minero comunista "A partir de las seis de la tarde ya no articula bien las palabras" Usted Sr. Gobernador , tampoco las articula antes de las seis.
Fdo José Piñeiro, Vicepresidente del Movimiento democrático de la Guardia Civil.

No hay comentarios: